Restaurante Joaquin Schmidt: Buena comida, mejor ambiente.


Es un buen restaurante, especial por la ambientación, la música...aunque se encuentra en un barrio sin nada especial, que no invita al típico paseo post-comida. El menú se elige sin saber qué vas a comer, te van sacando platos y parte de la gracia es ir adivinando los ingredientes de cada uno, esto junto con la amabilidad del servicio hacen que pases una velada especial. El camarero tuvo el detalle de sacar mi postre con una velita, pues celebrábamos mi cumpleaños.Sin servicio de vino, se limitan a llenar las copas la primera vez, antes de dejar la botella encima de la mesa. Tomamos el menú Gormand, el intermedio, compuesto por varios platos, todos buenos y cada uno con su gracia, pero ninguno inolvidable. En resumen, diría que es un restaurante al que hay que ir al menos una vez para vivir la experiencia, pero la comida no está a la altura de los mejores de Valencia (Sucursal, Ricard Camarena...) en los que siendo el ambiente algo más típico de restaurante, se centran en servir platos de altísima calidad. Aceptable relación calidad-precio, pagamos 130€ por una cena para dos.

  • Salón

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar