Restaurante Pulcinella

Datos de Pulcinella
Precio Medio:
34 €
Valoración Media:
6.5 10
Servicio del vino:
5.0 10
Comida:
7.0 10
Entorno:
7.0 10
Calidad-precio:
7.0 10
Fotos:
0
 
País: España
Provincia: Vizcaya/Bizkaia
Localidad: Las Arenas- Getxo
Dirección: C/ Reina María Cristina, 3
Código postal: 48930
Tipo de cocina: Italiana
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 34,50 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


1 Opiniones de Pulcinella

Hacía ya mucho tiempo que tenía curiosidad de visitar este local. Muchos comentarios favorables me han llevado hasta su puerta y la verdad es que no me arrepiento.
Situado en zona “vip”, junto a otro restaurante que ya había visitado hace tiempo, se encuentra este local, que en su parte baja es un bar normal y corriente y que el restaurante propiamente dicho está en la planta superior.
Curioso el tema de que al llamar para reservar me dicen que tienen tan solo una mesa en el primer turno, a las 9 y cuarto.
Yo no soy de los que gustan de levantarse con prisas pero inmediatamente la chica que me coge la reserva me dice que no me apure, que no levantan a nadie. Después de cenar y visto lo visto, me doy cuenta de que lo hacen así más por organizarse y no tener a todos los comensales a las diez sentados al mismo tiempo. No está mal la idea, el servicio es más correcto y atento.
Su carta es bien extensa pero como siempre repito, lo mejor es dejarse guiar, siempre diciendo un poco cuales son tus gustos pero ellos mejor que nadie saben lo que mejor hacen.
El local está bien, mesas correctas, tamaño correcto, bien vestidas y con una separación suficiente pero bien aprovechado el sitio.
La decoración, muy italiana, con fotografías y carteles de un montón de películas italianas de hace ya unos cuantos años.
En cada mesa una rosa y al finalizar la cena, una rosa roja para la “dama” y la cuenta para el “caballero”. :-) Muy italiano también.
El que lleva la sala tiene su “aquel”. Esa “fama” que tienen la “potencia”. Además, un detalle, como sabe mi nombre, cosa lógica por la reserva, toda la noche me trata por él. Es algo que se agradece. Con cada plato pregunta el nivel de satisfacción.
Dos buenos trozos de pan recién horneado y como aperitivo unas aceitunas muy ricas con una salsa muy suave. Me he “ido” directamente al Asia di Roma de Bilbao, es prácticamente lo mismo y la verdad es que está riquísima y aquí sí es necesario ese pan para untarla. Muy bien.
Para beber, por “imperativo legal”, dados los gustos de mi acompañante, hemos pedido un moscato, concretamente un moscato espumoso d´Asti. ¿vino? Pues no lo sé pero es lo que es y para lo que es. Un dulce que al parecer consiguen parando a la mitad el proceso de fermentación y dejando así que los azúcares permanezcan. Además la “inyección” de burbujas lo convierten el algo facilísimo de beber y que sabe a uva, a moscatel puro y duro. Para un aperitivo o para el postre está rico.
Su graduación es muy baja y hay que beberlo frío que es cuando realmente esta más rico. Dicen algunos que es un vino para chicas pero ya me gustaría verles por un agujerito a ver que cara ponen cuando lo beben en privado.
El problema que tiene es que es muy fácil que se termine mucho antes de lo que quisieras y tengas que pedir otra botella.
Nos llega el primer plato, elección del propio “apuntador” que hemos tenido. Focaccia Pulcinella. Una base de pan plano, similar a la pizza y que la verdad es que está para comérselo. Los ingredientes que acompañan esta masa son queso, rúcula y jamón. Nos acerca también una pequeña botella de aceite y nos dice que “pica un poco”. Es un aceite muy rico que sí tiene ese toque picante que hace de estupendo aderezo para el plato en sí. Nos ha encantado y realmente es una ración contundente. Muy buena elección, caballero.
Después pedimos una ensalada “squsita”. Aquí ya me quedo con un correcto, squisita estaba la focaccia. Demasiada lechuga para mi gusto y aunque el resto de los ingredientes estaban bien ricos, concretamente el vinagre ayudaba, me ha parecido un plato que no destaca por nada en concreto.
Como último plato del apartado salado hemos cenado unos “ravioli alla modenese”. Aquí volvemos a probar algo que sí está sabroso. Rellenos de carne picada, la pasta está en su punto. Acompañados, cómo no de un queso curado y con mucho sabor, unas pocas nueces y el vinagre de módena que está así mismo bien sabroso. El aceite que acompaña al plato está también para untar el rico pan. Otro plato de un bien alto.
Precisamente no es hambre lo que hay pero algo dulce hay que probar y estando donde estamos y con el buen rollo que tiene nuestro “consejero”, le pregunto por su tiramisú. Pues la respuesta no puede ser otra: squsito, Jon Ander.
Y la verdad es que tiene razón, está para chupar la cuchara, relamerte los labios y compartirlo. Riquísimo. Este ya es de notable. De los mejores que he comido. Dulce pero en absoluto empalagoso. Eso sí, esto se come de abajo hacia arriba, hay que coger un poco de todo y así se degusta más en su justa medida. Muy “tentador”.
Dos “cortaos” muy bien preparados. Y a otra cosa, mariposa. Creo que no será la última visita que les haga.
Para verlo con fotos: http://gastiondo.blogspot.com.es/

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar