La garnacha de la Tierra Alta

Picota de buena capa con destellos morados. La nariz es intensa, concentrada pero fresca, con volumen, destacan las notas de fruta negra en sazón, los recuerdos a regaliz negra, algo de flor morada, apuntes minerales y algún recuerdo especiado. En boca tiene buen ataque, untuoso, sabroso, con un tanino dulce y cremoso, bastante pulido, fresco, bien de acidez, estructurado, con profundidad y de nuevo mineral.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar