Restaurante Riff: Hace un tiempo invité a 5 amigos a cenar a este restaurante. Acordé


Hace un tiempo invité a 5 amigos a cenar a este restaurante. Acordé previamente con el propietario un menú con un precio de unos 300 € para los 6 y reservé mesa. Entre risas y carantoñas del propietario y de su somelier, acabaron endiñándonos el menu "lo mejor de la casa" y soplándome 650 €. A parte de este contratiempo presupuestario, que como soy bueno achaco al olvido, el despiste o la barrera idiomática, el lugar resultó tranquilo, amplio, y la comida simpática, aunque con pretensiones y, claro, para mí excesivamente cara. Mis invitados lo pasaron bien, que es lo que importa. Yo, con el bolsillo todavía caliente por la experiencia, debo reconocer que dudo mucho que vuelva; ni aunque sea a comprar en su tienda de productos selectos, que uno puede adquirir a mejor precio y con igual calidad a pocos metros de distancia en el Gargallo de Almirante Cadarso. Obviamente, para mí, la relación precio/calidad resultó desmesurada y la atención poco adecuada.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar