Restaurante Adagio Tapas

1
Datos de Adagio Tapas
Precio Medio:
23 €
Valoración Media:
7.5 10
Servicio del vino:
- 10
Comida:
8.5 10
Entorno:
7.0 10
Calidad-precio:
7.0 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Creativa - de Autor
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 23,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


1 Opiniones de Adagio Tapas

En un edificio modernista en pleno barrio Gótico, en Ciutat Vella, a caballo entre Pl Sant Jaume y la Pl Reial, se encuentra situado, en lo que era el antiguo hall del Adagiohotel, un agradable bistrot de platillos y tapas creativas cuyos fogones están bajo la batuta del Chef Jordi Herrera (* Michelin Rest Manairó).

Fuimos al mediodía sin reservar. La sala de este nuevo restaurante es pequeña, decorada con buen gusto, mezclando modernidad y modernismo. Las mesas son las típicas de un bistrot. La minúscula cocina, en la que casi se tiene que entrar de perfil, está a la vista del público y se puede ver a la obra a los dos cocineros, Jordi Cañizares y Oriol Beltrán y a su asistenta haciendo malabarismos.

La sala está dirigida por Yolanda Plasencia, excelente anfitriona con la que mantuvimos una larga y amena conversación sobre el restaurante y su cocina. El servicio de sala es bueno. El servicio del vino no puedo analizarlo ya que tomamos cerveza. Pienso que tienen un sumiller, pero no estoy seguro.

Tras hojear la carta decidimos compartir todos los platos.
Para empezar, nos ofrecieron un snack de pieles de patata crujientes con alioli que estaba muy bueno y es muy original, a destacar el alioli que era excelente.
Seguimos con unas buenísimas magdalenas, en las que se escondían unas deliciosas tortillas de patata (1°trompe l'oeil de la comida)
Después nos sirvieron unos calamares a la romana acompañados de patatas y trocitos de calamar. Excelente plato (2° trompe l'oeil). Los anillos de calamar son en realidad las yemas rebozadas de unos buenísimos huevos fritos.
A continuación tomamos un platillo de arroz de mar y montaña en su perfecto punto de cocción. Buenísimo

De postre compartimos un cubalibre liofilizado, lo mas flojo.

Acompañamos la comida con un buen pan con tomate y la regamos con cerveza Bavaria. Finalizamos con 2 buenos cafés. La anfitriona nos invito a 2 copas de cava Verema, un buen guiño, no ?

Pagamos 23€/persona. Buena RCP. Muy recomendable. En la carta, había bastantes otras tapas y platillos que nos hubiera gustado probar, pues parecían muy apetecibles. Quise volver otro día pero ya no nos dio tiempo. Es pues una visita obligada cuando volvamos a Barcelona.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar