Restaurante Taurino: Saltó la liebre


Toda bocanada de aire fresco en la anodina oferta gastronómica local es bienvenida. No estamos hablando de cocina de vanguardia, ni tan solo podríamos catalogarla como cocina moderna, pero el mero hecho de apartarse de “la plancha y el guiso” unido al gusto por ofrecer al comensal unas presentaciones mucho más actuales ya permiten clasificar la oferta de este local como novedosa. Ondara ha sido siempre población de servicios, lugar de parada para los usuarios de la N332 que hasta no hace mucho cruzaba todo el pueblo, núcleo de referencia para pequeños pueblos de alrededor… Ello ha provocado la proliferación de bares hasta límites bastante llamativos (una tarde aburrida de domingo llegamos a contar más de 40 bares para una población que por aquel entonces rondaba los 5000 habitantes).

A pesar de ello, y con la honrosa excepción de Casa Pepa (estrella michelín) y un par de “casas de comidas” que ambicionaban un poco más que el mero bar, los restaurantes brillaban por su ausencia. Tanto en unos como en otros se ha impuesto el modelo de las tapas tradicionales (habría que hablar más bien de raciones compartidas al centro que de tapas propiamente dichas). Realmente se come muy bien en mi pueblo y no seré yo quien despotrique de sus bares, pero es cierto que se ha llegado a un punto en el que tan sólo parece viable este único modelo de tapa compartida. La nueva dirección del restaurante taurino, sin romper radicalmente con ese modelo, presenta unas tapas diferentes, aquellas que están triunfando en los abundantes “gastrobares” en las ciudades y parece que la propuesta está calando en la población.

El local no tiene ningún encanto y, para llegar a dárselo, habría que meterse en inversiones que pocos trabajadores “de a pie” puedan asumir. Perdió el aspecto de bar antiguo en una reforma no demasiado alejada en el tiempo, pero, aun así, el lugar no atrae especialmente al comensal. Ello se compensa con la oferta de la que he hablado anteriormente y un servicio atento y educado que, a pesar de su juventud, se nota que tiene rodaje. Este servicio está encabezado por Nelson, cocinero boliviano que proviene de otros restaurantes de la comarca con cierto éxito entre el abundante público extranjero residente en la comarca y, según comentan, con alguna estancia fugaz al lado de Quique Dacosta, dato éste que no puedo contrastar. De esa experiencia se han asimilado muy bien ciertos detalles como la recepción del cliente, no dejarle desatendido en la mesa, el asesoramiento, el funcionamiento de las comandas, un cuidado mínimo en la carta de vinos y un detalle final con el cliente a la hora de la despedida. Bien.

Mesa grande de 8 comensales que decidimos compartir unos entrantes al centro de la mesa (dos platos de cada uno de ellos) con lo cual le dimos un buen “repaso” al listado de éstos. En la carta se pueden encontrar también platos individuales de carne o pescado y, resulta sorprendente, diferentes opciones para desayunar como el famoso english breakfast con una clara “estrategia comercial” de cara a ese público citado con anterioridad.

- Ensalada valenciana: Los ingredientes clásicos presentados ordenadamente y con cierto toque original: lechuga, aceitunas, huevo duro y mención especial para el aguacate (menos común en este tipo de ensalada) y los tomates de cierta calidad (no como esas “esferas rojas” que venden en los supermercados de más tirón aquí en la CV).

- Ensaladilla rusa: Plato excelentemente presentado en forma de montañita alargada y el adorno de la lechuga, tomates cherry y unos chips de yuca de gran tamaño que sustituyen a las anodinas rosquilletas. Textura sedosa que le otorga una presencia notable de huevo duro finísimamente rallado y sabor delicado para un buen plato.

- Patatas bravas: En el territorio de la brava congelada por excelencia, éstas, elaboradas caseramente, alcanzan cotas de éxito inesperadas. Cazuelita negra con un buen puñado de ellas, una mayonesa casera y una salsa brava con un buen punto de picante. Realmente estábamos cenando a gusto.

- Tartar de salmón: Claramente identificable el sabor y la presencia del aguacate. No me pareció un tartar propiamente. Sí en cuanto el corte, pero ausencia de condimentos habituales como alcaparras, pepinillos o salsa Worcester. La ligazón en este caso con una especie de mayonesa de ajo.

- Calamares con costra de allioli: finísimas anillas de calamar de calibre mediano emplatadas sobre una muy rica compota de cebolla y con la coronación de unas lágrimas de allioli de color sorprendente (rosa) gratinadas al horno. Original y rico a la vez.

- Nugets de pollo: el enunciado del plato no se corresponde a la realidad, pero ciertamente no recuerdo el anglicismo que se usa para hacerlo. Porciones de pollo extracrujientes y un lecho de arroz amostazado de sabor sorprendente.

- Cazuelita de patatas, huevos y jamón: Un clásico para rematar una buena cena. Empezábamos a estar saciados. Se agradecen nuevamente las patatas caseras y unos huevos magistralmente preparados por su forma (uso de molde, supongo) y su punto de cocción.

Se pidieron algunos postres para compartir (brownie, macedonia, crepes de chocolate) todos ellos artísticamente presentados pero siendo, según mi criterio, lo más flojito de la cena.

Acompañamos la cena con Martín Códax y Pago de Capellanes. La carta reúne una docena de referencias “de mercado” pero aplicando un criterio mínimo de selección. Se agradece. Cervezas, refresco, aguas y cafés completaron la comanda.

Conclusión: muy buena propuesta gastronómica para Ondara, muchas ganas de agradar y una RCP excelente. Volveremos, sin dudarlo.

  1. #1

    Gabriel Argumosa

    Hola, Toni, el año que viene no sé cómo proclamarán los ganadores de veremeros, pero espero que se estuvo entre ellos en los comentarios de restaurantes, pues a mi criterio así te lo mereces, con tus comentarios de día a día.
    Pero posiblemente el año que viene nos sorprendan con el método los resultados.

    Un abrazo

  2. #2

    Otilio Haro

    Pues porque desarrollas los platos, si no parecen tapas sin más. Tienen que temerte en tu pueblo... "Ieeeee, que ve Toniqueeeeeet"

    Un abrazo

  3. #3

    Antoni_Alicante

    en respuesta a Gabriel Argumosa
    Ver mensaje de Gabriel Argumosa

    Ostras Gabriel. Me dejas perplejo. Sería lo último que habría imaginado, pero sinceramente a nadie le amarga un dulce. Lo realmente importante no es que se reconozca mérito alguno, ni tan sólo el placer de contar. Lo mejor de todo es disfrutar de la mesa como sólo yo sé que lo hago, de las viandas, de la compañía, de los vinos... eso y el reconocimiento sincero a la gente que hace bien su trabajo más aún, si cabe, en esta profesión de "dar de comer". Muchas gracias.

  4. #4

    Antoni_Alicante

    en respuesta a Otilio Haro
    Ver mensaje de Otilio Haro

    Dudo que por aquí lean Verema y que, en caso de hacerlo, lleguen a relacionar la valoración con el cliente (conmigo). Paso por los locales "sin hacer ruido" y jamás nadie me ha sacado a colación mis valoraciones en este portal. En todo caso, soy yo quien teme colgar comentarios sobre locales de aquí por dos motivos: prácticamente todos ellos (den mejor o peor de comer) están regentados por familias que viven de ello y hay que tener mucho cuidado con lo que se dice de ellos y, además, la mayoría no despertarían admiración alguna entre los lectores habituales de Verema. Vaya por delante, eso sí, la admiración y respeto hacia el trabajo de todos ellos.

  5. #5

    Otilio Haro

    en respuesta a Antoni_Alicante
    Ver mensaje de Antoni_Alicante

    Sé de tu discreción y buena fe.

  6. #6

    JoseRuiz

    Pues no está mal, una propuesta sencilla pero bien ejecutada con unos vinos "apañaos" hacen que lo consideres como una opción y no debas coger el coche para ir a la vecina Denia.

  7. #7

    Antoni_Alicante

    en respuesta a JoseRuiz
    Ver mensaje de JoseRuiz

    Pues sí, porqué cualquier día de estos vamos a tener escarmiento con el coche, ya te digo yo.

  8. #8

    Kintiman

    Chaval a ver que dices de Ondara que fue mi pueblo de veraneo en la Marina Alta, jajaja.

  9. #9

    Jeronimo

    Yo diría que pollo al que te refieres es el tipo Kentucky Fried Chicken.

  10. #10

    Antoni_Alicante

    en respuesta a Kintiman
    Ver mensaje de Kintiman

    Veraneo el mes de abril, ¿no? Nada que decir de "tu" pueblo, pues. A ver si vuelves!!!

  11. #11

    Antoni_Alicante

    en respuesta a Jeronimo
    Ver mensaje de Jeronimo

    ¿Nombre?

  12. #12

    Jeronimo

    en respuesta a Antoni_Alicante
    Ver mensaje de Antoni_Alicante

    Pollo Kentucky
    http://www.kfc.es/

  13. #13

    Antoni_Alicante

    en respuesta a Jeronimo
    Ver mensaje de Jeronimo

    Tal vez sí fuesen esos buckets. Más buenos sí, seguro.

  14. #14

    Kintiman

    en respuesta a Antoni_Alicante
    Ver mensaje de Antoni_Alicante

    Abril era? pues yo me bañé casi todos los días en la piscina, jajaja.
    A ver con un poco de suerte si nos podemos volver a acercar y nos juntamos todos para darnos un buen homenaje.

  15. #15

    Pegin

    Verema és Ondarera...
    Lo que más me ha alegrado a mi es escuchar buenas críticas del nuevo Taurino por diferentes personas sin conexión entre si. El boca-oreja está funcionando y ese es un síntoma muy bueno. En breve habrá visita seguro.

    Salutacions Toni!

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar