Restaurante Disfrutar: A la sombra de El Bulli


Comida al mediodía para dos un miercoles de Agosto. Local de corte moderno, con muchas referencias a Barcelona y el Mediterraneo. Nos reciben muy cordialmente, sonrisas y simpatía por parte de todo el personal a lo largo de todo el servicio, realmente se esfuerzan en que disfrutes y es muy de agradecer. En la cocina, entre un enjambre de cocineros se encuentran Oriol Castro y Eduard Xatruch, a los que saludamos. Dos de los tres artífices de este restaurante, ex-colaboradores de Adríà en El Bulli, junto a Mateu Casanyas que ahora oficia de jefe en Compartir, el restaurante de Cadaqués del que son también propietarios.

Tienen dos menús, el clásico y el festival, y de cada uno de ellos una versión corta, de 20 platos, a 105€ y una versión larga, de 26 platos, a 145€, en todos ellos, las bebidas se pagan a parte. No cobran ningún impuesto revolucionario por servicio, lo cual es de agradecer. Elegimos el menú clásico en su versión corta. La sumiller es super simpática y atenta, nos recomendó varias opciones (esta vez, desistimos del maridaje) y acabamos optando por un Valdesil blanco, de uva Godello, que nos acompañó toda la comida, en copas Riedel correctas, aunque no demasiado grandes, añadiendo al final dos copas (esta vez sí, Riedel de muy buen tamaño) de tinto Enric Gran Reserva 2002 de la bodega Soler Gibert D.O. penedés, un vino con un fantástico envejecimiento, reflejos atejados y una agradable nariz de chocolate, frutas compotadas y madera fina. Un vino igualmente sabroso en boca y que por lo que comentó la sumiller aún se puede encontrar alguna botella en alguna tienda concreta, a un precio de unos 15€ por botella, para mi un precio excelente. La carta de vinos muy amplia y bien surtida, como suele ser costumbre en los restaurantes de esta categoría, con referencias variadas en procedencia y precio. Los precios por lo que pude ver sobre los 2X.

Estos son los 20 pases que nos sirvieron, con mi puntuación personal.

- Copa helada de fruta de la pasión y ron al café. Buen comienzo para ir salivando (7)
- La remolacha que sale de la tierra. Curiosa presentación (7)
- Lichi y rosas a la ginebra. Muy bonito, parecía un centro de mesa (8)

Estos fueron los 3 aperitivos. Seguimos con:

- Candi salado de nueces con mango, haba Tonka y Whisky. Empezamos con los sabores marcados (9)
- Multipescadito frito con huevas de trucha de rio. Parecido a una tortilla de camarones de las que preparan en el sur, aunque no me entusiasman las huevas (6)
- Disfruta de la oliva. Las esferificaciones made in Bulli, con un excelente aceite y un poco de pan para mojar en el plato. Ya no sorpenden como antes, pero siguen siendo una pasada de sabor (9)
- Galleta de idiazabal ahumado con jugo de apio y manzana. Queso casi helado, en forma de galleta Artiach y el zumo en un chupito aparte. La combinación y el contraste de ambos espectacular (10)
- Yema de huevo crujiente con gelatina de setas. Brutal (10)
- Dumpling de ceps y piñoñes. Otro pase lleno de sabor (10)
- Ceviche en deconstrucción. En formato sopa, curioso. (8)
- Nuestros macarrones a la carbonara. Preparación en mesa, macarrones transparentes, panceta y jamón a tacos y la salsa de queso en formato espuma. Sabrosos aunque los macarrones no tanto como la pasta de trigo, aún así buenos (8)
- Polvorón de tomate y caviaroli de arbequina. Bien (8)
-Ensalada líquida. En vaso de flauta, como un sorbete pero en el que se apreciaban todos los sabores de la lechuga, cebolla, tomate, aceite y vinagre. Curiosa (8)
- Langostinos al ajillo. Con ajo negro y espuma de ajo y perejil. Langostino de gran tamaño, a la brasa abierto por la mitad. Espectacular producto (10)
- Salmonete con papada y ñoquis de berenjena. Otro platazo (10)
- Pichón a la marroquí. Con ras-el-hanout, cus-cus, especias y una espesa salsa de guiso. Perfecto el punto de la carne y plato muy sabroso, broche de oro a la parte salada del menú (10)

Los pases dulces:

- Bocadillo de sorbete de mango. Tipo briox, muy liviano y refrescante (8)
- Cornete de pastel de queso. Contundente y dulce, rico (9)
- Pimientos de chocolate, aceite y sal. Trampantojo que recuerda de las meriendas de niñez, con unos pimientos que no lo son, bonita presentación y chocolate buenísmo (9)
- Algodon de cacao y menta. Simulando los algodones de feria, liviano y dulce para terminar (7)

Finalizamos con dos buenos cafés en la terraza interior en la que por desgracia no nos estuvimos mucho rato debido al calor que hacía. La temperatura en el interior de local perfecta. El precio por dos fue de 260€, pagados muy a gusto, realmente difrutamos y pensamos en repetir en el futuro.

  1. #1

    Atni

    Corrijo, la bodega SolerGibert pertenece a la D.O Plà de Bages ;)

  2. #2

    Abreunvinito

    Un sitio que crecerá...
    Gran sitio para disfrutar. Felicidades por el homenaje.
    Saludos

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar