Gran Reserva 904 2004

Vino Gran Reserva 904 2004

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
96
Puntuación Media:
9,2
Calidad-precio:
8,2

Bodega: Bodega La Rioja Alta S.A.
D.O./Zona: D.O.Ca Rioja
País: España
Tipo de vino: Tinto
Crianza: Con crianza
Graduación (vol): 12,50%
Varietales: Tempranillo 90% y graciano 10%.
Precio aproximado: De 30 a 49,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Nombre de los viñedos: Melchorón I y II. Ubicados en Briones y Rodezno para la Graciano y Briñas, Labastida y Villalba para la Tempranillo, con una edad de más de 40 años. Terrenos arcillo-calcáreos. Clima: Continental-atlántico. Vinificación: Las fermentaciones alcohólica y maloláctica se desarrollaron con normalidad utilizando el proceso habitual de la bodega. En enero de 2005 los vinos pasaron a barricas de roble americano de fabricación propia de 4 años de edad, donde permanecieron hasta enero de 2009 (4 años). Durante su crianza, se trasegó cada 6 meses por el método tradicional de barrica a barrica. Desde febrero de 2009, el vino permaneció en botella redondeándose y mejorando aún más sus componentes organolépticos.

Varietales: Tempranillo 90% y graciano 10%.

16 Opiniones de Gran Reserva 904

Éste fue el segundo vino de la comida del día Navidad, acompañando un Valbuena del 91. Le teníamos ganas pues compramos seis botellas allá por 2014 con idea de guardar y resistimos la tentación casi 6 años pero hoy es el día. Abrimos la botella y dejamos respirar por espacio de una horita. Servimos para proceder con su valoración a unos 18°C.

VISUAL: Nos muestra un color rojo cereza de capa media-baja, brillante y con un ribete de tonalidades rubí con reflejos atejados, muy luminoso. Presenta lágrima abundante, esbelta y transparente (85).

OLFATIVA: A copa parada nos regala aromas de compota de frutos del bosque, dulzones. Al agitar nos volvemos a encontrar con el clásico riojano, especiados de vainilla y pimienta negra, montebajo mediterráneo (romero y tomillo), flor marchita, ralladura de naranja y un toque balsámico delicioso. Pero no acaba ahí. En la pátina terciaria asoman elegantes tostados y torrefactos, café en grano, cuero viejo, tabaco de liar y por supuesto apuntes amaderados de gran calidad tras esos 4 años de crianza. De nuevo espectacular bouquet, variopinto y de intensidad media (92).

GUSTATIVA: Y en boca todo un portento. Buen punch, con una acidez importante y muy amplio. Los taninos a medio pulir todavía pero acariciantes. Paso por boca dulzón y cremoso, con notas de fruta en sazón y orejones. Los aromas retronasales son variados, especiados (vainilla y nuez moscada), fúngicos, cafetosos y a pan tostado. Pero en el post-gusto es donde nos enamora. Qué sobriedad y qué equilibrio el de este vinazo con un final ligeramente alcohólico (guindas en licor), dulzón (ciruelas pasas e higos secos) y amaderado con leves notas tostadas presentes en todo momento. Nos da una persistencia de tres minutos y 5 segundos. Bárbaro en boca, delicado y sobrio, con mucha vida por delante gracias a Dios. Buena primera botella de este 2004. La cosa promete!!...(93).

Decir que no llegó al gran nivel que mostró el Valbuena, pero es que el listón lo puso muy alto. No obstante, lo disfrutamos muchísimo, vinazo con todas las letras, nada que objetar.

La RCP para esta compra en aquellos años la dejaré en muy buena pues las botellas costaban 29 euros cada una. Ahora se ha subido un 50% y cuestan más de 40.

MARIDAJE: Como dije compartió mantel con un Valbuena y los compaginamos ambos con una "Escudella de gallets", con la consiguiente "Carn D´Olla" y nos lo terminamos con unas "Prunas y pinyons". Es la comida típica en mi casa de cada año para el día de Navidad. Destacaremos el maridaje con las "Prunas y pinyons" (ciruelas pasas con piñones tostados). Las notas dulzonas de nuestro 904 y su puntito de roble armonizaron espectacularmente con los sabores frutosos y tostaditos de las ciruelas y los piñones. Magnífica velada, rica comida, dos vinazos y todos mis seres queridos en la misma mesa. Maravilloso!!

Salud-os!!

Color granate vivo de ribete poco anaranjado, muy vivo, capa media.

Intensidad media baja, algo tímido, ciruela muy marcada, al mover aparecen esas barricas usadas, predominio del chocolate, regalices, luego aumenta el tabaco, mucho mentol, juanola, lácticos y especiados marcados al mover.

Boca suave, supera ácido, muy explosivo y amplio, pide doma de acidez, estructura frutal, algo más corto en el final que 2001, paso muy agradable, tanino sedoso, amable, en botella ganará con seguridad. Con muchísima vida por delante.

Color ya comenzando a virar a anaranjado, aunque vivo, limpio y brillante. Capa media baja.

En nariz elegancia máxima. Fruta roja perfectamente integrada con la vainilla-caramelo del roble americano.

En boca una acidez intensa que lejos de ser molesta le da un frescor al vino que se agradece.

A la hora de abrir la botella se modera un poco la acidez, y los terciarios se hacen más "maduros", virando a torrefactos, café. Ha cambiado el vino, menos fresco, más complejo. Los dos muy buenos.

Clásico riojano con una rcp excelente.

Ni idea, ambos están magistrales.

Color granate de ribete anaranjado, capa media baja. Color de vino clásico riojano.

Intensidad media, nariz inconfundible, marca de la casa, tonos complejos y ensamblados, desarrollo de terciarios, frutas negra acompotada, flor seca, cacaos, vainilla y chocolate. Con mucho que decir en un futuro.!!!

Otra boca con la personalidad de la casa, licoroso, acidez, paso aterciopelado, con volumen, retronasal mantenida, fruta en licor, bombón, chocolates, matices de fruta fresca, riquísimo.

Color granatoso de capa media y ribete atejado, brillante. 

Nariz de intensidad media, cuya primera impresión es la de una presencia de madera predominante, fruta roja compotada, notas de tabaco, ahumados, suaves especias dulces, vainilla y notas de tabaco. 

En boca es fresco, evidente carácter clásico, fruta roja en compota, excelente acidez, cuerpo medio, final con notas de ebanistería, tabaco, hojas secas y sutil barniz de larga persistencia. 

Cómo va mejorando este gran vino. Un clásico de Rioja, que nos muestra su elegancia y su excelencia. Me ha gustado. Color rojo picota con un borde atejado, brillante. En nariz aromas fruta negra, notas minerales y una buena madera. En boca es un gran vino y ha evolucionado formidablemente, muy estructurado, elegante, sedoso. Un vino muy placentero. Un gran clásico riojano que se mantiene en siempre como un top.

Para mi Rioja alta,sera una Bodega de referencia en toda España.Este GR 04,tiene un color de capa baja,ribete naranja.La nariz de media alta intensidad,complejisima,elegante,gran bouquet,terciarios,especias,vainilla,cueros,maderas finas,tabaco,balsamicos....La boca con textura ligera,elegante,taninos integrados,excelente acidez.Muy largo.Me encantan los vinos de La Rioja Alta.

Rubí marronáceo de capa media con ribete algo atejado.

Nariz de mediana intensidad, elegante, fina, con aromas a fruta roja muy madura acompañada de tabaco, cáscara de frutos secos, especias, leves vainillas, notas balsámicas, almazara y toques florales. Muy complejo, pero a la vez equilibrado, sin aristas.

De cuerpo medio, presenta una acidez excelente, muy viva, que se mantiene firme hasta el final del paso de boca. Taninos maduros y parecidos registros a los encontrados en la fase olfativa (fruta roja madura, especias, tabaco…). Largo postgusto acídulo y especiado.

Todo elegancia y finura, mantiene un buen equilibrio entre fruta y terciarios, estando ahora ya en un excelente momento para su disfrute.

De color rojizo granatoso de capa media-alta, extraído, cubierto, muy oscuro. Reflejos granadinos y anaranjados, refulgente, limpio, sin el mínimo asomo de precipitados. Fuerte sensación de juventud respecto a otras añadas. Borde ligeramente cobrizo, estrecho, diferenciado del exterior menisco.

Se presenta sin sorpresas: de expresión franca y muy tradicional - muchos puntos en común con la cosecha del 2000. Aromas iniciales de orden dulzoso a frutos rojos maduros, cascarilla de naranja, tabaco Virginia, toffee, melaza y un apunte de ebanistería de fondo (tung, lacas). Impecablemente perfilado, elegante y abierto, infusionado en vainilla, equilibrado, sin parafernalia inecesaria. Aquí no sobra nada. Reconocible de principio a fin como buen 904. Da la impresión de ser un vino menos abultado que el 2001, más pausado, aunque con una necedidad evidente de guarda en botella para comenzar a ganar en matices. Lo tiene todo para que así sea. El tiempo lo dirá...

En boca se muestra enérgico, dotado de una acidez intensa que acrecienta la sensación inicial de sequedad. Vivo, lleno, aportando un tanino algo marcado, aún por pulir. El conjunto ya es notable, sabroso, muy frutoso, con ese matiz de dulcedumbre, tan de La Rioja Alta, adornado de tostados, especiados, amargosos... Larguísimo, con dni riojano. Gran trabajo de la bodega aunque aún es pronto para valorarlo en plenitud. Hay quien afirma que se pueda detectar un cierto cambio de estilo, algunos matices que no solían darse anteriormente... En todo caso, es complicado estar seguro. Ha gustado y mucho.

Más información del vino: http://vinosclasicos.blogspot.com.es/2015/12/la-rioja-alta-904-gran-reserva-2004.html

Rojo anaranjado de ribete granate, ladrillo, capa baja.

Intensidad media, muy equilibrado con carácter dulce, especias, fruta negra seca, ciruela Borges, cacao, vainilla, café, muy cremoso, notas de pimienta, clavo y tabaco con final de regaliz.

Boca suave, armónica, con la acidez perfecta, muy untuoso con buen recorrido, perfil algo licoroso y maduro. Muy buenas sensaciones….

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar