Restaurante Batzoki de Indautxu en Bilbao

Restaurante Batzoki de Indautxu

Datos de Batzoki de Indautxu
Precio Medio:
24 €
Valoración Media:
7.0 10
Servicio del vino:
7.0 10
Comida:
7.0 10
Entorno:
5.0 10
Calidad-precio:
8.5 10
Fotos:
 
País: España
Provincia: Vizcaya/Bizkaia
Localidad: Bilbao
Dirección: C/ Indautxu, 7
Código postal: 20011
Tipo de cocina: Vasca
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 24,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Domingos

Teléfono


1 Opiniones de Batzoki de Indautxu

Aunque en rigor los batzokis son locales-sede del PNV, la mayoría funcionan como bares restaurantes frecuentados por gente de todo tipo y condición sin sesgo político visible. Lo digo por si a alguien le da reparos un local tan claramente adscrito políticamente sobre el papel, pues de hecho casi todos los que conozco son, más que cualquier otra cosa, casas de comida casera con buenos precios, recetario tradicional y ambiente campechano. En Bilbao el de Indautxu es seguramente el que más éxito tiene como restaurante. Hace ya bastantes años que lo conozco por su magnífico menú del día casero a buen precio (de lunes a viernes creo que anda en 12 euros) pero además se puede comer estupendamente con un poco más de fundamento cualquiera de sus menús especiales los fines de semana o incluso a la carta, sin que la cuenta vaya mucho más allá de los 20-30 por barba (siempre que uno se contenga con el vino, apartado en el que cuentan con interesante oferta). En la última visita en la mesa catamos varias opciones: los del menú especial a 21 euros más IVA (era domingo, día habitual de cierre aunque en nuestro caso no fue así) disfrutamos de una sublime alubiada con sus sacramentos que es una de las especialidades de la casa (el tocino era de escándalo) seguido de un rodaballo (de piscifactoría, claro) bien preparado a la plancha con unas patatas panadera. Los jóvenes del grupo, además de catar sendos platos de alubias del inmenso perolo que dejaron sobre nuestra mesa, comieron bacalao al pilpil el mayor (salsa bien ligada, buen lomo) y chipirones en su tinta el más joven (muy ricos también). Los postres fueron ligeros por razones de fuerza mayor (yogures, frutas) pero también se podía optar por clásicos del recetario casero tradicional como las natillas o el arroz con leche (seguro que buenísimos). El menú incluía un tinto crianza navarro cuyo nombre no recuerdo que aunque no era maravilloso acompañaba con diginidad. De todas formas el restaurante cuenta con una interesante carta de vinos, inesperada en este tipo de sitios, que se sirven en copas decentes y a buena temperatura. Hay que dejar especial constancia de la excelente atención que siempre nos han dispensado y que se manifiesta en detalles como sacar platos y cubiertos para que prueben las alubias los comensales que no han pedido entrante. De hecho, de las alubias servidas para tres menús acabamos comiendo seis personas (los cinco comensales iniciales más una “espontánea” de última hora). Como educados caballeros que somos insistimos en que se cobrara por comensal. El local se limitó a cobrar lo que ponía en la comanda. Eso es lo que yo llamo elegancia bilbaína, mucho más allá del tópico del fanfarrón de chiste. En resumen, inmensas raciones, sabrosas recetas caseras tradicionales muy bien elaboradas y atención excelente, todo a buen precio. No quisiera dejar de poner una pequeña reseña “histórica” del local. Se encuentra en la calle en la que pasé la primera mitad de mi vida y cuando yo era niño se abrió como “Taberna Danok”, allá por los 70. Bueno, pues su rancio aspecto de mesón castellano apenas ha cambiado en estos casi 40 años, con una gran barra a la derecha y dos comedores, uno al fondo de la planta baja y otro en el entresuelo, con un techo algo bajo pero para mi gusto muy acogedor (quizás por los recuerdos que me trae).

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar