Restaurante Mesón El Puerto: Derribando prejuicios


Como dijo una vez alguien La vida es lo que te pasa, mientras sigues empeñado en otros planes y nadie sabía que terminaríamos comiendo en este lugar, ubicado en las proximidades del Pantano de San Juan.
Día festivo en la Comunidad madrileña, día por otra parte muy bonito en el aspecto climatológico en una zona bastante concurrida de gente cuando se dan las dos circunstancias anteriores. Estos dos factores unidos a que “aterrizamos” por allí a una hora cercana a las 15.30 sin ninguna reserva, hacían presagiar un desastre mayúsculo a la hora de intentar comer algo.
Pero lo bueno de todo esto es que en algunas ocasiones, todo se organiza para que sin esperarlo salga bien (al igual que os habrá pasado en otras ocasiones todo lo contrario).

Una vez aparcados ( en el único hueco que había), ya comprobamos que el amplio mesón de gran terraza y gran comedor, estaba atestado de gente. Tomamos tres cervezas (muy bien tiradas por cierto) a razón de una por cabeza (el “ avezado lector a estas alturas ya habrá deducido que éramos tres personas” ;-)). Follón, ruidos, griterío, lista de espera, yo estaba pimero…. En ésas nos acomodaron en una de las mesas de la terraza donde nos pedimos otras tres cañas igual de bien tiradas que las anteriores y nos pusimos a ojear las cartas…. La de comidas digna de cualquier restaurante de los años 70 y la de vinos cortita, comercial y muy cara pero.., ya estábamos sentados.
Lugar de atmósfera ruidosa, decoración demodé, uniforme de los camareros de los que no se ven… si bien es verdad que los alrededores tienen algo de encanto por el propio paisaje.

Uno de los tres que íbamos ya conocía el lugar,(recuerdo que hace casi 30 años yendo de acampada con unos amigos a Arenas de San Pedro ya paramos a tomar café) y nos organizó la comanda entera en base a sus experiencias anteriores:

Gambas Plancha: Si, si gambas plancha en este lugar . Una docena, de un producto notable, bien hechas, bien presentadas.

Habitas plancha: Enorme ración , de ésta tierna legumbre elaborada con pequeños taquitos de jamón que le conferían el toque salino al plato. Muy buenas.

Siguiendo las indicaciones de nuestro comensal iniciado en el lugar volvimos a pedir dos raciones a compartir:

Cochifrito de cochinillo: De nuevo gulesca ración de trozos de cochinillo, fritos en su punto exacto, sin grasa apenas, con una piel crujiente y la carne tostadita. Muy bueno. Acompañados de unas patatas fritas de escaso interés culinario.
Mollejas de lechal: Ración XXL de mollejas de lechal que no probé (cualquier lector que haya tenido la paciencia de leerme a lo largo de éstos años, podrá recordar mi animadversión entre otras cosas a la casquería o/y a los productos ovinos . En este caso ,a mayores, es casquería de cordero.) Mis compañeros de mesa lo gozaron. Dijeron que espectaculares.

Para esos segundos compartidos, pedimos una prescindible ensalada de lechuga tomate y cebolla y una botella de Quinta de Tarsus Crianza 2010, elección que obedecía, por ser desde nuestro punto de vista el menos comercial y el que mejor RCP tenía. Al pedir el vino nos pusieron unas copas bastante decentes y nos sustituyeron unas que por tamaño y edad debieron de pertenecer al ajuar de la Señorita Pepis.
Pan bastante bueno, dos cafés, un GT de Seagrams con Markham bien preparado y chupitos de Rua Vieja y un pacharán para el que quisiera tomar, cerraron una notable comida que derriban todos los prejuicios o reparos que pudiéramos tener de los sitios parecidos a éste.
Servicio muy eficaz y profesional con buen ritmo de salida de platos

No dejen de acudir si les pilla por la zona y no saben donde comer.

En total la cuenta ascendió a 96€ todo incluido

  1. #1

    G-M.

    Oye pues en ese "Puerto" veo que pescan productos inusuales como cochinillos, lechales...

    jajaja

    ¿Sabían a mar? ¿O a pantano?

  2. #2

    Nowhereman

    en respuesta a G-M.
    Ver mensaje de G-M.

    Dejémoslo en sabores "Lacustres"... Yo creo que lo del Puerto en este caso es más de montaña

    Pero bien.

  3. #3

    Antoni_Alicante

    Experiencia parecida viví hace poco en un lugar de Tarancón de vuelta de nuestro periplo castellano. Son muchos años de ofrecer comida y algo bueno deben de tener para aguantar ahí.

  4. #4

    Nowhereman

    en respuesta a Antoni_Alicante
    Ver mensaje de Antoni_Alicante

    Afortunadamente las sorpresas, de vez en cuando, se tienen en sentido positivo.

  5. #5

    Joseangel

    Estando en tierra de vinos, ¿no tenían ninguno local de interés? Por cierto, muy buena crónica, entretenida a la vez que descriptiva.

  6. #6

    Nowhereman

    en respuesta a Joseangel
    Ver mensaje de Joseangel

    En efecto, no muy lejos de allí está la zona de las nuevas y prestigiosas garnachas madrileñas.

    Sería más fácil encontrar un Paternina banda azul sobrante del año 79 que una de estas garnachas!!

    Pero bueno, demasiado bien fue para lo que podía haber sido....

    Me alegro que te haya gustado el comentario.

    ¿ No te animas a lo de Zaragoza?

    Un abrazo

  7. #7

    Joaquin1965

    No me imagino las primeras copas..... De la srta pepis.. no me recuerdes los años, que sólo me falta herta franke y kiko ledgard!! Jajaja.. No me extraña que nos de por los viejunos.

    Abrazo

  8. #8

    Joseangel

    en respuesta a Nowhereman
    Ver mensaje de Nowhereman

    Hay demasiados casos como el que cuentas de restaurantes que desprecian lo local y ofrecen lo foráneo siendo muchas veces de peor calidad.

    Lo de Zaragoza no me va a ser posible por temas de trabajo, pero intentaré estar en la próxima viejunada. ¡Qué lo paséis bien!

  9. #9

    Bouquet55

    A veces lo improvisado, sale bien enhorabuena por el acierto;))
    Saludos

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar