Restaurante La Barra d'en Regué en Olot

Restaurante La Barra d'en Regué

Datos de La Barra d'en Regué
Precio Medio:
34 €
Valoración Media:
6.3 10
Servicio del vino:
5.0 10
Comida:
7.0 10
Entorno:
6.0 10
Calidad-precio:
7.0 10
Fotos:
 
País: España
Provincia: Girona
Localidad: Olot
Dirección: Avda Reis Catòlics 3
Código postal: 17800
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas:
Precio desde 33,35 € (precio más bajo introducido por un usuario)



2 Opiniones de La Barra d'en Regué

Dimos con la Pl. de Catalunya de Olot por casualidad. Y buscando por la zona algo que no fuese cocina más o menos tradicional ni menú de diario, dimos con este local.

Es bastante pequeño y las mesas están muy juntas y son de tamaño justito. Servicio atento y profesional. Nos colocaron en una de las dos mesas que hay en la entrada, a pesar de que el comedor del fondo estaba vacío cuando entramos y no se llenó. Al lado nuestro se puso un grupo de amigos, de esos que el amigo Rsampere calificaría de "so excited", que nos dieron la comida. Carta a base de platillos más o menos "modernos". Carta de vinos bastante extensa para este tipo de locales, aunque no me acertaron demasiado el gusto, ni en las copas ni en las botellas. Tuvimos que pedir que nos cambiasen las copas, ya que las que había en la mesa tenían un tallo tan corto que apenas me cabían los dedos. Precios x2 aprox. Servicio consistente en apertura, prueba y primer llenado.

En general, la comida estuvo bastante bien. La ensalada no la entendí. Me encantan las fresas con plátano, pero con lechuga y foie poêlé no lo acabo de ver. Nos gustó mucho la salsa de las patatas bravas.

Para beber, un par de botellas de agua, una botella de Casal de Armán blanco (20,50€) y un cortado (1,30€).

No me importaría tenerlo más cerca de casa, pero sin los comensales "so excited" :-)

Y unas poquísimas mesas es lo que tiene este pequeño local para deleitar a su clientela con unas excelentes tapas y unos pocos platos de carne y pescado.
Lo que ahora se ha pasado a denominar gastrobar. El pescado salvaje que pone a la venta es el que le traen de las lonjas de Roses y Palamós descartando las especies de piscifactoria y la carne unos fantásticos txuletones de medio kilo o de un kilo que vienen directamente del Pais Vasco.
Diversidad de tapas originales y bien elaboradas.
Eramos tres comensales y no tuvimos otra opción que cenar en la barra a pesar de haber reservado, compartimos una coca de vidre con anchoas de l'Escala y colas de gamba rebozadas con harina de maiz acompañadas de mahonesa de curry y seguimos con cuatro piezas de salmonetes de buen tamaño y un sardo que ya advertía la carta que era para dos personas, fresco fresquísimo y hecho a la plancha en su justo punto de cocción.
Dos cañas bien tiradas de cerveza belga Affligem y una botella de albariño.
Ofrecen una gran variedad y muy buena selección de vinos por copas que se detallan en una pizarra en una de las paredes.
La cocina acorde a las dimensiones del local no da para ofrecer un servicio fluido de los platos por lo que hay demasiada demora entre platos.
Correcta atención por parte de los propietarios.
Local que por pequeño es demasiado ruidoso al estar lleno con el agravante de la música ambiental que para mi gusto es totalmente prescindible.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar