Restaurante El Bund en Madrid
  

Restaurante El Bund

1
Datos de El Bund
Precio Medio:
27 €
Valoración Media:
6.5 10
Servicio del vino:
7.0 10
Comida:
7.0 10
Entorno:
7.0 10
Calidad-precio:
5.0 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 27,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


1 Opiniones de El Bund

Comida de domingo en el BUND. Nos apetecía comida oriental, y puesto que de este restaurante chino todo el mundo habla maravillas, nos decidimos a visitarlo. Reservamos en la terraza, un acierto porque el restaurante ocupa un enorme chalet de Arturo Soria, y tiene varias terrazas convenientemente acondicionadas en las que da la sombra y se come muy agradablemente. El restaurante casi lleno, alguna mesa de orientales, pero la inmensa mayoría mesas grandes de familias del barrio, muchas de ellas con críos. Dos adultos y una peque. Nos ponen un aperitivo de vainas chinas y empezamos a estudiar la carta. Digo estudiar porque se trata de una carta de platos inmensa, de unas 10 hojas, en la que es complicado encontrar lo que quieres porque los platos están un poco desordenados (nos tiramos un buen rato hasta que encontramos donde estaban los dim-sum). Pedimos:

- Berenjena a la sichuanesa, que consiste en tiras de berenjena asada con pimienta de Sichuan, que vienen frías tipo ensalada de pimientos, muy sabrosas, aunque les sobra un dedo de aceite que queda en el cuenco cuando te las comes.

- Unos jiaozi (los “dumpling” chinos) de cordero y otros de gambas. Los de cordero muy buenos. Los de gambas, aunque no estaban mal de sabor, nos gustaron menos porque estaban un poco apelmazados y eran incómodos de comer pues se acababa desprendiendo el relleno de la masa.

- Pollo a la naranja, el pollo tierno, pero con una salsa de naranja glutinosa que no nos gustó nada: un plato prescindible.

- Arroz frito de la casa, con verduras y huevo, presentado sobre una especie de crepe, estaba bueno sin más.

- Y por último pasta cortada a mano, que fue lo mejor de la comida. Tiras de pasta gruesa salteada al wok con soja y verduras, francamente rica.

De postre un sorbete de mandarina bastante bueno (sin nada de leche) y dos tés. Carta de vinos con referencias bien escogidas, a precios moderados. Escogimos un vino blanco verdejo “ecológico” de Ricardo Sanz, denominado Las Olas, que resultó un acompañamiento excelente para este tipo de comida. Servicio muy amable y correcto, serviciales y atentos a rellenar la copa. Pagamos 78,30 €. Creo que un precio un poco elevado para lo consumido, aunque es cierto que no es frecuente encontrar en Madrid una terraza tan agradable. Creo que la experiencia no fue redonda porque no acertamos del todo al pedir, algunos platos estaban extraordinarios y otros no tanto. Aun así, volveremos a probar más cosas, aunque agradeceríamos una simplificación y reorganización de la carta para no perdernos.

  • pasta cortada a mano

  • berenjena sichuanesa

  • dumplings

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar