Achel Bruin

Cerveza Achel Bruin

Puntuación de la cerveza
Puntuación sobre 100:
90
Puntuación Media:
7,9
Calidad-precio:
8,5

Cervecera: WZW. Sint Benedictus Abdij ( Hamont-Achel )
País: Bélgica
Tipo de cerveza: Ale
Graduación (vol): 8,00%
Envase: Botella
Precio aproximado: 1,50 €
Descripción

Elaboración: Cerveza oscura trapense, de fermentación alta, elaborada con agua, malta de cebada torrefacta, lúpulo, levadura.

4 Opiniones de Achel Bruin

Marrón rojizo oscuro, algo turbia, bastante viva. Abundante, densa y persistente espuma color crema.
Nariz de intensidad media. Pastelería, frutos secos, fruta escarchada.
Boca dulzona, untuosa, con el gas bastante presente. Final amargoso medio.
Botella de 33 cl.

De color marrón oscura y espuma en tonos beige muy densa y persistente.
En nariz se aprecian aromas de maltas tostadas, levaduras, café negro, especias dulces y sutiles pasificados.
En boca tiene una entrada ligeramente densa pero refrescante, con recuerdos cafeteros, de cacao, otra vez especias dulces y cereales tostados, buen balance entre dulzura y amargosidad.
Muy recomendable.

Las grandes cervezas trapenses recién embotelladas pueden decepcionar pero, como los buenos vinos, van mejorando con el tiempo : lo sabemos pero lo olvidamos.
Esta botella de Achel oscura - conservada en bodega hasta su fecha de caducidad - supera con creces mi expectativa : mismo color castaña, misma espuma abundantísima que se va densificando y se adhiere a las paredes del vaso después de cada trago. Pero, en esencia, ha cambiado por completo : olores a dátil, a higo seco, a miel y, en boca, notas sobresalientes de clavo y de café turco, algo de chocolate pero muy amargo, sobre un fondo de ciruela pasa.
El verdadero carácter siempre aparece en las grandes circunstancias y a veces al final de la vida : seguid esperando.

Las cervezas Achel - elaboradas a partir de 1998 por dos hermanos venidos de Westmalle y de Rochefort - son las trapenses más recientes. La Achel oscura destaca por su espuma beis, increíblemente cremosa, abundante y extramadamente persistente. De color ámbar a caoba, con aromas acusados de caramelo, de uvas y ciruelas pasas, tiene un sabor dulce, agradable - aunque poco original - que remite al azúcar avainillado, a la leche chocolatada y a la cebada torrefacta. Para mi gusto, el amargor del lúpulo, demasiado discreto, no contrabalancea las notas dulzonas y el conjunto - sin gran personalidad - carece de frescor, de densidad y de longitud.

  • Más leído
  • Más recomendado

- No hay entradas a destacar -

- No hay entradas a destacar -

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar