Edición decapitada

Color amarillo dorado, espuma blanca poco persistente.
En nariz aromas de cereal tostado.
En boca bien de carbónico, amargos finales.

Una cerveza sin pena ni gloria. Además no ha tenido mucha suerte en su "persistencia mundialista".

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar