Restaurante Arregi Jatetxea - Kako en Berastegi

Restaurante Arregi Jatetxea - Kako

Datos de Arregi Jatetxea - Kako
Precio Medio:
35 €
Valoración Media:
8.5 10
Servicio del vino:
7.0 10
Comida:
10.0 10
Entorno:
8.5 10
Calidad-precio:
8.5 10
Fotos:
 
País: España
Provincia: Guipúzcoa/Gipuzkoa
Localidad: Berastegi
Dirección: Herriko Enparantza, 7
Código postal: 20492
Tipo de cocina: Vasca
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 35,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Martes

Teléfono


1 Opiniones de Arregi Jatetxea - Kako

Restaurante clásico de los que quedan ya pocos, situado en el corazón de Berastegi, último pueblo gipuzkoano en la carretera que une Tolosa con Leitza, en el que hemos disfrutado de una deslumbrante cocina tradicional que esconde muchos años de sabiduría tras los fogones y en la sala. No en vano, fueron destacados por la Guía Michelín como Bib Gourmand durante muchos años hasta el 2016.
Comedor rústico, elegante y espacioso, con mesas impecablemente vestidas tanto en mantelería como en vajilla (con las iniciales de la casa y el pueblo grabadas), menaje y coperío (Riedel).
Servicio sobrio y profesional, con un nivel que ya quisieran para sí muchos locales de Donosti.
Nos decantamos por su menú fin de semana (32€+IVA), la carta sale por unos 40-50€ en función de las viandas elegidas. Entre semana poseen menú del día a 15€+IVA.
Primera sorpresa en el tinto elegido para el menú: Sierra Cantabria Selección '17. Nos bebimos prácticamente toda la botella, cuando en la mayoría de vinos de rotación nos suele sobrar la mitad.
En este caso, no se nos sirve aperitivo, detalle que en absoluto va a penalizar habida cuenta de la calidad ofrecida en vino y género.
Como primeros elegimos para compartir una ensalada de cristal y unos fritos caseros. La ensalada consiste en unos deliciosos morrones asados, acompañados de cebolleta, ventresca de atún y en el centro una yema de huevo. La melosidad que esta aporta a la mezcla es una idea cojonuda que reproduciremos en casa.
Los fritos, además de ser una ración abundante y poseer una fritura perfecta (ni rastro de excesos de aceite), son de lo mejor que he probado en la provincia y recuerdan a otros que bordan en la zona de Malerreka-Baztan (similares a los de Zalain o Casa Santamaria).
En los segundos, optamos por bacalao a la brasa y solomillo con guarnición (champis y patatas). De nuevo, extraordinario género con un enorme taco de bacalao en su punto (aceptaba incluso más cocción) cuyas lascas salían primorosamente, acompañado de un suave refrito de ajo y guindilla y una piperrada que era para hacerles la ola.
Si el pescado era espectacular, la carne no le iba a la zaga, pura mantequilla con una salsa y guarnición que acompañaban sin enmascarar.
El remate dulce consistió en unas clásicas natillas, notablemente fluídas y con un buen toque de canela, y una sabrosa tarta de queso crema horneada, con una base de galleta que personalmente prefiero más crujiente (en este caso, se había quedado la zona superior blanda y la base acartonada).
Café incluido y chupito de whisky irlandés Teeling para rematar. Poseen una buena selección de whiskies para los amantes de la espirituosa.

Un lugar para hacer feliz al estómago y al espíritu con una buena conversación en compañía. Si os gusta la montaña, la zona es un paraíso de rutas para senderistas.

Volveremos sin dudarlo y lo recomendamos fervorosamente.
PD. Se echa de menos que no dispongan de web donde poder ver su oferta culinaria.
  • Tarta de queso casera

  • Natillas caseras

  • Solomillo con guarnición

  • Bacalao a la brasa

  • Fritos caseros

  • Ensalada de cristal

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar