Restaurante Rías Gallegas (RESTAURANTE CERRADO): Mucho y bueno...


Lástima que la edad no perdone y no pudiera dar cuenta del abundante y bien elaborado menú que nos prepararon en Rías Gallegas.... Materia Prima de primer nivel, una excelente combinación de presentaciones desde las más modernas a las más clásicas... y un servicio excelente. Comenzamos con una ostra con una salsita de yogur y pepino, ríquisima ostra gallega y la suave salsa jugando un discreto segundo plano sin restarle sabor. Tataki de atún con salsa ponzu y mayonesa de wasabi. De nuevo gran calidad la del atún, suave mayonesa de wasabi y el toque picante que no lo ponía el wasabi sino la salza ponzu... para chuparse los dedos. Salteado de de setas de temporada con huevo... un plato de esos que se come con la vista y maravilla al paladar.... uno de los que mas disfruté de la cena. Crema de marisco, consistente, con enorme sabor, para los enviciados con el marisco.... Rape con puré de coliflor trufada, tremendo plato.... de nuevo con una magnífico trabajo de la materia prima, sabores muy bien definidos y el último plato... todo un clásico, el solomillo Wellington... sólo pude probarlo.. tan abundante ágape me dejo al límite... y el postre es sagrado. Lo que probé me mostró muy buena carne y al punto justo de elaboración, sonrosada en el centro pero no sangrante... De postre un buen flan de queso... y un clásico de la casa, el canutillo de crema... una delicia. Además de los platos de la mesa recuerdo haber probado también un poco de la empanada de la casa, otro imprescindible de Rías Gallegas. Un buen café y un orujito de hierbas me preparó para la vuelta a casa que algunos de los veremeros hicimos paseando... algo imprescindible para soltar algo de combustible antes del aterrizaje. Los vinos de la cena tampoco estuvieron nada mal, desde un interesantísimo champagne, el Marie Stuart passion d'une reine brut, pasando por un atractivo riberio, el Lagar do Merens y acabando con un tinto con marcada personalidad, el Father 1943, de la D.O. Monterrei....

  1. #1

    kopicki

    Como nos cuidamos. Local que últimamente se prodiga poco por aquí. Habrá que volver un día de estos.

  2. #2

    Paco Higón

    en respuesta a kopicki
    Ver mensaje de kopicki

    Sí... puñeteras modas... Olvidamos con facilidad los clásicos atraídos por las novedades... y últimamente ¡hay tantas!

  3. #3

    PepeGarcia

    Doy fe Paco: muchísimo y buenísimo. Todo a un gran nivel, pero fue imposible acabárselo todo. Solo una puntualización: junto con la empanada gallega nos sirvieron también, entre la ostra y el atún, una crema de boletus con espuma de jamón ibérico que estaba riquísima.
    Muy bien por lo comido y bebido.

  4. #4

    Paco Higón

    en respuesta a PepeGarcia
    Ver mensaje de PepeGarcia

    Jajaja, es que estaba "fuera de programa" ... tomé notas.. pero no he encontrado las notas (aún) ... y he tenido que tirar de menú! Gracias pepe

  5. #5

    kopicki

    en respuesta a Paco Higón
    Ver mensaje de Paco Higón

    REcuerdo que tomé un gran menú a buen precio no se si lo siguen teniendo.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar