Restaurante El Caldero: Decepcionante caldero


Restaurante ubicado en zona de difícil acceso tanto para ir en coche como andando. El local es pequeño y con las mesas muy juntas el aire acondicionado en algunas zonas cae directamente y es muy molesto. Hemos acudido 15 de agosto para comer el "famoso caldero" y ha sido decepcionante. En primer lugar los camareros pedantes y con pocas ganas de agradar. Sirven pan tostado con all i oli, resulta que es una mayonesa con ajo, el auténtico es solo ajo y aceite, mal, el tomate para untar no es rallado, es de bote industrial, lo cual deja mucho que desear porque en la mayoria de los sitios lo sirven con tomate natural.
Disponen de menús ya confeccionados y preparados, y elegimos el de 37€ bebida aparte lo cual la cuenta se dispara. Otro detalle importante es que aquí no cambian de platos y cubiertos con las entradas, lo que es incómodo y poco higiénico tener que estar con los restos de la comida en el mismom plato hasta que llegue el principal que ahí si los cambian.Las entradas son dos, primero pericana(plato típico de la zona de Alcoy)aquí lo sirven con pieles de bacalao, muy mal, el auténtico es migas con capellán(pescado en salmuera), luego calamar de potera, lo único bueno de todo, y por fin el caldero. La ración de gallina(pescado de roca) que sirven es poca cantidad, y luego el arroz que se suponen que hacen de su caldo, servido hecho una pasta, desgachado y sin sabor. Quiero insistir en esto porque cuando se hace un arroz al momento se queda en la paellera o caldero las marcas de la propia cocción que son lógicos, y en este restaurante como el caldero ya lo tienen hecho evidentemente esas marcas de la cocción no están, por lo que al parecer el arroz lo mojan con el caldo para que le de un toque pero no está hecho. La reposteria que sirven es industrial y cutre. La cuenta para tres personas con una botella de marina alta 131€. Es una tomadura de pelo que cobren estos precios y den mala calidad, si a mi me piden 50 donde sea, yo los pago, pero exijo que me den las cosas en buen estado. No importa pagar cuando a uno le dan buena calidad, le tratan bien y le atienden mejor, pero en este restaurante pagar de media 45€ sin tocar marisco, es engañar al cliente porque no lo vale!!. Por estos precios se puede comer en numerosos restaurantes del centro de Alicante mucho mejor, tanto en calidad como en servicio. No se me olvida decir que el dia de navidad hacen dos turnos de comidas, por lo que si uno va con su familia, primero que te imponen la hora de comer y luego la hora de irte, una verguenza!!Esto es para hacer mas "caja" y desde luego para preocuparse menos del bienestar de sus clientes. La srta Ainhoa(supuesta gerente) no acepta las críticas y tiende a arremeter contra los clientes que han expresado su opinión y experiencia en el caldero dejándolos como mentirosos. Debería ser mas humilde y preocuparse de hacer bien las cosas y no tener pataletas de niña mimada dando mil y una excusas y contestando de malas formas a los clientes, que son los que le dan de comer!! No volveremos y tampoco lo recomendaremos.

  1. #1

    Abreunvinito

    Caray !! Vaya debut que has tenido.
    Espero que nos cuentes alguna experiencia mejor.
    Saludos

  2. #2

    Andy G

    Hola Abreunvinito, tengo muchas experiencias de restaurantes en la zona de Alicante y la mayoría son buenas.Hay mucha oferta gastronómica y con relación calidad precio adecuada para todo público. Destacan los arroces y pescados lógicamente por ser de la zona,pero hay locales distintos y muy interesantes como p.j El Portal, que está muy de moda y en auge. Iré contando mis experiencias en breve para aportar mi granito de arena. Saludos!!

  3. #3

    J-Carlos

    Te quejas de que el allioli era mayonesa con ajo. Tienes razón en que eso no es allioli, pero es lo que siempre te ponen en todos los restaurantes, al menos los que yo he visitado, incluyendo uno que se anunciaba como de cocina tradicional catalana y que se llama El All i Oli.

    Sólo me han servido un allioli de verdad en un restaurante de fusión mediterránea japonés, con un chef-cocinero-dueño japonés. Fue un allioli negat para acompañar una fideuá.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar