Placeres vinícolas

Más Burdeos 2012

Segunda y última entrega de lo que han dado de sí las primeras botellas de los vinos de Burdeos de la añada 2012 que compré en avanzad en su momento.
Château Côte de Baleau pertenece a la familia Cuvelier, propietarios entre otros de Clos Fourtet y Château Poujeaux. Son 18 Ha de viñedo, 15 de las cuales están clasificadas como Grand Cru Classé. Château Côte de Baleau 2012 (AOC Saint-Émilion Grand Cru Classé, tinto con crianza, 80% Merlot, 15% Cabernet Franc y 5% Cabernet Sauvignon, Château Côte de Baleau) se vinifica en cubas de acero con temperatura controlada y tiene una crianza de 18 meses en barricas de roble francés, la mitad de ellas nuevas. Probado en enero de 2019, tiene un color rojo granate de capa alta, algo apagado, con un ribete mínimamente evolucionado. En nariz no es muy intenso, con arándanos, grosellas, ahumados y maderas. EN boca muy buena carga frutal, buena acidez, cuerpo medio y un tanino muy pulido. Un vino muy rico y muy disfrutable.
Situado en la vertiente occidental de la meseta de Pomerol, el nombre de Château La Grave menudo es seguido por el apellido "Trigant de Boisset", su propietario en el siglo XIX. En 1971 fue adquirido por Christian Moueix, y su nombre ha pasado a Château La Grave a Pomerol. Son en total 8 Ha de viñedo sobre suelo de arcilla y grava situado justo al norte de Château Latour-a-Pomerol y cerca del límite con Lalande de Pomerol. Château La Grave Trigant de Boisset 2012 (AOC Pomerol, tinto con crianza, 85% Merlot y 15% Cabernet Franc, Château La Grave a Pomerol) se vinifica en una combinación de depósitos de hormigón termorregulados y depósitos de acero inoxidable, y la crianza de 18 a 20 meses tiene lugar en barrica nuevas y usadas en proporción variable, pero alrededor de un 20% son nuevas. Bebido en noviembre de 2018, viste de un bonito color rojo rubí de capa media alta con ribete granatoso. Nariz no muy intensa, con tabaco, frutos negros, notas terrosas y un punto dulzón como de caramelo. En boca es muy frutal, de buena acidez, sabroso, con un tanino muy elegante y un buen final. Muy disfrutable ya, pero creo que con buena evolución por delante.
Brane fue fundado en el siglo XVIII por la familia Gorce, y ha pasado por distinto propietarios hasta llegar en 1956 a la familia Lurton, en manos de quienes está actualmente. Son un total de 75 Ha de viñedo repartidas en varias fincas, de las cuales 18 han sido reconvertidas a cultivo orgánico en 2011. Château Brane-Cantenac 2012 (AOC Margaux, Deuxième Grand Cru Classé, tinto con crianza, 68% Cabernet Sauvignon, 32% Merlot, Château Brane-Cantenac) es el grand vin de la casa, y en esta añada representó el 32% de la producción. Fermentación en distintos depósitos, y crianza de 18 meses en barricas, de las cuales 60% eran nuevas. Probado el 18 de mayo de 2019, mostró un color picota bien cubierto con ribete granatoso. Nariz de buena intensidad, elegante, con mucha fruta negra, grafito, viruta de lápiz y violetas. En boca tiene buena acidez y buena carga frutal, es ya muy redondo, sabroso, con un tanino pulido y sedoso y un final largo. Muy rico y elegante, y creo que puede tener una gran evolución.
Con estos tres vinos terminamos la primera ronda de Burdeos 2012. Buenos vinos, ya en un buen momento para beber y con buena capacidad de guarda, sobre todo en el Pomerol y en el Margaux. Sigo pensando que los Cru Classé de Burdeos lo son por algo, y en los que he probado he notado ese puntito extra. Veremos cómo evolucionan.

Herramientas del blog


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar