Restaurante La Viña en San Sebastián/ Donosti/ Donostia

Restaurante La Viña

Datos de La Viña
Precio Medio:
31 €
Valoración Media:
6.8 10
Servicio del vino:
5.0 10
Comida:
7.8 10
Entorno:
6.0 10
Calidad-precio:
7.8 10
Fotos:
 
País: España
Provincia: Guipúzcoa/Gipuzkoa
Localidad: San Sebastián/ Donosti/ Donostia
Dirección: Treinta y Uno de Agosto, 3
Código postal: 20003
Tipo de cocina: Vasca
Vino por copas:
Precio desde 5,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


2 Opiniones de La Viña

El martes 03 de abril habíamos reservado mesa para cenar en el restaurante del Bar La Viña, con la idea principal de volver a degustar su excelente tarta de queso, que probamos por primera vez hace un año  y que ese mismo día por la mañana, camino de la ascensión al monte Urgull, haciendo un alto para tomar fuerzas, volvimos a degustarla recién horneada como desayuno tras haber también compartido un excelente pintxo de tortilla de patatas. Supongo que os habréis dado cuenta que esa tarta de queso nos chifla.

Otro de los motivos que nos llevó a ese lugar fue para ofrecernos una cena a base de txangurro,( una de sus especialidades) pues era uno de los solos restaurantes que lo proponía esos días en Donostia.

El bar restaurante La Viña se encuentra situado en el barrio viejo de Donostia. Es sobre todo un bar de pintxos que posee además un comedor para cenar a la carta. El chef es Santiago Rivera, autodidacta que ha desarrollado cursos de perfeccionamiento en el Basque Culinary Center y que se autodefine como influenciado por el movimiento de la nueva cocina vasca 1977.

El comedor se encuentra situado detrás de la sala de la barra de pintxos, es de corte totalmente tradicional, con unas 7 u 8 mesas de madera de estilo rustico, con un pequeño mantel, bastante cercanas las unas de las otras y con un ambiente algo ruidoso. Cubiertos y vajilla clásicos. El servicio de sala llevado a cabo por una sola camarera fue correcto, amable y cercano. El servicio del vino fue inexistente, descorche y nada mas. Su carta está compuesta en su mayor parte por  vinos clásicos, en su mayoría tintos de Rioja, los pocos blancos no me parecieron muy interesantes.

Tras hojear la carta, nos informan que ese día no tenían txangurro, (que decepción !!) así que tuvimos que repensar nuevamente sobre la marcha lo que íbamos a cenar.

Mientras reflexionábamos nos trajeron un aperitivo :

Canutillos de queso con anchoas Premio al mejor pintxo mas original del año 1999. Buenos.

Decidimos compartir al centro de la mesa los siguientes platos :

Alcachofas naturales acompañadas con jamón, un huevo y una salsa ajada. Buenos productos. Buen plato.

Langostinos a la plancha   Buen producto pero demasiado hechos, una lástima.

Almejas  en salsa verde. Almejas de calibre mediano algo gomosas. Correcto sin mas.

Cogote de merluza. Buena pieza, hecha a la plancha con un refrito de ajos. En su perfecto punto de cocción. Muy bueno.

El pan no merece mención.

De postre evidentemente compartimos :

Tarta de queso Cada ración consta de dos porciones de tarta. De las mejores tartas de queso que hemos comido.

Para beber  tomamos una botella de agua grande y una botella de txacoli Txomin Etxaniz 2017 DO Getariako Txakolina. Bodegas Etxaniz Txakolina (Getaria) Cepages Hondarribi Zuri y Hondarribi Beltza. Ligeramente ácido y  carbónico , afrutado y  persistente. Acompañó la cena, se bebe muy facilmente.

Finalizamos con dos cafés.

La cuenta ascendió a 58,13 €/persona. Buena RCP sin mas. Cocina con bastantes altibajos. Volveremos pero solamente para tomar una buena tarta de queso en el bar y por ello solamente lo recomendamos.

  • Tarta de queso

  • Langostinos a la plancha

  • Alcachofas naturales

  • Canutillos de queso con anchoas

Se trata de uno más de los locales de pintxos, bien situado en la calle más frecuentada por los itinerantes comensales.
Pequeño local con uno pocos asientos en mesas junto a la pared y una barra de pintxos más o menos atrayentes, sin destacar sobre las barras de locales vecinos.

¿Por qué se hace imprescindible la visita? Porque es el lugar perfecto para acabar la ruta de pintxos: el postre.
En el fondo de la barra se amontonan las tartas de queso recien hechas.
La ración es doble, así que te permite una ración por pareja, como así hicimos. La tarta es perfecta de textura, sabor, esponjosidad, cocción...

La acompañamos con un vino de licor Bandeira y un PX Noé, ambos muy interesantes como compañía.

Ruta de pintxos y final feliz con esta magnífica tarta de queso. Hubo quien encargó para traer a casa.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar