Blog de Verema.com

Denominación de origen Jumilla. Cata en la III Experiencia Verema Alicante

El broche final a la III Experiencia Verema Alicante lo pusieron los vinos de la Denominación de Origen Jumilla. Una fantástica cata comentada que tuvo lugar en el Hotel Tryp sol de Alicante.

Al frente de la cata estuvo la secretaria de la Denominación de Origen Carolina Martínez y la sumiller de la misma María Quílez. Ambas nos presentaron un amplio abanico de vinos que evidencian la calidad de los vinos de Jumilla, además, los vinos fueron algunos de los ganadores del XXV Certamen de Calidad DOP Jumilla

sumiller maria

Este certamen se celebra anualmente y es el actual reflejo de la denominación, ya que participan todas las bodegas adscritas. Todas ellas presentan muestras que se analizan por un Panel de Catadores expertos externo a la denominación y cuyos componentes son profesionales altamente cualificados del sector, a nivel nacional.

La Denominación de Origen Jumilla tiene su origen como tal en 1961, comprende los municipios colindantes entre la Región de Murcia y Albacete. Concretamente: Hellín, Albatana, Ontur, Tobarra, Fuenteálamo, Jumilla y Montealegre del Castillo. En la actualidad la denominación trabaja 21 mil hectáreas de viñedos cuyas variedades tintas autoridades son: garnacha tintorera, cencibel, cabernet sauvignon, garnacha, merlot, syrah y petit verdot siendo la principal la monastrell. Si hablamos  de variedades blancas las autorizadas son: airén, macabeo, Pedro Ximénez, malvasía, chardonnay, sauvignon blanc, moscatel de grano menudo y verdejo

A partir de estas variedades en la denominación de origen Jumilla se elaboran vinos de calidad, amplios, carnosos y de buena riqueza alcohólica y acidez, armonizado todo ello con un potente carácter de frutas maduras y una astringencia bien integrada de larga capacidad de envejecimiento.

cata secretaria

Los Vinos de la Cata

Familia Pacheco Rosado 2018

Comenzamos la cata con un fresco y ligero vino rosado elaborado por Bodegas Viña Elena, bodega fundada por Francisco Pacheco Pérez en 1948. Son tres generaciones de viticultores los que están al frente del proyecto, siempre poniendo de manifiesto toda la tradición y la forma de cultivar aprendida y heredada, pero sin dejar de lado las nuevas tecnologías y la vanguardia en los procesos de elaboración. Fruto de esta filosofía de trabajo Viña Elena elabora una serie de colecciones de vinos llamadas Familia Pacheco (blanco, rosado, dulce y tintos), Lo Cucos de la Alberquilla y Síntesis. También elaboran vermut y aceite.

En la cata que disfrutamos en Alicante pudimos probar su vino Familia Pacheco Rosado 2018 un coupage de tempranillo y garnacha, fresco y ligero.

  • Nota de Cata: Color rojo suave, frambuesa de matices cebolla, ligero y brillante. Aromas elegantes que nos recuerdan a fresas maduras, caramelo de fresa y nata. En boca es un vino suave, carnoso, frutal, recuerdos a endrinas y cerezas en licor. Es un vino fresco de buena acidez y persistencia.

mantel cata

Luzón Colección Monastrell 2018

El origen de esta bodega familiar se remonta al año 1916, pero en los primeros años de la década 2000 hubo un punto de inflexión, de auge y modernización, renovando la bodega con los medios más avanzados. Los productos enológicos que produce Bodegas Luzon son: Colección Luzon (blanco, rosado y tintos), Alma de luzón ( tintos con crianza), Luzon Verde (procedente de metodologías ecológicas), Por ti, Altos de Luzon,  Vedecillo tinto y Luzon Frizzante. De todos ellos pudimos catar Luzon Colección Monastrell 2018, monovarietal de monastrell.

  • Nota de Cata: Capa media de color rojo cereza y matices rubí, brillante y limpio. Las notas aromáticas que encontramos al agitar la copa son fundamentalmente recuerdos a violetas, rosa,cereza con un fondo de regaliz rojo. En boca es un vino ligero, goloso y jugoso con una buena acidez y armonía entre la fruta y la crianza. El final del vino es largo con un punto amargo que hace elegante al vino y complejo.

Mayoral reservado 2018

El tercer vino que probamos es un tinto realizado por una bodega centenaria en la DO Jumilla, fundada en 1890 por García Carrión, de ahí su nombre Bodegas 1890. Son ya cinco generaciones las que están trabajando por mantener y transmitir las prácticas culturales vitivinícolas adecuadas para la zona y el cultivo de su uva estrella, la monastrell. Hoy Bodegas 1890, cultivan junto a la monastrell: tempranillo, syrah, cabernet sauvignon, merlot y petit verdot. Su filosofía de trabajo y buen hacer se ve reflejada en su marca comercial Mayoral. En este caso probamos Mayoral reservado 2018.

  • Nota de Cata: Color de rojo picota de capa media-alta, con intensos aromas a tostados que nos recuerdan a café, carácter balsámico y un fondo de fruta madura negra y dátil. En boca es un vino con buena acidez, tanino elegante con un punto de dulzor final. Es un vino que nos despierta recuerdos a azúcar tostado, caramelo de café, buen volumen y persistente.

vinos cata jumilla

Alceño Premium 50 barricas Syrah 2018

Continuamos la cata degustando los vinos de otra bodega centenaria de Jumilla, Bodegas Alceño cuya bodega familiar se remonta a 1870. Este próximo año celebrarán sus 150 aniversario para celebrarlo han elaborado un vino único que resume y refleja la tradición, filosofía de trabajo e identidad del saber hacer de la bodega. En la cata pudimos probar Alceño Premium 50 barricas Syrah 2018 y Alceño 12 meses Monastrell 2016, dos vinos elaborados por la bodega que están en el palmarés del XXV Certamen de Calidad DOP Jumilla. Junto a estos vinos Bodegas Alceño elabora: vinos Alceño joven (blanco, rosado y tinto), Alceño Selección, Alceño 50 barricas y Alceño brut nature entre otros.

  • Nota de Cata: Granate de capa media-alta, de matices picota, brillante y limpio. En aroma, intensos recuerdos a frutas negras en mermelada junto a toques especiados (pimienta). Sutiles recuerdos a lavanda y fondo balsámico. Es un vino de tacto suave en boca, ligero, buena acidez que vuelve a expresarse desde un punto balsámico, refrescante y elegante. En boca la fruta que sobresale es de un perfil más maduro que en nariz, con un punto dulce que nos recuerda a las pasas. Es un vino complejo, con buena estructura y persistente.

Alceño 12 meses Monastrell 2016

  • Nota de Cata: Color granate, vivo y brillante. Nariz frutal de punto final dulce armonizado con recuerdos a vainilla. Es un tinto goloso con predominio de fruta negra como la ciruela compotada bien conjugado con los matices propios de la crianza. Es un vino fresco, con un tanino suave. 

Divus Monastrell 2015

El siguiente vino fue Divus Monastrell 2015, un vino de Bodegas Bleda, bodega familiar que centra su trabajo para mantener la esencia de la tierra. Son ya cuatro generaciones al frente de la bodega cultivando la uva principal de la denominación, la monastrell, así como otras variedades: tempranillo, Petit Verdot, Cabernet Sauvignon, Verdot, Syrah, y garnacha en cuanto a tintas. En uva blanca cultivan: sauvignon blanc, airén y macabeo. Las marcas con las que trabaja la bodega son: Colección Pino doncel (Tintos, dulce y blanco), Castillo de Jumilla (tintos, blanco y rosados). Nosotros pudimos probar Divus Monastrell 2015, un monovarietal de monastrell que resultó premiado en el XXV Certamen de Calidad DOP Jumilla.

  • Nota de Cata: color rubí de ribete granate con algún matiz teja, brillante y limpio. En nariz es un vino con recuerdos balsámicos sobre un fondo de fruta roja. Predominan las notas especiadas: regaliz fresco, pimienta, canela, o clavo. Unos matices que volvemos a encontrar en boca, junto ahumados y café. Es un vino bien armonizado de buena estructura con una amplio paso en boca y acidez equilibrada. Goloso, de tanino redondo y persistente.

vinos jumillavinos jumilla 2

Áltico Crianza 2015

Cambiamos de bodega, y degustamos un vino producido por Bodegas Carchelo, Áltico Crianza 2015. Tempranillo, cabernet sauvignon, syrah y monastrel son las variedades con las que trabaja Bodegas Carchelo a 600 metros de altura, sobre un altiplano con suelos de diferentes tipologías que le permiten disponer de uvas de amplios y diversos matices, elemento que saben expresar y reflejar en cada uno de los vinos elaborados. Es una bodega de producción  de tintos con gran potencial para la larga guarda y sus marcas son: Áltico, Autista, Carchelo, Canalizo, Eya, y Muri Veteres.

  • Nota de Cata: Tinto de capa media, color granate brillante y limpio. Notas aromáticas suaves en inicio pero que tras agitar van intensificándose hasta llegar a una sensación perfumada. En nariz observamos notas golosas de fruta roja, caramelo de cereza, esencia de vainilla con fondo balsámico que nos recuerda al eucalipto. En boca es un vino ligero, con una fruta más madura, la cual predomina en sensaciones. Percibimos también pequeñas y sutiles notas a vainilla, tostados. Es un vino fresco, elegante, jugoso y carnoso muy atractivo de beber.

Silvano Garcia Dulce Monastrell 2014

Por último cambiamos totalmente para probar uno de los vinos dulces de Jumilla, Silvano García Dulce Monastrell 2014.

Según el pliego de condiciones de la DO Jumilla los vinos tinto dulces, naturales y los vinos de licor deben ser realizados con la variedad principal de la denominación, la monastrell. Esta uva será vendimiada de forma que no perjudique la calidad de la uva, presentando las destinadas para su creación de  una graduación alcohólica natural en el momento de la recolección, de al menos 13% Vol. Además este tipo de elaboración especial suele dar como resultado unos vinos de alto nivel de taninos, dando lugar a gran intensidad de color profunda y alta, casi opacos. Con un intenso predominio aromático a frutos maduros, higos, pasas.

Una normativa que Bodegas Silvano García aplica desde que forma parte de la Denominación de origen. Es una bodega fundada en 1925. Al frente de ella está la tercera generación produciendo vinos de cuidadosa elaboración, como el ejemplo degustado. Es una bodega con una filosofía de trabajo centrada en el control exhaustivo desde la viña al embotellado. Siguen al dedillo el ciclo de maduración de la uva según la parcela y la variedad para decidir el momento óptimo de la vendimia, como se indica en el pliego de condiciones. Uno de los resultados del minucioso trabajo es Silvano García Dulce Monastrell 2014.

Este vino final elaborado por Bodegas Silvano García es un 100% monastrell, elaborado únicamente cuando las climatologías muy especiales le acompañan. Este caso es el de la cosecha 2016, a partir de uvas procedentes de viñedos antiguos con baja producción y bajo una vinificación con maceraciones muy largas.

  • Nota de Cata: color granate de buena capa. En nariz es un vino con marcadas notas a pasas: uva e higos, combinado con esencias de café, chocolate y arropes. Son vinos golosos, nada empalagoso de fondo balsámico. En boca tiene una estructura con buen cuerpo, untuosos, acidez viva, con notas similares a las que percibimos en nariz. Es un vino persistente, elegante muy agradable.

Excelente cata temática sobre los vinos de Jumilla que fueron muy bien explicados y analizados por la sumiller Maria Quílez. Una grata oportunidad para conocer la calidad de los vinos elaborados en la zona y que, desde 1961 están bajo el sello de DOP Jumilla.


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar