Dominio de Tares P3 2002
Vino Dominio de Tares P3 2002
FICHA TÉCNICA
D.O./Zona
Pais:
España
Tipo de Vino:
Tinto
Graduación (vol):
14,80%
Varietales:
100% mencía.
Precio aproximado
Precio Aprox:
Desconocido
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
9.18
/
96
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
7,0
ELABORACIÓN
Este vino procede del Pago Nº 3, un viñedo de suelos arcilloso calcáreos con alto contenido en pizarras. La fermentación alcohólica duró 25 días a una temperatura de 32º. Pasó 15 meses en barricas nuevas con tostado fuerte. Se elaboraron 4000 botellas.
OTROS VINOS CATADOS DE ESTA BODEGA
VER MÁS
Opiniones de Dominio de Tares P3
OPINIONES
7

Botella comprada en mi primera visita a Villafranca del Bierzo hace unos años.
Abierta y decantada con una hora de antelacion.
De color rojo picota de capa media-alta, ribete granate y lagrima fina que tiñe la copa.
En nariz lo primero que llama la atencion es una mezcla de frutillos del bosque, fruta negra y muy buenos tostados, bosque humbrio,canela y vainilla, alguna nota lactea y balsamicos que no me acabaron de convencer.
En boca tiene una entrada potente, mineral, taninos presentes pero amables, demasiada acidez para mi gusto, dejando un postgusto a tostados bastante largo.
Me ha gustado pero no es mi tipo preferido de mencia. PVP 43€.

Este vino siempre me ha mostrado elegancia y así es su intensidad, basada en una fruta roja ( fresones ) que con la aireación muestra su carácter más maduro, pero no en extracción frutal sino en momento de vendimia ( Bayas Blandas ). Notitas vegetales ( hojas verdes ), con tierra de maceta, humus y todo con cierta armonía en el carácter, como digo, frutal maduro. Hay hierbas medicinales, lavanda y algo de flores con agua ( pétalos de rosa ). En boca tiene sensaciones frutales escarchadas ( fresas estrujadas con azúcar ), buen paso de atisbos vegetales, cierta mineralidad y final con un posgusto de taninos dulces, frescos, que acaban recordando a la menta – poleo y dejando una elegante persistencia. Retronasal de clara continuidad con la nariz. Como en la anterior cata, es como un buen Bembibre en su lado más femenino, o por lo menos éste 2002. Desde mi punto de vista una de las Bodegas españolas con más sensibilidad y criterio en sus vinos, cada uno de ellos te dan sensaciones diferentes.

Año y medio después, opino que este vino sigue siendo una maravilla.
En nariz sigue sobresaliento la fruta (silvestre y negra), extraordinarios los minerales (pizarra y grafito), no los puse en el anterior, ya que me pase de los 1.200 caracteres, también los buenos tostado aparecen un poco más, asi como la cremosidad del roble.
En boca es un poco más elegante, sigue siendo muy sabroso, equilibrado y bien estructurado, los tostados y cremosidad en boca son impresionantes, ademas del retronasal que es inmenso y con una mineralidad increible. Final sigue siendo maravilloso.
Ha mejorado un poco y seguirá creciendo en botella.

Prueba en bodega, en botella a punto de salir al mercado.
Color picota inteso con borde violeta.
Aroma de bastante intensidad a frutillos silvestres, frutos negros en mermelada, también buenos tostados de la madera (café, cacao y chocolate), balsámicos (regaliz y mentolados), toques de hierbas frescas de monte, también se percibe una liviana pero rica cremosidad del roble, hay toques vegetales, de pastelería fina, torrefactos y ahumados.
En boca es más potente, con un paso de boca vivo, fresco, muy bien equilibrado y muy expresivo, bastante sabroso, aqui los tostados de la madera sobresalen mucho más (el café sobre todo, también chocolate y cacao), los taninos son muy nobles pero bastante potentes, este vino necesita mucha botella, muy buena y bastante más notoria que en boca la cremosidad del roble (esta faceta del vino me encanta), el retronasal es impresionante, supera incluso a las sensaciones aromásticas. El final es bastante largo y sobre todo muy persistente.
Un extraordinario vino, sólo pendiente de botella para ganar elegancia, que es lo que lo hara uno de los grandes de España.
A pesar de costar sobre 40 €, tiene una buena relación calidad/precio, el corcho un 8.

Picota intenso con pequeño ribete violeta. Nariz elegante, fina, sin apabullantes expresiones pero con una clara firmeza de precisión en los aromas que transmite. Hay frutillos silvestres frescos sobre una base mineral ferrosa - terrosa delicadamente extraída, carbón vegetal y toques de finas maderas que se ensamblan con el resto de los aromas dejando una muy incipiente percepción de cremosidad. Final de nariz de corte balsámica con dejes de menta y hierbabuena, sobre manojos de matas aromaticas de monte ( tomillo - lentisco ) y notitas algo licorosas. En boca es un vino bien armado, con cuerpo, buena acidez y fruta en sazón, que se alarga en una evolución firme y que transmite un curioso juego de taninos frutales – maderas, dejando ciertos rasgos astringentes. Posgusto con notitas de menta, caco y regaliz, matices que también salen por vía retronasal. Tiene una intensidad más elegante y atlántica que su hermano Bembibre, con una especie de rusticidad primaria hecha dama.

Color picota de capa alta con ribetes violáceos acreditan en nriz ricas notas a frutas negras y rojas del bosque muy maduras pero sobre ellas resaltan, al mover, otras mas intensas a grafito cuero y bombón de chocolate, teniendo un paso por boca envolvente, con mucho´cuerpo y poderío, lo llena todo resulta reiterativa la sensaciones frutales y pizarrosa todo chocolateado, masticable, largo su transcurrir y enorme el resultado amigo, la cata redonda como lo es el vino con cierta astringencia pero buena rica y equilibrada su retronasal en esa linea de persistencia largo y con buen recuerdo a la obra, excelente vino, buena elaboración totalmente aconsable, me ha gustado mas que el 2001, por eso lo calificamos mejor.

Rojo picota con ribete violeta, capa alta, lágrima abundante y densa. En nariz la intensidad es media-alta. Lo encuentro un poco falto de expresividad. Aromas a fruta compotada muy golosa, violetas, vainilla, canela, frutos secos. La boca está muy por encima de su nariz. La concentración es elevada, muy buen volumen, es amplio, largo y goloso. Buena acidez y perfecta integración del alcohol.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar