Puck

Visita a Abadía Retuerta durante la Cata de Catalogación

La magia de sus vinos, el encanto de la finca... Mucho más que una bodega, mucho más que enoturismo

Cuando visitamos a Jerôme Bougnaud y nos llevó a los viñedos de Quinta Sardonia, desde su altitud nos señaló una finca de gran belleza hacia la izquierda, era Abadía Retuerta. Me sonreí porque guardaba muy buenos recuerdos de la gente de esa bodega aparte, por supuesto, de ser una fan incondicional de sus vinos desde el más pequeño que ya no se hace, el joven Rívola, a la profunidad de un petit verdot singular: PV.

A Henar Cano Sanz la conocí en MadridFusión 2013 donde promocionaba el exquisito hotel LeDomaine y donde, cómo no, daba a probar los excelentes vinos de la bodega. Desde entonces hemos mantenido el contacto coincidiendo en diferentes ferias y eventos, y cotilleando nuestras actividades mutuas vía Facebook ;-) Y es precisamente por esta vía que me encuentro con una invitación formal a visitarles, digo formal porque ya lo habíamos comentado varias veces pero no habíamos llegado a concretar. Yo le contesto que encantada pero con una única condición: quería conocer a Ángel Anocíbar, enólogo de Abadía Retuerta y discípulo aventajado de Pascal Delbeck, gran enólogo francés que goza de un gran prestigio internacional gracias a sus colaboraciones con bodegas de todo el mundo y culpable del diseño del proyecto Abadía Retuerta. ¿Por qué esta condición? Me temo que he estado muy consentida últimamente y me he acostumbrado a que los padres me hablen de sus hijos :-)

Ante esta condición Henar acepta el envite y me propone:

He hablado con Ángel y estaría encantado de conocerte y contarte todo aquello que sea de tú interés además me propone que vengas el próximo viernes aprovechando que estará aquí con nosotros Pascal Delbeck para realizar las catas de catalogación. Es una excelente oportunidad que los conozcas a los dos a la vez dado que Angel te podrá contar que Pascal es su maestro y Pascal que Angel su mejor alumno. 

Abadía_Retuerta_visita_Pascal_Delbeck_Angel_Anocíbar_barricas

 

¡Dos por el precio de uno! ¿Qué os parece? Y además el día de la catalogación, ufff ¡menuda suerte! Ni que decir tiene que aceptamos presurosos porque además, no sólo estarían Ángel y Pascal, el equipo de catalogación lo compondrían también la plana mayor de la bodega:

  • Juan José Abó: Socio-Fundador Abadía Retuerta y Secretario de la Academia Internacional del Vino
  • Enrique Valero: Director General de Abadía Retuerta
  • Marc Gilbert: Director de Exportación
  • Diego Canals: Director Comercial Nacional
  • Alvaro Pérez: Director de Marketing y Comunicación.

A Enrique lo conocí en la fabulosa cata con motivo del lanzamiento de la venta en Primeur de los Grandes Vinos de España que puso en marcha Lavinia y a Álvaro en otro excepcional evento esta vez en Bodegas Santa Cecilia, donde repasó la corta pero intensa historia de la bodega con las añadas del 1996 al 2012 esta última presentada en rama aún.

Allí excusó la ausencia de Ángel, nos encontrábamos en pleno mes de septiembre y la vendimia venía complicada. Como el propio Ángel nos contaría después:

A mí en vendimia no me pongas ni una cata, ni un periodista, que no, que no puedo estar a otra cosa, además en una como la última que fue tan complicada, peor.

Y con esta apetitosa perspectiva, el viernes 17 de enero nos poníamos camino de Sardón de Duero a las 08:30 de la mañana. 

Llegamos a las 10:15 a la bodega donde nos esperaba una sonriente Henar. Nos va informando del plan del día con su voz grave y pausada. A lo largo del día iría comprobando la pasión que imprime a su voz, como si no sólo quisiera informarte sino que quisiera convencerte de lo que te cuenta y te queda la sensación de que ese poder de convencimiento se origina en lo firmemente que cree en este proyecto, porque Abadía Retuerta es mucho más que los vinos que llevan ese nombre, es más que una bodega icónica, es más que el Hotel LeDomaine ubicado en una abadía del siglo XII, es más que una finca de gran belleza donde perderse recorriendo rutas a pie o a caballo, almorzando bajo una encina centenaria u observando el panorama desde un helicóptero, el proyecto Abadía Retuerta es todo esto, y todo esto es: Experiencias Únicas.

Abadía_Retuerta_visita_encina_centenaria

Volviendo al plan del día, primero visitaríamos la finca y la abadía, en el orden en que quisiéramos. Tras ello volveríamos a la bodega y cataríamos con el equipo de ases que se quedaba en bodega trabajando mientras nosotros hacíamos turismo. Mientras nos organizábamos iban llegando: primero Juan José Abó, siempre elegante con su sombrero, tras él Pascal Delbeck con aura de sabio y su perenne sonrisa. Entremedias Ángel Anocíbar iba y venía, nervioso, como le tocaba, era un día en el que se jugaba mucho por lo que todavía le estoy más agradecida por acogernos en esas circunstancias; le siguen Álvaro Pérez, Marc Gilbert...

Sobre la cata de catalogación Henar nos haría una reflexión importante:

Una de las principales decisiones que se tomarán hoy es qué vinos, de qué procedencia y en qué proporción entran en nuestro vino estrella: el Selección Especial, porque se hacen muchas botellas y la proporción tiene que ser exactamente igual en todas. Es el vino que mejor representa la finca ya que el porcentaje de uva con el que se elabora suele ser similar al de las principales variedades plantadas en el viñedo (75% tempranillo, 15% cabernet sauvignon y 10% syrah). Es como su fotografía.

Asimismo, los vinos de pago sólo se elaboran en ciertas añadas y es otra de las decisiones que se deben tomar hoy, si tendremos Valdebellón, Garduña, Negralada o PV 2013.

Salimos al exterior y mientras lo hacemos Henar nos cuenta que ella es tan sólo una más del equipo de profesionales de Experiencias Únicas, profesionales ampliamente formados tanto en conocimiento del vino como en el de las relaciones públicas y trato directo con el cliente. Nos montamos en un todoterreno y cuando vemos la destreza de Henar a sus mandos nos informa con una sonrisa de que también ha recibido formación para conducir este tipo de vehículo en entornos naturales no precisamente muy aptos para vehículos a motor :-)

Abadía_Retuerta_visita_paisaje_mañana

Elegimos visitar primero la Abadía, dejando la finca y su hermosura para cuando el sol estuviera más alto en el azul del cielo. Por el camino paramos en una parcela singular llamada La Raya porque sus lindes separan la finca de Abadía Retuerta inserta en la Indicación Geográfica Protegida de Vinos de la Tierra de Castilla y León, de la Denominación de Origen Ribera del Duero:

¿Os fijáis en el trocito de esparadrapo? Esta parcela estaba plantada con merlot pero había novecientas viñas que por error del viverista eran sauvignon blanc. El merlot aquí no madura bien así que las viñas de merlot no acababan de estar bien y sin embargo, las de sauvignon blanc estaban fantásticas. Entonces Ángel (Anocíbar) en vez de enfadarse dijo: si esto está aquí tendrá que ser por alguna razón... y empezaron a experimentar elaborando un sauvignon blanc. El vino gustó mucho a todo aquel que lo probaba por lo que se fue corriendo la voz y las visitas comenzaron a preguntarnos por el blanco de Abadía Retuerta.

Ángel en ese momento decidió que si el merlot no maduraba bien y la sauvignon blanc sí, injertaría sauvignon blanc en las antiguas viñas de merlot porque ya no era un merlot joven, sino que puesto que esta parcela fue plantada en 1994 sus viñas tienen ya una educación. Así es como nace LeDomaine (elegido por los foreros de Verema como mejor blanco del año 2013) del que el año pasado se sacaron 10.000 botellas (una tormenta de pedrisco dió al traste con parte de la producción) y este año sacarmos unas 14.000 botellas.

Es un 60% sauvignon blanc y el resto es verdejo, que también está injertado en las cepas de merlot y otras variedades blancas en menores proporciones como la riesling, la gewurztraminer y la godello. Pasa seis meses de crianza en barrica.

Pasamos por otra parcela en la que se estaban realizando tareas de prepoda:

Abadía_Retuerta_visita_prepoda

Pasamos por otra parcela arropada por un bosque que la protege de los vientos del norte que Henar nos señaló como Pago Negralada, el origen de su mejor tempranillo:

Nuestras viñas reciben la energía solar poquito a poco a lo largo del día, permitiendo una maduración lenta y progresiva gracias a la protección que les da ese bosque que crea un pequeño micro-clima. Es una parcela grande pero está dividida en cuatro partes y en la cata de catalogación de hoy se enjuiciarán los vinos provenientes de las cuatro subparcelas y el que mejor puntuación obtenga será embotellado como Pago Negralada.

Nos encontramos a 400 m del río, en un terreno de arcilla, arena y cantos rodados que retiene muy bien el agua por lo que apenas hay que regar esta parcela porque ella misma se autoregula

Y mientras vamos avanzando nos va contando la historia de estos parajes:

Los monjes de la orden premonstratense llegaron aquí a mediados del siglo XII desde los alrededores de París. Llegan aquí gracias al sobrino del noble castellano Pedro Ansúrez, fundador de la ciudad de Valladolid, quien estudiando en Premontré contacta con la orden y queda fascinado por ellos. A su vuelta convence a su familia para que levanten este monasterio pero consigo trae algo más: la cultura vinícola. Este es el inicio de la Ribera del Duero.

Abadía_Retuerta_visita_entrada_abadía

Llegamos al hotel-abadía recibiendo las excusas de Henar por no poder mostrárnoslo al completo al estar cerrado hasta el mes de abril. Se ubica en la antigua hospedería del monasterio y combina varios estilos por las subsequentes adiciones que experimentó, comenzando con un románico tardío, pasando por el gótico y evolucionando hasta el barroco.

La orden premostratense aunaba la vida contemplativa con la de trabajo (cultivo de la vid y elaboración de vino) pero no os creáis que elaboraban el vino para su consumo propio o el de los peregrinos de paso, no: lo vendían. Tenían su puestecito en la plaza mayor del pueblo, eran negociantes, manejaban el negocio del vino junto con el Monasterio de Valbuena y otro más que ahora está semiderruido en Cogeces del Monte.

Llama poderosamente la atención lo impecablemente que han integrado las partes recién construidas para el hotel con las antiguas del monasterio. Nos muestra la vinoteca que también funciona como bistró cuando el hotel está abierto.

A finales del siglo XIX los monjes se tienen que marchar como en la mayoría de monasterios de España coincidiendo además con la llegada de la filoxera. El monasterio es comprado por terratenientes de Sardón de Duero que lo mantienen cerrado pero sí utilizan la finca para negocios de agricultura. Después de la Guerra Civil Española la finca es comprada por la empresa Prodes que trabaja seleccionando semillas y volviéndolas a vender. Utilizan las celdas de los monjes para las cuarenta y cinco familias que trabajan aquí, celdas que ahora son los dormitiorios de nuestro hotel de lujo cinco estrellas LeDomaine, perteneciente a Relaix & Châteaux y las diferentes estancias que vamos a ver se usan como graneros.

Me parece un milagro que se haya todo conservado tan bien teniendo en cuenta los antecedentes.

Es un hotel enfocado fundamentalmente al turismo de empresa, reuniones, congresos, incentivos... 

Llegamos al Refectorio que ahora es el comedor del afamado restaurante del hotel que liderado en los fogones por Pablo Montero, cocinero formado en el entorno del restaurante Mugaritz (2* Michelín) y que cuenta con el asesoramiento de su chef y alma: Andoni Luis Aduriz.

Asimismo tienen previsto construir ocho dormitorios más aparte de los veintidos existentes actualmente y un spa de tratamientos de agua en las antiguas caballerizas. Además El complejo cuenta con otro interesante punto de visita que es el museo de arte contemporáneo de Ulrich Rückriem, artista que extrae enormes piedras de la tierra y las reestructura en la superficie. Un aspecto que es importante reflejar es que a pesar de que el hotel se encuentra cerrado desde el uno de diciembre hasta el uno de abril, la plantilla se mantiene intacta y su actividad es enfocada hacia la recepción de más formación.

Abadía_Retuerta_visita_restaurante_hotel_LeDomaine_refetorio_abadía

Otra opción con la que cuentan los visitantes a LeDomaine es hacer las excursiones solos, sin nadie de la bodega ni del hotel acompañándolos, para lo cual les proveen de mapas de la finca con diferentes rutas, cesta con ibéricos y, por supuesto, el blanco de Abadía Retuerta y que extiendan la manta en el lugar que quieran de la finca. Nos cuenta Henar que la mayoría de visitantes que reciben son extranjeros.

De vuelta al todo terreno nos cuenta que en la finca hay dos secuoyas gigantes norteamericanas, cedros libaneses... Pasamos junto a la encina centenaria... no es un adjetivo más o menos bucólico ¡tiene trescientos años! También han encontrado entre las encinas viñedos prefiloxéricos en estado salvaje. El proyecto cree firmemente en la protección del entorno natural y han comenzado un programa de alimentación de aves rapaces para que se queden en la finca y así en su momento, se conviertan en depredadores naturales del tordo y el estornino que son las aves que se comen la uva.

Otra de sus preocupaciones es compensar por la emisión de gases para lo cual llevan plantados 66.000 pinos:

¡Hemos plantado pinos que compensan por la producción de gases de al menos treinta bodegas!!! Además cuando crezcan protegerán a la finca de los vientos, que también es muy importante.

Abadía_Retuerta_visita_finca

Coincidiendo con la entrada de España en la entonces Comunidad Económica Europea, la empresa propietaria de la finca Prodes entra en quiebra y es absorbida por Sandoz que posteriormente, al fusionarse con Ciba Geigy da a luz al grupo Novartis. Tras varios estudios de viabilidad y gracias al empuje fundamental de Juan José Abó, la empresa Novartis decide dar a la finca la utilidad que tuvo en la época de los monjes, es decir se funda la Bodega Abadía Retuerta.

Es Juan José Abó quien se pone en contacto con Pascal Delbeck y le convence para que venga a conocer la finca. Nada más llegar Pascal se enamora de ella pero no por su indudable belleza, cualquiera que la ve por primera vez queda prendado de ella, sino porque los terruños que el veía no tenían nada que envidiar a los suelos de la Borgoña o los de Burdeos. Pascal no sólo crea el proyecto de viñedo sino que también diseña la bodega. Llevó a cabo un estudio geológico de la finca e implanta nuevos sistemas de viticultura que chocaron con los imperantes en aquellos años ochenta del siglo XX. Este estudio fue realizado mano a mano con Vicente Sotés de la Universidad Politécnica de Madrid, entre los dos diseñaron una división parcelaria por tipo de suelo, altitud y horas de sol. Las mejores doscientas hectáreas las dividieron a su vez en cincuenta y cuatro parcelas que se trabajan todos los años por separado.

El equipo técnico es el mismo desde el año 1996, no, desde la plantación, los tractoristas son los mismos que había en la empresa anterior. Se trata de que la gente se quede y formarla todo lo necesario.

En un principio y por la gran influencia bordelesa en la zona debido en gran parte a la sombra de Vega Sicilia, se planta mucho cabernet sauvignon pero esta variedad no es fácil que madure bien y en varias parcelas ha sido sustituida por tinta de toro o syrah, que aunque no está autorizada por la D.O. Ribera del Duero se da fantásticamente bien en la zona. Todo esto lo sabemos ahora por el contínuo trabajo del equipo técnico, ininterrumpido.

El clima de aquí es semi-desértico: en verano se puede llegar hasta los 40º por lo que hemos instalado riego automático, hemos dotado de tecnología al viñedo puesto que al no estar en la D.O. tenemos mayor libertad de movimiento. Gracias a los estudios de suelo realizados podemos saber qué parcelas necesitan un golpe de agua en un momento dado y así evitar un parón fenológico, siempre con muchísimo cuidado porque la viña es muy lista y no se la debe mal-acostumbrar, pero para eso está el equipo de Ángel (Anocíbar).

  Abadía_Retuerta_visita_letrero_viñedo_histórico   Abadía_Retuerta_visita_viñedo_histórico

Ángel Anocíbar había estudiado con Pascal Delbeck en Burdeos y fue recomendado por él como la persona idónea para llevar este proyecto, de hecho fue uno de los primeros enólogos españoles en estudiar allí, tras él siguieron bastantes más. 

Por fin llegamos a la parcela mítica de Pago de Valdebellón:

¿Veis la exposición solar? Esto en verano es como si fuera un espejo porque es suelo de caliza blanca. Aquí se forma un microclima que es el que consigue que la cabernet sauvignon sí consiga madurar aquí. El vino Pago de Valdebellón sería imposible sin esta parcela y no se elabora todos los años, sólo hay Pago Valdebellón en las añadas excelentes y pueden pasar dos, tres, hasta cuatro años sin que se haga.

Nos enseña también viñas de touriga nacional de la que ya hay vino experimental disfrutado únicamente por los miembros del Club de Cata de Abadía Retuerta como ocurre con otros experimentos de Ángel como con la gewüztraminer, la godello, un verdejo de vendimia tardía...

Señala a lo lejos unas lagunas:

Son artificiales. Se construyeron con la idea de reciclar todo el agua que se utiliza en bodega para así evitar contaminar el río Duero.

Tras dejar Valdebellón nos trasladamos a otra parcela, esta muy pequeñita, plantada con syrah: estamos en Pago Garduña.

Abadía_Retuerta_visita_Henar_y_Puck_Valdebellón

Desde aquí ya vamos hacia el edificio de la bodega también obra de Pascal Delbeck:

Estas instalaciones han sido diseñadas para trabajar con la gravedad incluso en los trasiegos, la cava es subterránea, está aquí abajo, es como un búnker.

En bodega:

Ya dentro de la bodega y dirigiéndonos hacia la sala donde estaba encerrado el comité de cata tenemos oportunidad de ver de nuevo esa maravilla de depósitos volantes llamados OVIS (objetos voladores identificados) que ya tuvimos ocasión de observar en nuestra visita al Celler Jaume de Codorniu, pero aquí son mucho más grandes: 6000 litros.

Desde antes de llegar a la sala se oyen los aplausos, parece ser que Ángel ha superado la prueba con nota ;-) Nos presentan a los miembros del jurado, Álvaro Pérez hace los honores, y se escucha la voz de Juan José Abó:

Una añada que se sale...

Nos guían hasta una sala de barricas donde unidades seleccionadas nos están esperando para catarlas.

Abadía_Retuerta_visita_depósito_OVI   Abadía_Retuerta_visita_felicitaciones_a_angel_anocíbar

Cuando entras en la estancia te invade un aroma indescriptible, mezcla de humedad, de fresco, de madera, de vino... Estamos en la

Sala de Maloláctica:

Todos los vinos de pago efectúan la maloláctica en barrica.

Más tarde visitaríamos la gran sala de barricas donde los vinos realizan la crianza. Nos entregan copas y Ángel comienza a hablarnos de la añada que vamos a catar, 2013:

Ha sido una añada muy complicada pero es en estos años en los que das más de ti, en los que más te exiges, este año venía todo muy retrasado y hemos tenido que adaptar la elaboración a estas circunstancias pero lo importante es que hemos conseguido que los pagos mantengan su tipicidad.

La cata ha sido dura, son treinta y cuatro vinos. Vamos a probar los cuatro pagos y algo más...

Se me pone la piel de gallina, esto sí que es una primicia.

Abadía_Retuerta_visita_sala_maloláctica

Negralada:

Aquí elaboramos una parte de la manera tradicional que es lo que le va a dar la estructura y otra parte menos macerada. Combinando las dos se consigue un vino muy, muy largo.

La que estamos catando ahora es la de la elaboración tradicional. La madera se percibe -obviamente- pero es una madera fina, elegante.

Estamos en el momento en que más se marca la barrica pero esta intensidad desaparecerá con el tiempo. Se busca mucho un buen equilibrio de frescura

Estaba muy bien, con su notable cantidad de acidez, también normal pero con una suavidad y tersura tremendas, muy floral en boca y fresco. Ángel define esta añada como atlántica, con el tiempo da notas de regaliz en nariz. Algunos del grupo consideran que se podría incluso consumir ya, a mí me parece que eso es un poco exagerado.

Abadía_Retuerta_visita_catando_de_barricas

Antes de pasar a la siguiente barrica que será de syrah Ángel quiere enfatizar que éste no será el Pago de Negralada final, que le falta la parte menos macerada que le aportará más potencia.

Garduña:

Ángel considera que el estilo de este syrah tira más al perfil australiano en color y estructura:

Es muy floral pero este año como ha sido mala añada el color es menos intenso. Ahora tiene un poquito de reducción que se acabará yendo.

Esas notas reductivas de la nariz que te recuerdan a la carne no son desagradables. En boca está muy rico, se le nota más hecho que el anterior, más disfutable ya mismo, es una bomba frutal (mora madura) que sin embargo no tiene la largura del Negralada pero tampoco resulta goloso, además tiene un postgusto con bastante complejidad. Ambos son muy florales (en este caso violetas muy claras) y reciben crianza en madera nueva.

Preguntado por el marcado perfil floral de sus vinos Ángel culpa al suelo de caliza y yeso. Es el "terroir" apunta Juan José Abó.

La siguiente barrica sería de cabernet sauvignon

Valdebellón:

El favorito de Henar. Ángel nos lo comenta:

Está tan potente que parece que la barrica no ha entrado. A priori no es una añada de cabernet pero sí es una añada de Valdebellón, es una parcela alta que enveró muy pronto y maduró muy bien.

Es muy mentolado, tiene potencia y suavidad juntas, características que van a mejorar mucho con el tiempo, va a ser una bomba cubierta de terciopelo. A mí me encantó, fue el que más me gustó de los tres.Abadía_Retuerta_visita_catando_de_depósito

Y con un guiño en los ojos Ángel nos dice:

¡Venga, vamos a tomar un rosadito, vamos a tomar un petit verdot!

PV:

Es muy carnoso y opulento, con una nariz realmente espectacular, muy pro

funda... Tiene tal amplitud que se te cuela por todos los recovecos ¡está buenísimo!!!!

Enrique Valero me escucha y sonriendo me comenta:

Del PV estamos abriendo botellas del 2002 y es todavía un potrillo. Así como el Garduña o el Negralada van evolucionando en botella el PV se mantiene igual de joven y brioso y ¡con más de diez años!

Tengo el corazón partido, Valdebellón o PV, PV o Valdebellón ¡qué difícil! ¡qué buenos!!!! Al igual que el Valdebellón el PV tampoco parece que haya tocado madera, tiene músculo, tiene nervio.

Henar:

Se nota mucho ya la edad de la viña y el trabajo que se ha puesto en ella. 

Ángel nos llama al orden y nos comunica que nos va a enseñar una cosa rara...

Abadía_Retuerta_visita_Pascal_Delbeck

El vino italiano:

Aquí tenemos plantadas diferentes variedades para ver que tal funcionan. Vamos a probar un vino de uvas italianas: Sangiovese y Nebiolo. Son vinos de color menos intenso y menor estructura pero con gran singularidad aromática. Está a mitad de maloláctica y de ahí ese punto agudo de acidez pero quiero que os centréis en los aromas

Fruta roja y flores: cerezas, frambuesas, ciruelas y violetas, también bayas rojas: endrinas... En boca ciruelas prunas y punto salino.

Pero no nos quedaríamos aquí, Ángel nos conmina a salir y nos lleva hasta un depósito:

Vamos a probar otras cosas... Éste no os lo voy a servir, es autoservicio.

Es un ensamblaje de gewurztraminer y riesling, otro de sus "experimentos"...

Controlando la viticultura que es muy diferente para los dos tipos de uva y el momento de vendimia conseguimos que las dos variedades se acerquen y que cada una aporte lo que tiene mejor, en un caso la fruta y en el otro la acidez. Sólo hay de esto aquí.

Y seguiríamos catando blancos pero esta vez de barricas

En la sala de blancos

Ángel:

La sauvignon blanc es más fresca que otros años pero es nuestro perfil 100% también criado en barrica nueva. Es lo que será la mitad del LeDomaine. Es una parcela excelente para sauvignon, cantos rodados, arena... La barrica no se ve, si el vino es potente la barrica no se nota, no es ningún problema.

La opinión unánime de todos los presentes: excelente.

Vamos a por la verdejo:

Abadía_Retuerta_visita_Juan_Jose_Abó
Es muy diferente a la sauvignon pero muy complementaria. En éste se nota más la madera que en el anterior y Ángel me comenta que es porque tiene menos materia. El conjunto del LeDomaine es 2/3 de sauvignon y 1/3 de verdejo, por lo que en el resultado final la madera no es en absoluto protagonista.

Pascal entonces intervendría para decir que el vino necesita la madera pero no tiene que ser "de madera"

Es como en un matrimonio, tiene que haber equilibrio, uno no puede estar por encima del otro. También es muy importante que el vino exprese la zona de la que proviene

Yo vine aquí en 1996 y puse en marcha este proyecto pero ya no es mío, es de Ángel, yo soy un poco como su padre.

Y ya llegamos al final de nuestro trayecto por bodega donde de otro depósito Ángel nos da a probar un vino del que no nos dice nada de nada, sólo que visualmente es blanco, Enrique apunta que es una novedad, otro experimento:

En nariz destacan las notas cítricas: mandarina, piel de naranja... Juan José Abó interviene:

Este es un vino que tiene el punto justo de azúcar para que no sea empalagoso como el 90% de los vinos dulces. Éste es un vino que te tomas una copa y te quieres tomar la segunda.

Yo no puedo por menos que estar de acuerdo con él y eso que a mí no me gusta el vino dulce.

¡No, si a mí tampoco!

Ángel desvela la incógnita: es un verdejo de vendimia tardía, Juan José Abó se queda boquiabierto (no es fan de la verdejo)

Aquí la variedad no manda nada. Normalmente los sauternes tiene un mínimo de 14º, éste tiene 12º, yo lo voy probando y cuando llega al equilibrio justo de acidez lo paro.

En la Sala de Catas

Somos dirigidos con el grupo hacia la zona noble de la bodega: la recepción-tienda-sala de catas, un espacio diáfano, minimalista, con un mínimo mobiliario en madera clara que sin embargo no peca de frío gracias el aluvión de luz que lo invade todo a través de los grandes ventanales acristalados.

Abadía_Retuerta_visita_tienda_bodega

Todavía nos quedaban sorpresas por descubrir, regalos en forma de vino por recibir. Era el momento de dejar de analizar, de olvidarse de las proyección y simplemente disfrutar del contenido de la copa y para ello Ángel no escatimó en la selección:

  • LeDomaine Blanco de Guarda 2010: ¡El primero! Ya con la primera añada demostró una clase y una elegancia que vaticinaba con un mínimo márgen de error el gran blanco en que se iba a convertir.
  • Abadía Retuerta X 2006: El vino elaborado con motivo de su décimo aniversario, una joya muy difícil de encontrar y que yo iba a catar por ¡segunda vez!
  • Abadía Retuerta Pago Valdebellón 1999: Si bien en nariz hubiera agradecido decantación previa, la boca seguía manteniendo esa sobria elegancia, ese tanino finísimo, aterciopelado.

Abadía_Retuerta_visita_LeDomaine_2010  Abadía_Retuerta_visita_X_2006  Abadía_Retuerta_visita_Pago_Valdebellón_1999

Y como colofón a una mañana inolvidable:

  • Abadía Retuerta 1996: Primera añada teórica aunque hubo dos anteriores con la bodega sin construir elaborándose en bodegas amigas: Todos los allí presentes emitimos murmullos de admiración ante la vida que todavía atesoraban esas botellas, tenía brío, tenía ímpetu, ganas de seguir cabalgando... Era el claro ejemplo de que cuando las cosas se hacen bien desde el principio el vinio puede convertirse en un clásico casi intemporal.

Al mismo tiempo que disfrutábamos de estas maravillas degustábamos buenas viandas, pero lo mejor sin duda fue la conversación con Pascal. En poco tiempo y con una amabilidad extrema me explicó su filosofía a la hora de elaborar, me mostró su orgullo por ver cómo este proyecto tan suyo ya camina solo, con buen paso y mejor presencia, me contó lo importante que era para él mantener la coherencia, ser siempre uno mismo sin que nadie te imponga una moda u otra, que sea el tiempo y la experiencia quienes guíen tu evolución...

Y me invitó a visitarle en Saint Georges Saint Èmilion... A poco que tenga oportunidad de cruzar los Pirineos allí me planto...

Abadía_Retuerta_visita_Puck_con_Pascal_Delbeck_y_Angel_Anocíbar

Llegó la hora de marcharse. Poco a poco nos fuimos despidiendo entre risas, besos y abrazos de todos menos de Henar, nos quedaría una última cita en el Mesón Los Tres Olmos de Santibañez de Valcorba donde acompañaríamos unas excelentes brochetas de lechazo con el ya rico LeDomaine 2012 y  la excelente añada 2009 de Pago Negralada, Valdebellón y GarduñaNo me cansaré nunca de estos vinos...

Gracias al inmenso equipo de Abadía Retuerta por el magnífico trato que nos dispensaron, todos, todos se volcaron con unos ignorantes como nosotros, pero debo dar gracias especialmente:

  • A Ángel por permitirnos estar allí en un día tan importante y complicado para él.
  • A Pascal por su humildad, cercanía y su inmensa humanidad.

Y sobre todo...

Gracias Henar :D

© Mara Funes Rivas - Marzo 2014

 

  1. #1

    JaviValencia

    Has invertido mucho trabajo pero ha valido la pena. La crónica es extraordinaria, tiene continente y contenido, como siempre. Fue un día memorable donde Hernar ejerció maravillosamente de maestra de ceremonias. Agradecer a todos y cada uno de los mencionados el gran trato que nos dispensaron en tan inolvidable jornada.

    Besos

    P.D.: La última foto para enmarcar :-D

  2. #2

    Mara Funes

    en respuesta a JaviValencia
    Ver mensaje de JaviValencia

    Bueno, ya sabes lo que se dice que sarna con gusto...

    La foto y el día son para enmarcar. Gracias! :D

    Besos,

    Mara
    www.verema.com/blog/el-bosque/
    www.verema.com/blog/puck/

  3. #3

    Ardovino

    Enhorabuena por el artículo, me lo he pasado pipa leyéndolo, así da gusto, sí señor !!!

  4. #4

    Ruben Adan

    El mejor artículo que he leído en Verema. Y no lo digo por decir.

    Enhorabuena.

  5. #5

    Marta Calabuig

    Increíble Mara! Cada día te superas más, pedazo de post que te has currado!Bueno y sobre todo magnífica visita que os prepararon desde Abadía Retuerta!!

    Felicidades!

  6. #6

    Edelweiss645

    vaya pedazo de trabajo ,vaya pedazo de experiencia

  7. #7

    Gabriel Argumosa

    Interesantisimo. Te felicito y te doy las gracias por toda la información que nos transmites y de un manera maestra.

    Gabriel

  8. #8

    Mara Funes

    en respuesta a Ardovino
    Ver mensaje de Ardovino

    No me podías haber dicho nada mejor ¡Gracias!!!!!!!!

    Mara
    www.verema.com/blog/el-bosque/
    www.verema.com/blog/puck/

  9. #9

    Mara Funes

    en respuesta a Ruben Adan
    Ver mensaje de Ruben Adan

    Me dejas sin palabras Rubén, todo el esfuerzo invertido en este artículo queda más que recompensado con tus palabras.
    ¡Gracias!

    Mara
    www.verema.com/blog/el-bosque/
    www.verema.com/blog/puck/

  10. #10

    Mara Funes

    en respuesta a Marta Calabuig
    Ver mensaje de Marta Calabuig

    Sin una buena materia prima no se puede hacer un buen post Marta y la que me proporcionaron en Abadía Retuerta fue de primera clase!!

    Muchas gracias por tu apoyo :D

    Mara
    www.verema.com/blog/el-bosque/
    www.verema.com/blog/puck/

  11. #11

    Mara Funes

    en respuesta a Edelweiss645
    Ver mensaje de Edelweiss645

    Tienes razón en ambas cosas :-) ¡Gracias!

    Mara
    www.verema.com/blog/el-bosque/
    www.verema.com/blog/puck/

  12. #12

    Mara Funes

    en respuesta a Gabriel Argumosa
    Ver mensaje de Gabriel Argumosa

    Es que lo que hacen en Abadia Retuerta es interesantísimo, visitarles es una experiencia completa, de esas bodegas a las que "Hay que ir"

    Muchas gracias Gabriel y a ver cuando nos vemos de nuevo que te puse falta en el Encuentro...

    Un abrazo,

    Mara
    www.verema.com/blog/el-bosque/
    www.verema.com/blog/puck/


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar