Reencuentro.

Hace ya tiempo que no volvía por Amadomio, de hecho la última vez, a principio del verano, quedé un poco decepcionado.
Pero hoy he vuelto a percibir el toque de sencillez y originalidad que solían tener en Amadomío.
Hemos ido tarde, casi las 4, un trato amable, diligente, el menú diferente, original, abundante y el vino bien tratado a su temperatura y agradables copas.

Es vedad que ahora hay muchos más restaurantes con una excelente relación calidad precio y Amadomío es uno de ellos.

Para ir volviendo.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar