Restaurante Picsa en Madrid

Restaurante Picsa

Datos de Picsa
Precio Medio:
32 €
Valoración Media:
6.2 10
Servicio del vino:
6.0 10
Comida:
7.5 10
Entorno:
6.3 10
Calidad-precio:
4.7 10
Fotos:
 
País: España
Provincia: Madrid
Localidad: Madrid
Dirección: C/ Ponzano, 76
Código postal: 28003
Tipo de cocina: Argentina
Vino por copas:
Precio desde 22,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)



3 Opiniones de Picsa

Este local es una pizzería, pero con varios pluses, además de ricas y diferentes pizzas, tienes otras especialidades, y otro plus muy importante es la carta de vinos, creo que ninguna pizzería, ni la mayoría de los restaurantes, tengan tanto vino rico, naturales, tradicionales, distintos.
Dicho esto, encontrareis absurdo que, en esta velada, quedásemos unos cuantos, para llevar el vino, pues si lo es, pero como el motivo de la reunión era este pues ….
Eso si en otra ocasión, me acerque a tomar un rico vino, los venden por copas, tienen una pequeña barra, donde ves el tema cocina, y luego bajando unas escaleras, bueno, y antes de bajarlas, también hay varias mesas para cenar.
Empezamos con unos platos de berenjena asada, pasta de sesamo, jarabe de granada, granada fresca y hierbas, a ver después de Sacha, y después de una tarde de gin-tonics, tampoco es que pueda ser muy objetivo, pero me pareció original, ya que no conozco la cocina argentina, y eso si refrescante.
Nos sacaron otro plato, de carne asada en horno de leña, por el color de cerdo, salsa de anchoas, alcaparras, huevo, mayonesa, receta italiana, también rico.
Platos de mortadela de trufa, con guarnición de mantequilla y tostaditas a la leña.
Pate picsa, casero con boletus, en un tarrito cerrado, y con una buena tosta de pan brioche tostado, ya veis que hay un poco de todo.
Escabeche de verduras asadas en el horno de leña, ya os digo, una pena que fuese una cena después de un día tan dura, me hubiese gustado estar mas receptivo, y sobre todo con hambre….
Así que cuando llegaron las pizzas, ya ni tenía ganas, tenían buena pinta.
Fugazza con queso, Cebolla dulce, cebolla roja, queso Picsa (una mezcla que hacen ellos), romero fresco y aceituna de Aragón.
Jamón y morrones, Tomate, scamorza ahumada, morrones asados y nuestro jamón cocido casero.
Aladino, Tomate, queso Picsa, carne madurada dos meses por Ladi (el que lleva el local, un tío muy majo), Parmesano, tomate cherry.
Buen tamaño de pizzas, una media de 29€ cada una, pero son muy curradas, y llenas de buena materia prima, aunque tampoco las hice mucho caso, de hecho, sobraron, pero por la desidia, no porque no estuviesen ricas.
Sacamos una tabla de quesos artesanales
Para beber lo llevado, pero de verdad, que es un sitio para darle otra oportunidad por mi parte, porque la comida esta rica y tiene una muy interesante carta de vinos, creerme.

Como comentaban son pizzas de masa gruesa y con ricos ingredientes por encima: careta de cerdo, vaca madurada 60 días, pato con higos, setas y queso azul, etc. Para mí una pizza es más que suficiente para dos personas y soy de buen comer. Además tiennn algunos entrantes bastante ricos como el vitel toné (vitello tonnato) que hacen bien.

Como nota positiva la carta de vinos es bastante correcta. Poca variedad pero vinos originales: sameirás tinto, tragolargo... en copas adecuadas. Casi todas las referencias se pueden tomar por copas. Además la cerveza de grifo es La virgen.

El local es pequeño y no super cómodo, pero es una pizzeria.

Muy recomendable en mi opinión.

Comida de domingo en PICSA, la nueva pizzería abierta recientemente al final de la calle Ponzano. Resulta que detrás del proyecto están algunos socios de Sudestada y que está especializado en pizzas argentinas, que al parecer tienen una masa más gruesa y esponjosa que las italianas. Pues bien, como nos encanta la pizza, este domingo fuimos a probar. En primer lugar hay que decir que no reservan, como está muy de moda conviene evitar las horas punta de la comida o la cena, o puede ser un problema encontrar mesa. Está en un local de esquina, luminoso, con grandes escaparates a la calle, decorado en plan minimalista, tonos claros y azulejos blancos. Tiene una barra alargada, el obrador a la vista, y presidiendo el local un horno de leña impresionante, con una puerta de hierro colado tipo caldera de locomotora.

La carta se compone básicamente de entradas (que llaman mezze porteño) y de segundo varios tipos de pizzas, que se pueden pedir por porciones o enteras. El local, a pesar de no ser pequeño, está un tanto desaprovechado, la barra ocupa casi todo y tiene muy poquitas mesas (unas diez). 2 personas. Pedimos de entrante, "fainá a la Nuñez-Fernandez", con carne cruda curada y vinagreta al PX. Consistió en un pequeño trozo de torta de harina de garbanzo, con una loncha fina de carne y un montón de rúcula por encima. La verdad es que no nos dijo nada, tanto la torta como la carne estaban bastante insípidas, sólo sabía a rúcula. De segundo una pizza de jamón cocido (tomate, queso, scamorza, jamón cocido y aceituna arbequina). La pizza esponjosa, bien de sabor, pero tanta masa acaba cansando un poco. Los ingredientes de calidad pero escasos, y bueno, lo de poner aceitunas arbequinas (pequeñas y con hueso) en una pizza, sinceramente no lo veo. A pesar de que las anuncian (y las cobran) para dos, a poco hambre que tengas... te la comes entera. Para beber un blanco argentino de torrontés, seco y aromático, que se dejó beber.

No hay manteles, y las mesas y sillas son como de local de comida rápida. Los cubiertos son como de comedor escolar, con esos cuchillos con el mango de plástico amarillo dignos del attrezzo de "Cuéntame". Servicio atolondrado, mucho camarero dando vueltas, pero tardaron una eternidad en ponernos el primer plato (la maître se dio cuenta, nos pidió disculpas y nos invitó a la "faina", todo un detalle). Como no estábamos a gusto porque hacía frío, o corriente, o yo que sé, y había un ruido de mil demonios no tomamos ni postre ni café. Pagamos 43 euros, no es mucho pero no nos convenció. Relación calidad-precio regular. Las pizzas están todas a una precio medio de 25 euros (lo mismo que cuesta una lubina salvaje en O`Pazo) y creo que no lo valen. Para pizzas de masa fina me quedo con Don Lisander, y de masa más gordita con Km. de pizza. Como no cambie mucho la película no creo que nos vuelvan a ver el pelo por aquí.

  • Blanco argentino

  • Picsa de jamón

  • Faina

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar