Clos Martinet 2002

Vino Clos Martinet 2002

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
96
Puntuación Media:
9,3
Calidad-precio:
8,8

Bodega: Mas Martinet Viticultors
D.O./Zona: D.O.Q. Priorat
País: España
Tipo de vino: Tinto
Graduación (vol): 14,50%
Varietales: 35% Garnacha, 35% Merlot, 20% Cabernet sauvignon, 10% Syrah.
Precio aproximado: De 30 a 49,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Crianza en barrica de roble francés

Varietales: 35% Garnacha, 35% Merlot, 20% Cabernet sauvignon, 10% Syrah.

19 Opiniones de Clos Martinet

Picota con ribete grana. Capa alta.
Aromas intensos, frutales, con frescas notas de menta y hierbabuena y profunda tinta china, chocolate negro, hoja de tabaco, recuerdo de cuero y toque mineral.
Sabroso, rico y fácil, sin excesiva amplitud, pero jugoso y muy accesible. Buen recorrido, plagado de fruta, especias y minerales. Notable persistencia. Inmediato y agradable.

Fruta fresca negra bien madura y elegancia por los cuatro costados. Así se presenta este Martinet en esta añada. A eso hay que añadir sus profundas notas de terruño, sus ecos balsámicos y ciertos devaneos florales que le dotan de más fineza si cabe. En boca se muestra ya muy redondo, maduro y fresco. Impecable trabajo con unos taninos sedosos y aterciopelados que llenan el paladar hasta con cierta golosidad. Desde el principio hasta el final se presenta complejo con la elegancia y la frescura marcando el paso. Uno de los Priorat más civilizados del momento. Y ello sin perder ni identidad ni terruño.

Rojo picota con reflejos amoratados.
En nariz destaca la fruta negra, llama la atención un plátano muy presente, notas minerales, flores y especias muy suaves. Potente y elegante.
En boca es amargoso, con buena acidez, carácter marcado y cremoso. Muy mineral en boca

Si el ideal –al menos para mí- sería un vino de corte antoniano que no parkeriano “alta intensidad colorante –tonalidad-, brutal en aromas frutales que se muestra complejo y muy potente en boca” con un vino de corte clásico al más puro estilo –ahora- riojano “finura, elegancia, integridad”, pues este Clos de la mano de Jose Luis y Sara Pérez han logrado casi “porque siempre se reserva el top” la perfección aunando modernidad y clasicismo en un vino con larga vida por delante y a su vez exquisito en la cata actual.

¿Quién dice que finura y elegancia está reñida con modernidad y potencia?.

Un vino tremendo y arrollador con una Visualmuy cubierta, opaca, negruzca con un reflejo ribete violáceo.

En Nariz sigue la evolución en potencia, amplios aromas de fruta madura negra y roja –plenitud frutal- engarzadas como el mejor vals con notas minerales –brea, truba- y de crianza –tostados, chocolate negro, regaliza, vainilla-, notitas de frutos secos –piñones, avellanas- que le aportan profundidad.

En Boca alcanza el nivel olfativo, Redondo con firmeza, finura y elegancia en una integridad casi total con un ataque golosón y un paso espirituoso recordando al mejor licor de whisky y sensaciones frutales que culminan en un final sostenido por un postgusto con una mínima amargosidad de recuerdos de cacao y chocolate negro. Una cosecha a la altura del mítico 2001.

Decanado 5 horas.
Picota oscuro con tonos morados y de capa alta.

Aroma de alta intensidad, muy profundo, mineral, tierra mojada, hojarasca, balsámicos muy definidos y potentes : mentol, regaliz en pastillas, eucaliptus; fruta negra en cantidad y calidad. Todo es exuberante y opulento.

Cuerpo de elevada potencia ( inusual para un Martinet), mucha acidez buen controñlada, volumen y tensión en boca ; taninos presentes muy vivos y jóvenes, muy sabroso, aparecen sensaciones balsámicas y minerales potentes y claras, frutal también muy neto. Elegante como siempre lo han sabido ser los Martinet.Magnífico vino, y aún más si consideramos que 2002 no fue una buena añada, prácticamente ni se entera de ello y está casi a la altura del extraordinario 2001.

Es un vino excelente para el que le gusten los vinos golosos y elegantes, color precioso picota intenso con ribete violáceo, en nariz mucha fruta, moras, arándanos, con toque especiado de regaliz, canela, y al fondo la vainilla, todo muy estructurado, en boca resulta goloso, poco ácido, mínimamente astringente, con final ligeramente amargo que se vuelve dulce en el postgusto, equilibrado en conjunto.

COLOR: Picota de alta capa y ribete granate.
NARIZ: Intenso, complejo, balsámicos destacados, resinas aromáticas (incienso), maderas aromáticas (cedro y sándalo), minerales (piedra y tinta china), fruta negra en confitura (ciruelas), ciruelas pasas, café, chocolate.
BOCA: Potente, sabroso, concentrado, buena acidez, equilibrado: Excelente estructura. Amplio de sabores, fruta negra en confitura (ciruelas), ciruelas pasas, maderas aromáticas bién ensambladas con la fruta, incienso, balsámicos, taninos de la fruta suaves y sedosos (han alcanzado un buen grado de polimerización), notas minerales, final elegante, cálido y persistente.

Me atrevo a vaticinar que con seis meses más de botella será un vino de 10 puntos.
Relación Calidad/Precio: Muy Buena.

Picota de capa alta, ribete violáceo. Lágrima pausada. Nariz de buena intensidad, algo alcohólica y dulzona, con tonos minerales y empirehumáticos destacados, maderas (pimienta), y fruta negra muy mdura de fondo, que con el tiempo va emergiendo hasta colocarse en primer plano junto a tonos florales. En boca tiene una acidez corta. Golosón. Áspero. Denso. Aromas a vainilla y fruta madura. Buena persistencia, donde aparece con fuerza la fruta madura junto a algo de regaliz. Final ligeramente amargo.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar