Gran sorpresa positiva me causó este restaurante al lado de la estación de

Gran sorpresa positiva me causó este restaurante al lado de la estación de Puigcerdá, y que forma parte del hotel Terminus. Sin pretensiones de estética sin más, lo encontré de un trato sumamente agradable y franco, y la comida extraordinaria. Recomendable la cassoleta de arroz con ceps y tófona (!!!!). La carta de vinos es justita (probé un Otto Bestué 2002, muy rico), y la temperatura de servicio un poco caliente, pero queda plénamente compensado por el disfrute de la comida. También en los postres se nota la mano de un profesional de la cocina, y no lo que parece estar de moda que es salir más en TV que no estar en los fogones. Recomendable 100%. Seguro que volveré. (precio por persona 35 euros)

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar