Aalto 2002
Vino Aalto 2002
FICHA TÉCNICA
Bodega
D.O./Zona
Pais:
España
Tipo de Vino:
Tinto
Graduación (vol):
14,00%
Varietales:
Tempranillo
Precio aproximado
Precio Aprox:
Desconocido
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
8.86
/
94
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
9,1
Opiniones de Aalto
OPINIONES
34

Picota de capa alta y pequeño ribete de irisaciones ocres. Magnifica nariz que tarda en abrirse. Muestra aromas de frutillos negros en confitura sobre matices de hojarasca iniciando la descomposición, regaliz, tueste, café, tabaco y tierra de maceta. En todo el proceso olfativo hay como una sensación terciaria, otoñal, vegetal, mentolada y humeante, que concluye en un claro aroma de sotobosque con torrefactos evolucionados.

En boca tiene una ataque muy rico, sabroso, con mucha frutalidad con hueso a la que se le une la sapidez tánica tanto de las maderas utilizadas en la crianza ( crema y tueste ) como la propia de la uva ( madurez fenólica ). Evolución viva, fresca, activa, frutal, tostadita y que lleva al vino hasta un posgusto persistente y de similares características. Retronasal similar a la nariz donde la fruta quizás se ve envuelta más en tostados, pero donde es evidente la excelente materia prima utilizada y que se sitúa por encima de cualquier otra consideración.

Está estupendo, con un color impresionante para casi tener 18 años, una nariz compleja y con riqueza olfativa en casi todas sus series y una boca que es un espectáculo. La añada 2002 fue complicada en casi toda España por unas lluvias muy persistentes, en general muchos vinos sufrieron en las bodegas durante la elaboración. En este caso se vuele a cumplir la máxima de que todo lo que toca Mariano García se convierte en Oro, y realmente así lo es. Además, está en perfecto estado para seguir su camino en botella como mínimo una década más. Aalto es un proyecto único en el mundo, desde el principio a cubierto todas las expectativas tanto empresariales como enológicas y comerciales. Ahora hay una dirección / accionistas distintos, pero del sector y con mucho criterio y además Mariano García sigue dentro. Hay que reconocer que mucho de su éxito pasado es gracias a Javier Zaccagnini, que fue el ideario del mismo en los mimbres de ser un simple pensamiento suyo y celestina que unió intereses de diferentes personas, pero focalizados hacia el mismo objetivo.

Estupendo vino,es mi primer vino de esta bodega.
Sin poderle dar aireacion,me sorprende el facil beber que tiene.
En copa presenta un tono bastante subido para su edad,una lagrima lenta y
una nariz espectacular.
Tanto en nariz como en boca es excelente,frutas muy maduras y regaliz de
las que dejan los dientes negros,largo,largo y largissssimooooo.
Despues de acompañar unas carnes a la brasa,perfecto para unas cerezas
bañadas en chocolate,los 14% desaparecian para ser el acompañante perfecto.

Compartiendo velada, llantar y charla en casa del amiguete Pingus, apareció por la cocina del caballerete antes mencionado, una botellita digna de beber, valorar, catar, recatar y degustar.
No es el primer Aalto que pruebo (antés caté en otra reunión veremera, un cremosísimo y muy elegante 2006), pero la verdad es que en el caso de este 2002 se le encontraban otros matices que expresan muy bien esa vida y ese carácter casi mutante y variado conforme uno escucha opiniones de otros compañeros y amigos de cata, acerca de este personalísimo vino.
Comentan en otras notas anteriores a la mía, la falta de Aalto PS ese año; que las uvas destinadas a ese aún más exclusivo vino se destinaron al Aalto normal.
Creo que la añada 2002 (y pienso que en muchas D.O.'s así fue realmente) fue una añada complicada, y más pensando en una excelente cosecha anterior 2001.
También cabría la posibilidad que las uvas, ni en el caso de ser "uvas PS", no fueran tan deslumbrantes como deberían ser. En todo caso, ahí quedaría el pensamiento acerca de este caso...aunque este Aalto desde luego, diera la talla en el momento de salir a la luz...

Abierto con bastante tiempo de antelación, el vino se presentaba con un picota bastante oscuro de capa media-alta y una lágrima transparente en la copa. El ribete atejado y rubí, ya nos indica esa evolución y largo tiempo de vida que lleva.
La nariz creo que resulta, todavía, lo mejor del conjunto. Respecto a ese 2006 que probé no hará más de 2 meses quizás, incluso se presenta más intensa y potente. Menos avainillada en especias y menos cremosa. La madera está presente, eso sí, junto a los tostados que se unen para entremezclarse con la fruta roja madura (guindas en licor).
En boca resulta más que domado (tanino frutal, dócil, menos licoroso que su nariz); sabroso al trago y en el paladar. Guarda un buen recorrido y una acidez media, comedida ahora. Final con cierta persistencia y retronasal donde regresan los tostados de la madera y algunos torrefactos.
Una interesante forma, esta, la de conocer y beber un Aalto con más recorrido y en una añada, como poco, delicada pero con un resultado ampliamente grato.

Otras dos botellas más disfrutadas de este extraordinario vino que sigue estando en una gran forma, ya me quedan muy pocas botellas.
El vino sigue con todos los aromas descritos más abajo y con las buenas condiciones en boca, igualmente repetidas.
No es un vino excelente, pero es muy bueno, ya que aunque la añada no fué muy buena, esta hecho con las uvas de el Aalto PS que ese año no salió al mercado.
Lo dicho muy bueno y entre excelente y muy buena la RCP ya que costaba sobre los 21 €.

Otras dos botellas de este muy buen vino de Ribera, la nariz sigue muy compleja y con mucha fruta, tostados y ahumados, entre otros buenos aromas.
En boca sigue agradable, muy aterciopelado y con bastante caracter, aunque todo muy bien pulido y equilibrado, sigue en muy buena forma, ha mejorado en botella.

Y dos botellas más, demuestran que este vino sigue con una nariz bastante compleja, donde sobresalen ahumados, frutos, chocolate, torrefactos, regaliz y minerales.
En boca esta muy pulido, el paso de boca es muy agradable y bastante equilibrado, taninos ya pulidos y muy nobles, buen retronasal y final con buena persistencia y largo.
Ha mejorado con el paso en botella, pero no fué un año excepcional.

Picota violáceo de capa alta. Se observan grandes precipitados en las últimas copas.
Nariz de gran intensidad con predominio de los ahumados, especias, notas de betún de Judea, fruta roja madura, balsámicos, cigarro habano y sotobosque.
En boca es potente, con buena acidez, alcohol levemente marcado pero que se va notando copa tras copa, tanino cremoso, pulido y final amargoso muy rico.
Buen vino en un momento excelente.

Un año después y dos botellas más, me sigue pareciendo un vino bastante bueno en nariz, donde sobresalen ahumados, tostados, frutos negros y torrefactos y también minerales.
En boca es sabroso, buen paso de boca, con taninos potentes pero nobles, buen retronasal y un final muy persistente a chocolate.
Es bastante elegante, tiene una muy buena RCP.

Cereza picota capa medio alta con borde grana.

En nariz percibo una intensidad a fruta negra, tostados de madera, algo de tabaco sobresaliendo notas balsámicas.

El paso por boca denota algunos taninos sin pulir, junto a un cuerpo de gran potencia, sabroso y fuerte a la vez, quiza el tiempo en botella lo dome algo más, muy bueno.

Picota violáceo cubierto. Nariz de buena intensidad, con una atractiva expresión frutal (fruta roja madura), toques especiados, algunos tostados, recuerdos a bosque umbrío y un fresco fondo balsámico. En boca tiene cuerpo medio, excelente ataque, buena acidez y buen recorrido. Taninos dulces y carnosos muy bien integrado. Equilibrado.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar