Increibles el meloso de setas y Jabugo.

De entrantes:
una ensaladita de pulpo, patata y langostinos.
Tosta de Ibérico, con pan de elaboración propia.
Croqueta de Marísco, con una excelente bechamel.

Plato de Meloso y setas, servido en cazuela de barro por la propia cocinera.

Postre, torrija con base de carpaccio de piña y helado de vainilla (exquisita).

Coca en llanda y dulces navideños para acompañar el café.

Buen servicio de vinos, tomamos un "El Bon Home".

Ambiente INCREIBLE, muy detallada la mesa, trato casi familiar.

Estamos pensando en cuando repetir.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar