Blog de Álvaro Moreno

Lecciones de un Capón "Único" en Navidad

 

Después de media hora  escribiendo renglones sobre una pantalla en blanco para tratar de expresar lo realizado que vengo (por no decir cachondo que suena algo libidinoso) de la comida de Navidad que he disfrutado como es preceptivo en familia, me he dado cuenta que estaba contando tal  chapa y me estaba enrollado de tal manera, que he decidido volver a empezar y escribir casi en morse.

Segundo plato y principal (stop) Capón venido de las Landas (stop) Guisado y horneado con cebollitas francesas, orejones y ciruelas pasas (stop) Acompañado con un Vega Sicilia Único del 96(stop)

 En un año en el que he pasado por mesas tan “chic” como las de El Bulli, Sant Celoni, o los 7 estrellas Michelin de Castilla y León, hoy he disfrutado de uno de esos grandes momentos gravados a fuego en mi memoria tripera y sería capaz de decir en este momento afectado todavía por efluvios de un Remy Martin XO Excellence que el plato con el que más he gozado y la armonía en forma que vino que mejor lo ha acompañado en esta campaña del 2010, la he disfrutado en casa de mi tía Loren (¡¡señores de la guía roja, una estrella para ella ya, por favor!!).

El pollo castrado, en su punto, si nada de grasa sobrante que en muchas ocasiones suele arruinar este plato, jugoso, sabroso, brillantemente acompañado de orejones, ciruelas pasas, cebollitas francesas, un puré de manzana y una salsa en el punto óptimo de ligazón.

El compañero de fatiga, un Vega Sicilia Único del 1996, los eruditos dirán que hemos practicado un infanticidio al descorchar este vino a estas alturas, pero que coño, a buen seguro que este vino seguirá dando alegrías al que lo tenga en su bodega a lo largo de las próximas décadas, pero los afortunados que nos lo hemos pimplado esta tarde hemos disfrutado como cochinos en un lodazal y lo guardaremos en la memoria como una de esas botellas que no se olvidan. Para mi esta botella ha sido una gran lección de humildad, de valorar a los clásicos, de guardar respecto a la historia, de replantearme los conceptos básicos que debe contener un vino. He vuelto a encontrar en el interior de una botella el binomio “potencia & elegancia”. Un vino para la meditación, para sentir su fragancia en la boca de forma eterna. Un vino que da sentido al tan de moda “maridaje” o “armonía” como ahora gusta nombrar a los más snob. Potencia, mejora, engrandece a cualquier plato que lo acompañe, es como uno de esos vestidos que hace guapa a cualquier percha que se lo enfunde. Me ha ayudado a redescubrir el matrimonio entre Cocina y Vino.

Solo me queda una pena esta tarde ¡¡¿Por qué coño no me habré gastado la pasta que he tirado un año más en la Lotería en dos o tres botellas de este vino? No escarmienta uno!!

  1. #1

    Álvaro Cerrada

    yo no juego a la lotería :-) Y soy fan de los Únicos. Me alegro de que disfrutaras tocayo!

  2. #2

    Obiwan Ferran

    Pues sí que has gastado en lotería!!! :-D Por cierto, me ha encantado el artículo. Saludos,

    Ferran

  3. #3

    J-Carlos

    Coincido con Obiwan Ferran, con lo que te debes gastar en lotería, el día que te toque casi te puedes comprar la bodega Vega Sicilia

  4. #4

    alvaro-sg

    en respuesta a Álvaro Cerrada
    Ver mensaje de Álvaro Cerrada

    Gracias a ti Alvaro, y alabo el gusto de no jugar a la lotería.

  5. #5

    alvaro-sg

    en respuesta a Obiwan Ferran
    Ver mensaje de Obiwan Ferran

    Muchas gracias, me alegro que te haya gustado, simplemente me vi en la necesidad de contar lo que había disfrutado del momento "Unico".

  6. #6

    alvaro-sg

    en respuesta a J-Carlos
    Ver mensaje de J-Carlos

    Tienes razón, mira que me jode, cuando además no soy nada aficionado a lotería, primitiva, ... no tengo de idea de esos juegos de azahar y nos los practico en todo el año, pero con la lotería de navidad no me queda más remedio de momento que comulgar por la afición del entorno que te lleva a intercambiar. Eso me pasa por tener tantas cuadrillas. Un año habrá que dar el salto y fundirme la pasta exclusivamente en vinos, y buenos eso si.

  7. #7

    J-Carlos

    en respuesta a alvaro-sg
    Ver mensaje de alvaro-sg

    Si te gastas el dinero de la lotería en buen vino, seguro que siempre te toca.

  8. #8

    Aguilareño

    Esto me recuerda al capón que hemos cocinado mi suegra y yo para la comida de Navidad. La verdad es que es un plato excelente, lo hicimos asado y relleno con frutos secos, orejones y pasas y un puré de manzana. la verdad es que es un plato excelente... y con un único de compañero no te digo.
    Buen artículo, saludos.

  9. #9

    Pep T.M

    Excelente relato, sí señor, me estoy relamiendo!!!
    Veo que tendré que jugar menos a la loteria y jugar más a tiro seguro. No he tenido la suerte aún de probar éste "Unico", sin duda, por lo relatado en tu blog y lo conocido por otros lares, estamos delante de un vino extraordinario!! Ganas tengo ya de probarlo, lástima que no esté al alcance de mi bolsillo ;-)

    A disfrutarlo!

  10. #10

    alvaro-sg

    en respuesta a Pep T.M
    Ver mensaje de Pep T.M

    Muchas gracias Pep por tus palabras. A varias formas de acceder a estos vinos, una es a través de ferias a las asistan bodegas de nivel, que lo cierto y en los tiempos que corren cada vez son más accesibles, otra es adquirir estas botellas con varios amigos, lo que te permite disfrutar de vinos de cierto nivel y compartir los gastos. Y evidentemente hay otra forma es dedicar los ahorrillos que uno tenga en las cosas que realmente te llenan. Un abrazo fuerte.



Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar