Otra sorpresa en la zona del puerto

Interesante restaurante en la zona más turística de Valencia. Luz tenue, música chill-out, trato amable y diligente. Sólo pedimos 3 platos para compartir entre 2, e hicimos bien dado que las raciones son generosas. Calamar crujiente (correcto), focaccia (muy buena) y explosión de huevos (increíbles). De postre, brownie (normalito). Buena presentación de los platos. Lo maridamos con un 4 pasos mencía rosado, muy apetecible en una noche calurosa. Sin duda un sitio muy recomendable. Para repetir.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar