Restaurante Pizzeria Nouva Napoli: Un recuerdo que mejoraba la realidad


He ido muchísimas veces a esta clasica pizzeria sita en Av / Neptuno 25 de Playa Puebla de Farnals. Creo que todos los que veraneamos cerca de allí, hemos sido asiduos durante años e incluso me consta que ha habido gente que ha ido desde Valencia para cenar allí, porque como dicen algunos entendidos, resulta realmente difícil encontrar una buena pizzería en Valencia.

Para los que no conocen el sitio, la pizzería esta en un edificio de dos plantas con terraza. Destacar que si se acude a cenar en temporada alta, es realmente difícil aparcar y además dado el éxito que durante esa temporada tiene el local no reservan mesa, por lo que recomiendo si se tiene interés en comer dentro de los horarios habituales, se acuda pronto, ya que como bien informa la carta: “durante los fines de semana y el mes de agosto, debido a la elaboración artesanal de nuestras pizzas y pastas y a la masiva demanda puede haber una demora de 40 minutos aproximadamente”.

Como empezaba diciendo, había ido en multitud de ocasiones; tanto a cenar como a comer allí, de hecho tengo el recuerdo de que son las mejores pizzas al horno de leña que he comido nunca en la terreta. Sin embargo, esta vez lo vi con otra perspectiva. Como os recomendaba llegué pronto, sobre las 21h para asegurarme de que no me iba a tocar esperar. De hecho tuve suerte y me dieron una mesa en la terraza. Pero estando allí sentada, pensé que realmente no tenía mucha gracia cenar en la terraza, pues la parte donde están las mesas da justo a la calzada de los coches y os aseguro que en verano pasan muchos coches por ahí, por lo que pierde mucho la gracia cenar al aroma de tubo de escape. Definitivamente hubiera sido mucho más saludable pedir una mesa dentro.

El servicio de mantelería siempre es de papel y las copas son las mismas que debieron usar en la inauguración del local y que utilizan igual si pides un vino que un refresco: ERROR!!!

La carta habitual que sacan a la mesa es una hoja plastificada, con lo más demandado imagino. Me consta que tienen cartas encuadernadas, pero en esta ocasión no la sacaron. Esa carta no incluye vinos, por lo que hay que pedir la carta de vinos. No tiene mucha variedad, tintos españoles e italianos, rosados y blancos italianos, cava y champagne y vino por copas, con escaso surtido, como máximo 6 referencias por categoría, las típicas; Lambrusco, Protos, Hoya de cadena y Marqués de Cacerés.

El personal siempre es prácticamente el mismo, por lo que le proporciona al restaurante un entorno familiar, cercano y agradable.
Observando la carta, ya me di cuenta que los precios estaban un poco incrementados, pero bueno, supongo que es consecuencia de la elaboración propia, unido a la localización de playa y la época estival.

Para el centro pedimos un Próvola al Forno de queso ahumado, jamón serrano y orégano. Dado que el punto fuerte de este restaurante es el horno de leña, quería pedir algo elaborado al horno. El plato no implica ninguna complicación y en relación calidad-precio, 8,55 € estaba correcto.

Para comer cada uno se pidió una pizza. Yo como siempre la Prosciuto Cotto, que viene a ser una pizza de tomate, mozzarella, jamón york, aceite de oliva y orégano de toda la vida, pero insisto, el horno le da un toque maravilloso y crujiente. De buen tamaño y con masa de elaboración propia es un plato muy adecuado por 8,90 €. La segunda pizza fue una Funghi elaborada con mozzarella, próvola, setas variadas, speck 'jamón serrano ahumado', orégano y aceite de oliva de 11,20 €.

Cuando la camarera trajo está segunda pizza nos pregunto si le veíamos buen color o pensábamos que estaba un poco blanca. Me parece correcta la atención, pero si de camino a la mesa ves que la pizza esta poco hecha, chica pásala por el horno otra vez y no nos lo preguntes a nosotros, porque no queda muy bien, la verdad.
Para beber pedimos un vino Peñascal de 11€ en carta. El vino no estaba muy frio, por lo que nos sacaron una cubitera, curiosamente la misma que estaba usando una mesa que ya se marchaba. Claro, al estar a la intemperie la cubitera, ya no tenía hielos, sólo agua, por lo que el vino apenas se enfriaba. Circunstancia que comunicamos a una de las camareras, pidiendo que nos añadiera unos hielos. No le hizo mucha gracia pero se llevó la cubitera y nos la devolvió con tres o cuatro hielos, en fin!

Ya no pedimos ni postre ni café, directamente la cuenta, cuyo importe final fueron 39,65 €. Al respecto tengo que decir que las pizzas estaba realmente buenísimas, pero no deja de ser eso y creo que por casi 20 € por persona se puede comer con mucha más variedad y elaboración y más en estos tiempos que corren.

  1. #1

    Abreunvinito

    Pues refrendar casi todo lo que comentas. Es el local más clásico desde que funciona La Puebla.
    En su momento fue una buena referencia de la cocina italiana, además de algunas pizzas como la que comentas o la Calzone, realmente sobresalientes.
    Desde que murió uno de los dos dueños hace ya muchos años, la situación fue decayendo y la competencia de otras (como Toni) le provocaron una caida en calidad para ajustar precios.
    El tema de los vinos y sobre todo servicio (copas, carta, etc..) nunca ha sido su guerra. De hecho, ellos nunca fueron de vino y se reflejaba en su local. Tampoco los clientes.
    Saludos

  2. #2

    Silso

    en respuesta a Abreunvinito
    Ver mensaje de Abreunvinito

    Gracias por tu comentario Abreunvinito. Efectivamente este local era e incluso sigue siendo un referente en la Puebla, por ello el título de que "el recuerdo mejoraba la realidad" .las pizzas insisto, están buenísimas y merecen la pena , pero considero que para que la relación calidad-precio sea adecuada, habría que pedir una pizza y agua y así la cuenta rondaría los 12€ , pues no deja de ser una pizzería. También disponen de servicio de pedido para recoger para domicilio, que puede ser otra solución para probar buen producto sin costes adicionales. En cualquier caso, este comentario se escribe con el único ánimo de mejorar y ojalá vuelva a ser lo que fue y no se dejen llevar por una fama que hay que seguir manteniendo dada la alta competencia de la zona.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar