Abadía de Poblet Tinto

Vino de la Quincena

Abadía de Poblet Tinto

  • Bodega: Vins Abadia de Poblet
  • Zona: D.O. Conca de Barberà
  • Tipo de vino: Tinto
  • Varietales: Trepat, Monastrell, Garnacha y Tempranillo
Notas de cata
Nos encontramos un vino marcadamente de la Conca de Barberá, con los típicos matices de pimienta blanca tan ligados al Trepat, acompañado del Garrut (Monastrell) que reviste la columna vertebral del vino, la Garnacha que lo envuelve de golosidad y el Tempranillo que redondea el vino en su completo ensamblaje.
Elaboración

La uva Trepat utilizada para la elaboración de este vino, proviene de viñas plantadas durante la primera mitad del siglo XX, en zonas que reúnen los tres cultivos mediterráneamente típicos de la Conca de Barberà. Proviene de unos viñedos con cultivo de cereales entre las filas de cepas y con almendros plantados al borde de las fincas. Son viñas viejas con orientación sur y sureste en terrenos pobres y en alturas que van en el caso del Trepat desde los 550 hasta los 600 metros. Sus rendimientos bajos ayudan a encontrar un Trepat con buena concentración y con la expresión del terruño de dónde procede.

El Garrut (Monastrell), proviene de viñas de alrededor de 20 años que se encuentran cerca del Monestir de Poblet en suelos más ricos con mezcla de pizarra y arena.

Las viñas de Ull de Llebre(Tempranillo) y de Garnatxa se enfilan por las montañas de Prades rondando los 700 metros de altura y en suelos marcados por una mezcla de pizarra y arcilla, las viñas de ambos varietales están orientadas al nordeste.

La crianza, muy respetuosa, se lleva a cabo en foudres de 4000 litros y en depósitos de cemento durante un año.

Bodega Abadia de Poblet
  • Mas información:

    Este vino persigue tres cosas: frescor, fruta y personalidad de la zona. Para Abadía de Poblet es un claro ejemplo de lo que es un vino de la Conca de Barberà. Se encuentra la expresión de los varietales que localizan el vino con su lugar de origen.

    Características de añada La añada 2016 tuvo un invierno poco lluvioso y unas temperaturas relativamente suaves. La primavera fue fresca y lluviosa sin excesos . Al inicio del verano se preveía que haría mucho calor pero no fue así, fue un verano muy cálido que hizo que se adelantara la maduración, especialmente de las zonas de menos altura. La última semana de agosto fue muy cálida, igual que la primera de septiembre, por suerte, en la Conca de Barberà las noches siempre son más frescas y las viñas lograron resistir las altísimas temperaturas diurnas y la falta de agua en el subsuelo. Los vinos resultantes fueron muy frescos, con un rico aporte frutal y buen equilibrio en boca.

  • Premios:

    Guía Peñin 2018

    Guía 365 días 2018

    Anuario de Vinos 2018

  • Precio: 10 a 19,9 €
Características analíticas
  • Graduación alcohólica: 13%

Novedades de Verema

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar