Restaurante Cabañeros

1
Datos de Cabañeros
Precio Medio:
11 €
Valoración Media:
6.0 10
Servicio del vino:
5.0 10
Comida:
7.0 10
Entorno:
5.0 10
Calidad-precio:
7.0 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: De mercado
Vino por copas:
Precio desde 11,50 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


1 Opiniones de Cabañeros

Si tienes que ir en tren en Sants (Bercelona) y tienes tiempo para comer puedes optar por una de las múltiples franquicias que hay en la estación o buscar algo de comida casera de cuchara en algunos locales que hay muy cercanos (5 minutos andando). Yo lo aconsejo.

Este local es una de las opciones, llena a reventar con mesas apretadas y doblando turnos, pero curiosamente con gente del barrio ya que saludaban por los nombres y, salvo yo, nadie llevaba maleta arrastrada. Muy ruidoso por la cantidad de gente.

En la mesa y con todo muy básico desde los cubiertos hasta la silla pero con sensación de casa de comida del pueblo de hace años y con un Javi en la sala que es un auténtico controlador aéreo que se adelanta a lo que vas a pedir, y un servicio más que rápido sobre un menú de cocina casera que te permite comer incluso igual de tiempo que en una franquicia al uso.

Sobre la mesa, nada más sentarte un plato con un muy buen fuet, ajos crudos, tomate de rama, algo de lomo muy poco curado, un detalle de queso básico y aceite Oleomagina y también Capicua, aunque me quedo con el sabor del primero (y eso que su color más hacia amarillo no hacía presagiar nada bueno). Una copa de vino tinto, un Aranell, vino de mesa de 11º, servido a buena temperatura y dejada la botella en la mesa para repetir si hacía falta (aunque no me atreví).

El menú consistió en un primero de callos con garbanzos, bien cocidos suficientes tropezones y ración buena.
De segundo un entrecotte, básico de calidad, hecho al punto pedido aunque ya llegó algo frío (poco contacto con plancha y plato no caliente, hacen difícil buen punto de calor al servirlo) con unas patatas fritas de compañía algo blandas aunque caseras.
Para postre una crema catalana algo más líquidas de lo acostumbrado y con la capa del caramelo tostado muy crujiente pero demasiado gruesa.

Un café aceptable, fue el único extra sobre le precio del menú.

En el local anuncian también calçotadas.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar