Restaurante Triciclo: A todo trapo


El éxito de TRICICLO es incuestionable, sábado por la noche hasta los topes (varias mesas de grupos con diversas celebraciones -altos niveles de decibelios-), local de un tamaño muy superior al imaginado, con una excelente trabajo de decoración (sencilla y de muy buen gusto), en un ambiente y propuesta mucho más informal de la que me esperaba.

La oferta gastronómica me ha parecido que está a un nivel muy alto (con accesibilidad a raciones enteres (1/1), medias raciones (1/2) o inferiores (1/3)). De inicio, como aperitivo, bocado de “hinojo con salmón marinado en la casa” (correcto).

Como entrantes, los dos fuera de carta, “pulpo a la brasa, oreja crujiente y trinxat con ajillo de carne” (1/2), una fantástica combinación de mar y montaña en el que desgraciadamente el pulpo estaba muy duro (lamentablemente), y un muy bueno “revuelto de setas salvajes de temporada” (1/2) sobre un fantástico caldo de carne y cubierto por láminas de tocino ibérico. Muy buena y recomendable propuesta.

Como principales, “ventresca de bonito asada al carbón con ensalada de vainas y jugo de pimientos asados” (1/1), muy buen producto con un toque “ahumado” al carbón soberbio, y el “bacalao asado, su pil pil, espinacas, garbanzos y butifarra negra” (1/1), en el que todo era perfecto, excepto tal vez el caldo de espinacas, me pareció un tanto flojo de sabor, aunque lo devoramos sin remordimiento.

La cena, según he comentado, sería muy buena si no fuera porque los distintos platos fueron presentados en la mesa de manera frenética y sin finalizar el anterior, por lo que tuvimos que tomar alguno de ellos algo frio. Tal vez el ambiente informal permite cierto descontrol (y aceleración) con los tiempos, pero reconozco que me incomodó bastante. En apenas 45 minutos habíamos terminado.

De postre pedimos unas “texturas de chocolate y especies”, que sorprendentemente tardaron más de 25 minutos en llegar. Pero valió la pena la espera, sin duda un postre de 10.

Posibilidad de tomar copas por vinos, pero gracias a la excelente oferta en cervezas, en concreto, la edición especial de CASIMIRO MAHOU (elegí la rubia: Pack AMANIEL) me permitió disfrutar de la cena con una magnifica bebida. Cerveza absolutamente sobresaliente, no la conocía.

  1. #1

    Isaac Agüero

    Si cuidarán esos tiempo y un orden simple en los platos la experiencia ganaría mucho.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar