Aceite Olivo por la paz oli-oli coupage: Olivo por la Paz Oli-Oli Coupage


Es un aceite que aúna tanto la fuerza y la expresión, como la delicadeza y la firmeza, nos muestra todo lo que alberga su interior, se desnuda ante nosotros, lo entrega todo de una forma tan clara y natural que emociona.
Es de un rico y potente frutado verde, donde conviven la hierba fresca con el plátano maduro, hay una sabrosa manzana y almendras tiernas, todo claro, vivo, dichoso. Recuerda la flor del tomate, el corazón de la alcachofa, punto de cereal tostado, avellanas, pimienta rosa, punto fresco de leche de almendras, en armonía y con elegancia.

En la boca es denso, se unta y se agarra al paladar va describiendo un camino y alterna la suavidad con el amargo, paladeas, cuando crees que se ha ido vuelve, aunque en realidad nunca se ha ido. Qué carácter, qué potencia y qué estallido de sensaciones y de placer, mascas la oliva verde, la alcachofa y el tomate, los frutos secos y ese punto amargo tan equilibrado como bravo, toquecito de especias, de las pimientas rosa y roja, herbal, alimonado, sedoso, particular y único, todo un privilegio, sientes el campo y sus hierbas fragantes, te lleva a él y te cautiva, no tiene final ni tampoco lo deseas.

Puedes tomarlo solo, por las mañanas como una medicina, como un bálsamo de belleza exterior e
interior, sientes al tomarlo como té cura y calma el estómago. Sobre unas lonchas de salmón y bacalao ahumado es una maravilla, sobre una cecina fina, con unos tomates en trozos con rúcula y queso.

Os recomiendo un queso de leche cruda de oveja y pasta prensada como el Extramuros de la quesería Los Corrales.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar