Restaurante Merkato

1
Datos de Merkato
Valoración Media:
7.5 10
Servicio del vino:
7.0 10
Comida:
8.5 10
Entorno:
7.0 10
Calidad-precio:
- 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas:

Teléfono


1 Opiniones de Merkato

En un muy, muy amplio espacio que resulta de un patio interior de muchas viviendas (toda una manzana) que antiguamente estuvo dedicado a angar de avionetas y en otro momento a bobinas gigantes de papel. En Valencia, una de las pocas ciudades del mundo capaz de tener compañía de aviación propia, ahora ha cambiado pilotos por cocinero, y Valentín Sánchez Arrieta ha desplegado este interesante proyecto convertido ya en realidad; pero no es alguien sin experiencia, este nuevo local viene después de Valen&Cía y Al Tun Tún.

Aquí tienes muchos espacios diferentes tal y como entras: una parte de bar (cena informal de susi), otro espacio de cafetería (con pan de elaboración propia y dulces) y otro espacio de un amplio comedor central capaz de albergar eventos multitudinarios. Incluso hay donde comprar latas de gourmet y lo que no hay que perderse es una foto con la sobrasada: algo de otro mundo.

El comedor con un espacio central abierto, rodeado de una periferia apartada con amplias mesas, permitió incluso mesas de banco corrido para celebrar varias comidas de empresas de forma simultánea. La periferia en parte ocupada por la cocina y por la nevera de carnes madurando: todo un espectáculo. Aquí la cocina se tocan todos los palos: carnes, pescados y arroces.

En nuestro caso 5 para comer, algo desbordados por el ruido interior de tanta celebración; espacio amplios, mesas con manteles individuales, copas y vajilla correctas. Servicio de sala muy profesional en el consejo de vinos y un servicio en sala más que bien para el lío que había.

Una carta de comidas con un buen número de entrantes, algunos podrían pasar por platos principales, las especialidades en carnes a la brasa, también los pescados a la brasa y sin olvidar que estamos en tierra de arroces; hay guarniciones aparte y un pequeño espacio para los postres. Una pizarra nos apunta alguna novedad del mercado del momento tan interesantes como angulas, centolla, trufa blanca del Piamonte.

La carta de vinos es bastante amplia y variada con buen abanico de precios pudiendo llegar a un muy alto nivel. En nuestro caso empezamos por unas cervezas Mahou 0/0 tostada, un buen vermut de la tierra, Carmeleta rosso, con las papas por cortesía de la casa; seguimos con un interesante cava Mestres y rematamos por consejo local con un rosado de Raventos i Blanc 2016. También agua de San Pellegrino y Solan de Cabres para los de sin gas.

Muchas cosas interesantes en carta sobre todo en entrantes con productos de mercado conocidos pero con elaboraciones sugerentes, que nos hacen decidir compartir al centro y rematar con una carne a la brasa. Allí vamos:

. croqueta de txangurro (1 p.p.): buen tamaño, jugosa, bien rebozado y buen sabor.

. pulpo a la brasa con trinchat y txistorra: bueno pero sin enamorar.

. foie-gras ahumado al Karbón con txipirones y kimchi: complicado plato que mantiene bien a los elementos que lo integran. Recomendable.

. guiso tradicional de morros de ternera con carabineros y salsa de huevos fritos: un mar y montaña, siempre difícil, pero bien resuelto.

. chuleta de 1,5 kgrs de carne y aunque nos ofrecen rubia gallega, nos vamos a una vaca vieja madura. Muy bien de punto (hubo quien precisó un segundo pase de fuego), muy sabrosa, con hueso justo y consiguió mantener temperatura hasta el final. Acompañaron unas patatas y unos pimientos de piquillo confitados jugosos.

. postres compartidos: texturas de chocolate y milhojas de crema pastelera caramelizada. Cumplen. Lo mejor el postre liquido: un Tokaj 5 puttonyos 2001 que gustó a todos los presentes.

Mención aparte merece el pena el pan, de elaboración propia y que repetimos más de lo debido y hubo quien se llevó pan a casa en lugar de la comida sobrante (¿o es que no sobró nada?). El aceite ofrecido fue Camino de Aníbal, también destacable.

Unos buenos cafés y la tranquilidad de que casi todos se habían ido ya, nos permitió algo de sobremesa relajada tras pagar la cuenta (la caja debía cerrar antes).Un sitio diferente, con buena cocina de producto y lo que hay de moda: brasas y arroces: "regreso al pasado". ¿O es que siempre ha sido presente?.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar