Las circunstancias cambian

Es verdad que las circunstancias pueden cambiar la valoración.
Esta cerveza tomada el día anterior de paso y poco más, cambia tomada en la isla de Hydra, frente al mar, en una copa muy helada y apropiada pues te parece su hermana mayor.

Mejoró la espuma en cantidad y duración, mucho más refrescante y con más cuerpo, carbónico más entero y persistente, muy buena sensación de amargo final que pide beber más.

Repetiría de nuevo, pero con estas circunstancias añadidas.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar