Restaurante Die Graifen: Comer en la zona del Mosela: Traben-Trarbach


El Mosela forma un precioso Meandro en el que encuentras un sinfín de pequeñas poblaciones dedicadas a la viticultura, enmarcadas en esos viñedos de vertiginosas pendientes, con apenas algunas tiendas, bares y sencillos restaurantes.

La primera noche que pasamos en esta zona nos llevaron a cenar a este sencillo restaurante de Traben-Trarbach, un bonito pueblecito a orillas del río. Lo mejor sin duda es el entorno, aunque la cocina es correcta y se puede disfrutar de velada interesante. Con un evidente influencia italiana, este restaurante ofrece una carta no muy extensa donde priman las pastas caseras, algunos fiambres de la zona y platos con carne de caza mayor.

Tomamos una ensalada con un fiambre típico de la zona", correcta pero resultona por el espaciado la carne. Compartimos también un carpaccio de jabalí con una verduras muy buenas de temporada y cultivadas en la zona. A destacar el braseado de las alcachofas y el pimiento que matizan el sabor del jabalí.

Como principal, y por recomendación de nuestro anfitrión, escogí una pasta fresca de queso de cabra con un pesto muy ligero. Se nota que la pasta es casera, como nos comentaron, y que elaboran cada día, lo que da un punto perfecto a los ravioli.

Tomamos un par de postres para compartir, una tarta de manzana con un helado de vainilla casero y una crema de cítricos soberbia. La tarta en sí perfecta, el juego de cítricos, amargos y el punto dulce maticen sus sabores y le dan profundidad al plato. El segundo era una crème brûlée, sin más misterios pero de perfecta ejecución. No soy muy de dulces, pero ante estos postres me descubro. Una buena forma de acabar la cena.

La carta de vinos se centra en las vinos locales, con un predominio de los vinos de riesling de Mosel, como es lógico, por lo que el éxito está asegurado. Precios algo elevados, casi todos triplicando su precio en tienda, aunque como turista no se nota excesivamente, pues en España se pagan estos vinos a precios más altos que en la zona, como es lógico. Copas de buena calidad y servicio atento. Como fuimos con bodegueros de la zona llevamos vino, por lo que se nos cobró un descorche, algo que parece muy normalizado por la zona.

Si estás por la zona, por otro lado altamente recomendable para cualquier amante del vino, este restaurante puede ser una buena elección. Sin pretensiones, honesto y creando una atmósfera propicia para una buena conversación.

Recomendado por 3 usuarios
  1. #1

    G-M.

    Mola esa foto, ese ambiente... Llaman.

    Por cierto, ¿qué tal las copas?

    Abrazos

  2. #2

    Dani C.

    en respuesta a G-M.
    Ver mensaje de G-M.

    Copas de nivel, Schott, y buen servicio en todo momento. Es un sitio interesante si te pierdes por el Mosela.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar