Restaurante El Celler del Tossal

27
Datos de El Celler del Tossal (Valencia)
Precio Medio:
38 €
Valoración Media:
8.1 10
Servicio del vino:
8.3 10
Comida:
8.1 10
Entorno:
7.6 10
Calidad-precio:
8.3 10
Fotos:
 
Provincia:
Localidad:
Zona: Ciutat Vella
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Mediterránea
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 18,50 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Domingo, Lunes y Martes (noches)

Teléfono
Restaurante El Celler del Tossal (Valencia) El Celler del Tossal (Valencia) El Celler del Tossal (Valencia) en Valencia Restaurante en Valencia Restaurante El Celler del Tossal (Valencia) El Celler del Tossal (Valencia) El Celler del Tossal (Valencia) en Valencia Restaurante en Valencia Restaurante El Celler del Tossal (Valencia) El Celler del Tossal (Valencia) El Celler del Tossal (Valencia) en Valencia Restaurante en Valencia Restaurante El Celler del Tossal (Valencia) El Celler del Tossal (Valencia) El Celler del Tossal (Valencia) en Valencia Restaurante en Valencia Restaurante El Celler del Tossal (Valencia) El Celler del Tossal (Valencia) El Celler del Tossal (Valencia) en Valencia Restaurante en Valencia Meloso de codornices y acelgas Restaurante El Celler del Tossal (Valencia) Helado de chocolate belga y frutos rojos El Celler del Tossal (Valencia) Cappuccino de lentejas con mostaza. El Celler del Tossal (Valencia) en Valencia Bonito de lonja a la brasa Restaurante en Valencia Panceta ibérica con polenta a la salvia Restaurante El Celler del Tossal (Valencia) Pulpo a la brasa sobre trinchado de patata El Celler del Tossal (Valencia) Crema de garbanzos con foie El Celler del Tossal (Valencia) en Valencia Butifarra sobre berenjena asada Restaurante en Valencia Arroz de codorniz y setas Restaurante El Celler del Tossal (Valencia) Calentito, vino de perillas. El Celler del Tossal (Valencia) Pulpo con patatas exquisito. El Celler del Tossal (Valencia) en Valencia Plato de altura. Restaurante en Valencia Arroz de sepia, gambas. Restaurante El Celler del Tossal (Valencia) arroz de codorniz El Celler del Tossal (Valencia) Vino San Martín Os Pasás. El Celler del Tossal (Valencia) en Valencia Restaurante en Valencia Rape a la brasa con trinxat Restaurante El Celler del Tossal (Valencia) Crema de legumbres con ibérico El Celler del Tossal (Valencia) Poula vino de pueblo

Descripción
Menús
Ventajas

El Celler del Tossal: pasión por el vino y amor a una cocina de producto. 

Respetando la tradición del Tossal, renombrado establecimiento que ocupaba este mismo emplazamiento en pleno barrio del Carmen, a mediodía ofrecemos menús centrados en el arroz.

Arroz por un lado y brasas por otro. Brasas que aportan ese toque especial a nuestras carnes y pescados provenientes de las lonjas valencianas. Con estas herramientas se ofrecen platos basados en la materia prima y elaborados con el corazón, reservando un tímido guiño a la modernidad. 

Y el tercer pilar de la casa, pero no por ello menos importante, es el vino. Una carta flexible, con presencia de referencias internacionales y una gran presencia de los vinos de la Comunidad Valenciana. 

27

Opiniones de El Celler del Tossal (Valencia)

Añadir valoración
El Celler del Tossal (Valencia)
Servicio del vino: 8.5 10
Comida: 8.5 10
Entorno: 8.5 10
Calidad-Precio: 8.5 10
8.5 10
Paco Higón

Paco Higón 05/04/15 21:58

Fecha de visita*: 30/03/15
Precio por persona: 70.0

Parece un combate de boxeo, y en cierto sentido lo fue, o no, porque con toda su personalidad los vinos de Overnoy se dejaron llevar por la propuesta gastronómica de Luca y su equipo en el Celler del Tossal.

Comenzamos con un Ravioli de guisantes, lardo di Colonnata y caldo de jamón. Cromatismo, sabor y texturas para comenzar a hacer boca.

Los platos fuertes, primero la Navaja, con crema de limón y horchata de chirivía, uno de esos platos que se comen con la mirada, al menos hasta que te lo pones en la boca y vez que lo que la vista prometía queda más que cubierto en boca, SABOR.

Tras el la Raya a baja temperatura, calabaza e hinojo, el plato más tenue de sabor, un plato equilibrado en el que rpima la delicadeza de los sabores y la textura del pescado.

A continuación Sardina a la brasa con all i pebre y emulsión de sus espinas, con un crusioso fondo de patatas que recordaban en cierto sentido a patatitas bravas, intenso sabor del mar pero domado. Muy rico.

El último plato de pescado fue una Merluza al vapor con kimchi y encurtido casero de pepino. De nuevo la apuesta por la moderación, sabores ténues, excelente la textura de la merluza, delicadeza.

Cierra los platos principales el Arroz de pichón de sangre. Aquí en cambio hay un subidón de sabores, impresionante textura, el punto de la carne magnífico y también el del arroz. El plato de la noche.
Concluimos con 2 postres, en primer lugar Coco, piña, galleta de curry, muy rico y Bizcocho de zanahoria, café y cremoso de mascarpone. Una pasada. Excelente postre con una fusión de sabores y texturas de puro lujo.

El Celler del Tossal (Valencia)
Servicio del vino: 10 10
Comida: 8.5 10
Entorno: 8.5 10
Calidad-Precio: 10 10
9.3 10
Silan

Silan 22/03/15 13:37

Fecha de visita*: 17/03/15
Precio por persona: 35.0

La grata sorpresa que nos llevamos en nuestra primera visita, hizo que quisiéramos repetir en cuanto nos fuera posible, y así tener una visión más global a la hora de escribir una reseña. ¿Cómo podíamos haber estado tanto tiempo sin conocer el Celler?

En esta primera visita conocimos a Luca, nos impresionó su carta de vinos y tras pedir una copa de “El Tresillo” empezamos a hablar con él de vinos de Jerez, dadas las buenas reseñas de estos vinos que dispone en su carta. Nos ofreció maridarnos la comida y con el primer plato, unas ostras de Normandía, nos trajo 2 copas de Domaine de Montbourge Cuvée Spéciale, L’Etoile. Nos apasionan los vinos de Jura. Tras este gran comienzo, nos preguntó que qué nos parecía y le dijimos: “nos ponemos en tus manos”…y ya van tres visitas.

Nuestra segunda visita fue una cata de vinos de Envínate, magníficamente maridara por el portento creativo que tiene la cocina de este restaurante. Vinos muy personales, atlánticos, minerales, sin duda exclusivos (sobretodo ahora que Pitu Roca se ha quedado gran parte de la producción). Se acompañaron con magníficos platos, a destacar “la anchoa con torta del casar y carbón de rúcula”, las “manitas de cerdo con helado de wasabi y manzana” y un atrevido y a la vez exquisito “arroz de crestas”. En esta visita tuvimos la suerte de poder conocer en persona a JaviValencia y a Mara. Por fin les pudimos agradecer lo bien que lo hemos pasado gracias a sus útiles opiniones y sus conocimientos compartidos. Encantadores.

Y como no hay dos sin tres, programamos una tercera visita que es la que vamos narrar, si bien se puede resumir, al igual que las 2 previas en cinco letras: Bravo!

Local situado en pleno centro turístico de Valencia, quizás en la calle/plaza más concurrida del mismo. Entrada discreta y elegante. El restaurante está decorado en tonos blancos y crema, con estudiada luz y el contraste de los restos históricos de la muralla de la ciudad, que se ha respetado en el nivel inferior. Todo muy integrado. Mantelería blanca, cómodas sillas, buena cubertería e inmaculadas copas Riedel.

El conjunto es muy acogedor, anticipa la calidad y la calidez de la experiencia.

Fue una comida de amigos donde el menú y el maridaje ofrecido por Luca fue el siguiente:

-Quisquilla hervida. En su punto. Sabrosa. Empezamos de manera fantástica. Y si a eso le unes un Champagne Marie-Courtin Extra Brut Efflorescence, pues parece complicado superar esta entrada. El recorrido de este champagne fue memorable, desde las notas tropicales, al albaricoque, tostados y bollería. Burbuja fina y elegante. Fantástico.
-Ensalada con salazones y espuma de mar. Continuamos con el punto de mar con un plato delicado pero con mucha esencia. El vino para acompañarlo fue un Palais Kesselstatt Riesling 2002. Un vino con sorprendente frescura para su edad, terpénico y con unos hidrocarburos muy presentes. Majestuoso el vino y la combinación. Ya nos estábamos emocionando.
-Huevo a baja temperatura, guiso ibérico y patata chafada. Un plato con una base y sabor tradicional, con una moderna y elegante presentación. Muy, muy sabroso.
-Suquet de Peix. Guiso marinero que requiere de buena materia prima y respeto por la misma en su elaboración. Sin duda así se hizo. Sin palabras. Para maridarlo, Luca nos trajo un Poully-Fuissé de Chateau des Ronters Clos Varambon 2012. Tras abrirse y expresarse, aparecieron elegantes notas minerales, flores blancas, especias y recuerdos amielados. Untuoso y muy largo.
-Arroz con pollo y caracoles. En el Celler del Tossal los arroces se bordan. Este es el tercero que hemos probado, y al igual que los otros dos previos, estaba delicioso. Para acompañarlo, tras poder visitar la bodega de Luca para elegir el vino y siguiendo sus recomendaciones tomamos un Campagnes 2013. Un vino de Corbieres (Languedoc-Roussillon) elaborado por Maxime Magnon exclusivamente con cariñera. Tras las notas lácticas le siguió una fruta roja, madura, que pasaba desde las ciruelas pasas a la picota. Acidez y taninos presentes pero domados, para dar un conjunto muy integrado, sin aristas. Un gran maridaje.
-Tarta Tatin. Francamente buena y francamente bonita. Maridaje final con un Barbeito Reserva (invitación de la casa). Maridaje fabuloso y bien complementado.
Si a todo le esto le sumas un servicio atento, profesional y amable (además de el de Luca), la calidez de la experiencia y la grata compañía, hace que entendamos que sea el gran restaurante que es.
El conocimiento de vinos de Luca es enciclopédico y ofrece como pocos lo hacen, la posibilidad de que el cliente comparta su emoción por los mismos. Sin duda es uno de los restaurantes donde mejor se come y se bebe, de los que gusta recomendar y compartir opiniones. Todo ello hace que la experiencia al visitar el Celler del Tossal sea completa…y con RCP difícil de superar.
Bravo! Y esperamos poder decir que seguro que no hay tres sin cuatro, o cinco, o seis…

El Celler del Tossal (Valencia)
Servicio del vino: 8.5 10
Comida: 8.5 10
Entorno: 8.5 10
Calidad-Precio: 8.5 10
8.5 10
kopicki

kopicki 27/02/15 01:05

Fecha de visita*: 17/01/15
Precio por persona: 35.0

El Celler del Tossal es ya un restaurante consolidado en Valencia. Las últimas visitas con la sala llena así lo atestiguan. Pero no sé porque, siempre había ido a comer su menú de mediodía donde unos notables arroces son los protagonistas. Así que surgió la oportunidad de una cena donde quedar bien y no arriesgar con probaturas y allí que nos plantamos un sábado noche.

Como siempre nos recibió El restaurador Inquieto y de nuevo el local lleno. Incluso en la sala de la muralla se celebraba un evento. Menú noche de precio ajustadísimo a 25e compuesto de un aperitivo, tres entrantes, principal y postre con pan incluido y es que en Valencia queremos saber lo que nos vamos a gastar antes de salir de casa o eso parece a tenor de la moda menú.

Aperitivo

Mejillones al vapor o Ostra fine de claire nº 2: Probamos los 2. Mejillones correctos y una ostra notable.

Entrantes

Sardinas a la brasa con bizcocho de calamar: Comienza la brasa. Ya era hora. Fresquísima sardina acompañada de un bizcocho muy resultón.

Crema de legumbres con ibérico: Con este entrante subimos el nivel. Una finísima crema con un ravioli de ibérico sobresaliente.

Lardo de colonnata en coca de cebolla y aceite: Aquí habrá que explicar: El lardo es un tipo de salchicha que se elabora curando durante meses tiras de manteca de cerdo con romero y otras especias en cuencos hechos de mármol de Carrara: Colonnata pertenece a la ciudad de Carrara. Wikipedia dixit. La combinación con una lograda coca de cebolla y aceite muy acertada. Para comerse unas cuantas.

Principal

Rape a la brasa con trinxat: De nuevo la brasa sobresaliente. Un principal de entidad para rematar la cena. Pocos locales te ofrecen este pescado dentro de un menú.

Postre

Nuestro arroz con leche con frambuesa: Discrepancias. A mí me gustó y eso que considero que es en los postres donde su cocina ha de mejorar o yo no he tenido suerte hasta ahora.

El pan ofrecido durante la cena incluido en el menú muy notable. Podrían aprender algunos. Cafés para redondear la cena. El servicio como siempre de nota. Pablo domina la sala como pocos y todos los platos salieron con el tiempo adecuado.


Vinos: Como siempre me pongo en las manos de Luca. En esta ocasión se sacó de la manga un gran blanco La Bégou 2013 y como me quedé con ganas de tomar algo de tinto aún apareció con una copa de una rareza de esas que solo él suele tener: Poula Vino de Pueblo villa de Albares Casa Aurora con un popurrí de uvas imposible de recordar. Con el postre un excelente Madeira Barbeito Boal Reserva.

La conclusión que saco después bastantes visitas y este menú es que emho El Celler es uno de los locales con mejor RCP de Valencia. No es fácil en apenas 2 años consolidar un local de estas características. Y me explico: Aquí hay mesas muy bien vestidas, la separación es la adecuada. Hay coperío de lujo. Carta y precio de vinos excelente y no es pequeño, lo cual tiene sus costes. Y sobre todo una cocina que no engaña a nadie, puede que no arriesguen en sus creaciones pero sabes que vas a comer y beber muy bien y que todo lo que te sirvan está hecho con mimo y será depositado sobre una mantel de calidad y no sobre una mesa desnuda que es lo que se lleva hoy en día. Le subimos la nota.

El Celler del Tossal (Valencia)
Servicio del vino: - 10
Comida: 8.5 10
Entorno: 7 10
Calidad-Precio: 8.5 10
8.0 10
Luisvlc

Luisvlc 10/02/15 09:02

Fecha de visita*: 02/02/15
Precio por persona: 18.5

Hay días que uno no debe plantearse cenar en ningún sitio (típica comida de empresa que acabas a las 20:15) Pues error mío, el acabar cenando en un restaurante. Ese local fue, el celler del tossal. Desde ese día, tachado de la lista (no por la comida, local ni servicio) Si no porque ese día tenía que haberme ido a la cama. Tras 2 años, encontré el día para visitarlo. Comentarios de blogueros y veremeros, me incitaron a dar esa segunda oportunidad.

Cuando entras, te encuentras con Michele (El tap i altres terres) te alegras y además te da muchísima tranquilidad. La mantelería, cristalería, vajilla y cubertería muy bien, con ese mantel blanco que tanto se está extinguiendo. El único pero, es que no te cambian los cubiertos (vuelvo a repetir único pero)

Pedimos el menú del día (17,5 pan incluido):

-Aperitivo, CREMA DE GUISANTES CON MEJILLON: un chupito para coger temperatura, no estaba nada mal.

ENTRANTES:

-Ensalada de tomate con brócoli y espárragos, un plato muy sencillo que con el toque del brócoli y espárragos hacia muy redondo el plato y no tan frio como podría ser el tomate.
-Roastbeef con manzana y boniato, una mezcla de sabores que hacían ensalzar una carne muy bien presentada, me gustó mucho.

PRINCIPAL:

-Arroz de cigalitas con calabaza, el fruto absorbe la potencia del fondo de pescado y da ese toque dulzón, lo cual hace que sea muy adictivo.

POSTRE:

-Estofado de piña con helado de pistacho y plátano (quien lo pidió le gusto)
-Cuajada de queso con frambuesa ( bastante ligera)

De beber Agua (1€ por comensal)

Conclusión, de vez en cuando hay que dar segundas oportunidades. Siempre y cuando, esta segunda oportunidad sea por algo ajeno al restaurante, jeje.
Un local muy recomendable, volveré otra vez…
La buena noticia, es que un lunes tenia ocupadas casi todas las mesas.

El Celler del Tossal (Valencia)
Servicio del vino: 8.5 10
Comida: 8.5 10
Entorno: 7 10
Calidad-Precio: 8.5 10
8.1 10
Otilio Haro

Otilio Haro 25/11/14 00:29

Fecha de visita*: 20/11/14
Precio por persona: 60.0

Cuando Il Capo te llama es que tiene algo grande preparado. Mis dos últimas visitas han sido de noche motivadas por catas de vino con maridaje. En esta ocasión se trataba de nada más y nada menos que de un "botellón" de Quincha Corral. Si, botellón. Dobles magnum de las añadas 05,06,07,09 y 11. La propuesta era irrechazable.

Con estas actividades nocturnas he descubierto un segundo Celler. Por el día viste tradicional y por la noche se traviste. Tampoco mucho, guarda su estilo, que no es otro que el producto, pero ya viene algo más chulo, como de menú degustación. Al fin y al cabo fue eso.

Antes del combate, presentación de Luca, con su forma tan particular, de él mismo y de Toni Sarrión.
Mientras hablaba, pasaba por detrás de nosotros con la botella en la mano, y de repente me vino a la cabeza la secuencia de Los Intocables de Eliot Ness donde Robert de Niro batea la cabeza a uno de sus incondicionales ¡Glups!

Aperitivo:

Mejillón tigre con salsa de pimiento verde. Finca Calvestra 2013

Individuales:

Fiambre casero con manzana y brioche de pistachos. Quincha Corral 2005

Canelón de pollo de pollo de corral y trufa. Quincha Corral 2011

Risotto de cecila de León con Parmesano. Quincha Corral 2009

Rodaballo con salsa de mantequilla. Quincha Corral 2007

Lomo de ciervo con salsa de setas. Quincha Corral 2006

Postre:

Financier de almendra con calabaza.

---

Acertado el maridaje. Quizá hubiese bailado los dos primeros, dejando el canelón para el 05.

Platos muy buenos, en especial el canelón de pollo trufado, del que hubo un lamento de Luca por lo que le había costado el pollo, y el arroz de cecina. Intensidad de sabor en ambos.
Original la salsa de pimiento verde para el mejillón.
Suavidad y cremosidad de la salsa de mantequilla para el rodaballo en aras de buscarle sitio al vino.
Gelatinoso el fiambre procedente de zonas de la cabeza del cerdo al que pienso que le faltaba crujiente en la capa de arriba.
El lomo de ciervo con gran sabor, terso y tenso por su fibra y debido a su sellado.
Y finalmente un postre con más pena que gloria, muy seco a mi juicio pese a que esté dentro del grupo de los postres "secos".

Juguemos a que tiene que haber un ganador. Pues bien, en el apartado comida me quedo con el canelón, del que diré claramente que supera el tomado no hará mucho en un estrella Michelín. Y en el otro apartado, me quedo con lo completo del Quincha Corral 2009. Un compendio de todo, el más pleno para mi.

Una experiencia magnífica. Difícil para el restaurador, porque en estos casos la atención siempre va para el vino. Es el protagonista, y por lo tanto la gente empieza a "rascar", a cambiar impresiones... Sin embargo, y es información contrastada, la comida estuvo en el caso que nos ocupa a un buen nivel.

Mis felicitaciones y agradecimientos.

El Celler del Tossal (Valencia)
Servicio del vino: 8.5 10
Comida: 8.5 10
Entorno: 8.5 10
Calidad-Precio: 10 10
8.9 10
Carlos Valenciano

Carlos Valenciano 20/09/14 18:50

Fecha de visita*: 15/05/14
Precio por persona: 25.0

Local céntrico, que por su calidad y situación hacen pensar en una cuenta muy abultada. Gracias al completo menú que ofrecen, queda un poco innecesaria la carta, a un precio muy ajustado.

Tanto el servicio de mesa, como la cocina nos parecieron muy profesionales.
El arroz fue lo que más nos gustó y más teniendo en cuenta que era de menú.

Lugar muy recomendable para comer bien en el centro, a buen precio.

El Celler del Tossal (Valencia)
Servicio del vino: 8.5 10
Comida: 8.5 10
Entorno: 8.5 10
Calidad-Precio: 10 10
8.9 10
Otilio Haro

Otilio Haro 19/01/14 00:32

Fecha de visita*: 18/01/14
Precio por persona: 41.0

Y no me extraña. Por eso quisiera empezar por el final, como en esas pelis. Con la reflexión y conclusión en voz alta que le he hecho a Luca cuando nos despedía en la puerta: "No sé cómo no he venido antes, tengo claro que volveré pronto".

Me ha parecido buenísima la experiencia.

Local moderno pero no frío, luminosamente acertado. Destacables los aseos, impolutos, con diseño, y con el trozo de la antigua muralla ante tus ojos mientras... si, son esos segundos de libertad fantaseando con lo incorrecto (sólo apto para gamberros nostálgicos)

Brasas, menú, arroz... ¿qué pido en mi primera vez? La solución estaba clara; Brasas y arroz.

Aperitivo previo de unos generosos mejillones al vapor con un caldito sentido de limón. No sólo fueron generosos los mejillones, porque tratándose de un aperitivo NO cobrado me pareció importante la cantidad. Declaración de intenciones.

Bonito a la brasa con berenjena y miso. Bueno, quietos aquí, porque yo creía que la cosa era tal y como se sacó y en la cuenta me percaté que fueron dos medias raciones. Todos sabemos que siempre sale ganando el comensal cuando se resuelve de esta manera, pues la cantidad es mayor. Bárbaro el detalle, y valga el mismo adjetivo para el sabor y la textura que ofreció este plato. Dos tacos de buen calibre, rojitos por dentro, la berenjena a modo de cama con la salsa de soja y miso, y con trocitos de almendra.

Pulpo a la brasa. El único lunar, pues estaba tirante. Perfecto en cuanto al sabor impregnado de la brasa, pero más bien duro. Servido con un fino puré cuya principal misión creo yo que es sujetarlo al plato y unos gajos de patata que también parecían haber tocado la brasa. Ante la pregunta de si nos había gustado, la observación pertinente, y la explicación que dimos por buena, ya que el plato pese a todo cayó. Sin esperarlo, Luca trajo una pequeña fuente con unos gruesos trozos de un nuevo pulpo, esta vez sólo, para que viéramos que hay veces que es cuestión del producto. Detallazo del ocho.

Cuando hay alguien (algún amiguete) que dice que el arroz no tiene un valor gastronómico alto, le echaría las uñas al cuello. El arroz con gambas y alcachofas sencillamente nos pareció perfecto. Corazón de alcachofa troceado, gamba pelada, puntillas y trocitos de sepia. Caldo trabado de color rojo pleno de potencia y sabor con un punto de cocción del grano ideal, como está mandao. Cazuela sobre la mesa para "tripitir".

Buscábamos un blanco poderoso para todo esto, y aunque ojeé su acertada carta con buena representación de éstos, le pedí ayuda a Luca. Me acojoné cuando me dijo que dicha carta sólo era la punta del iceberg. Sobre la mesa aparecieron cinco o seis botellas que no figuraban en ella con una leve explicación de las mismas. La elección quedaba entre dos vecinos, siendo el portugués Dorado Alvarinho Superior del 2003 el elegido. Si, de ese año. Dudamos inicialmente, aunque hubiera red, pero el vino abandonó su inicial rasgo de evolución y se fue abriendo durante la comida de manera que daba pena acabarlo. Vamos, uno de esos vinos que si no vas de la mano de quien lo conoce no lo elegirías a estas alturas. Soberbio. Copas Riedel para él.

Sin mucho sitio para el postre, compartimos mi mujer y yo un café irlandés hecho eso, postre. Cucharada desde abajo para arrastrar el sabor torrefacto del café. Bueno, nada pesado.

El agua hacía acto presencia en estos momentos, 1/2 litro de Cabreiroá. Otro canto a Galicia.

Dos copitas Schott diseñadas para el dulce irrumpieron en la mesa con un vino distinto en cada una. Cortesía de la casa. Lógicamente no los adivinamos. Un Madeira llamado Barbeita Boal reserva con recuerdo de brandy algo diluído, elegante. Y un seductor, aunque sólo sea por su laca de uñas, Roccolo Grassi del 2005, un Recioto Della Valpolicella.

No hubo cafés, El Carmen respiraba la tranquilidad y cierta bohemia del día y acabamos en una terraza sin más prisa que la de la Ora.

El Celler del Tossal (Valencia)
Servicio del vino: 8.5 10
Comida: 7 10
Entorno: 7 10
Calidad-Precio: 8.5 10
7.8 10
kopicki

kopicki 14/01/14 00:34

Fecha de visita*: 06/01/14
Precio por persona: 27.0

Para celebrar la comida tradicional del día de Reyes elegimos este año el Celler del Tossal del amigo Luca "el restaurador inquieto". Siempre que me toca organizar estos "saraos" no me gusta dejar nada al azar, todo ha de estar planificado (es mi forma de ser). No puedo con las dudas: la hora (que más da..), el número de comensales (aún no lo sabemos...), las dudas (no se si iré...), etc, etc, etc. Por no hablar cuando toca elegir el plato principal: Y yo que me pido??, y sino me gusta??.

Llamarme raro o de otro planeta pero siempre hay personal que no sabe que pedir y solicita consejo a los demás. Nunca está contento con el plato que ha pedido. Siempre se equivocan. Al final me cuesta disfrutar de estas reuniones por la tensión que uno lleva dentro. En fin después de esta perorata vamos con la comida.

El local prácticamente lleno. Nos recibe Luca y nos ubican en la sala de la muralla. Muy espaciosa y al contrario de lo que había leído por ahí no me pareció nada claustrofóbica. Menú del día a 20.50e con iva incluido (como debe ser), agua y pan.

Aperitivo

Crema de Celeri: Muy buena para ir entrando en calor.

Entrantes

Timbal de verduras y bacalao: Buen producto refrescante.

Carrillera ibérica con manzana: Pese a lo manido de este plato la manzana le aportaba un "plus" a una carne en su punto.

Principal

Se podía elegir entre 3 arroces, fideuá y suquet de rape.

Arroz de gambas, sepia y alcachofas: Un arroz con un fondo potente, sabor a mar. Sobresaliente.

Fideuá de Cigalitas: Fideo fino. Nivel

Arroz de codorniz y setas: Si los anteriores estaban buenos, este ganó por goleada. Mucho saber por parte del cocinero en este sabroso y potente plato.

Postres

Estofado de piña y bizcocho con cremoso de chocolate: Correctos. Mejor el primero acompañado de un refrescante helado.

Vinos

Tomamos varias cervezas y tres copas de vino blanco mientras ojeaba la carta. Al final me puse en manos de Luca. Como siempre sorprende. Me presentó en la mesa un vino desconocido para mí.
Viña de Martín Os Pasás. Un Ribeiro espectacular con un alto porcentaje de Treixadura. Un vinazo del que tomamos dos botellas. En Internet su precio está sobre los 15e y por el que nos cobró 21e. Parece una broma verdad??.

Buen y atento servicio como siempre. Todos los comensales contentos y una vez más superada la prueba de Reyes en un local que está consiguiendo en apenas un año ser puntero con sus arroces de mediodía. No es nada fácil con la competencia que hay. Volveré para que Luca me sorprenda con el vino y con esa cocina a la brasa que aún no conozco. Salut¡¡¡

El Celler del Tossal (Valencia)
Servicio del vino: 8.5 10
Comida: 8.5 10
Entorno: 7 10
Calidad-Precio: 8.5 10
8.1 10
JaviValencia

JaviValencia 16/12/13 20:33

Fecha de visita*: 14/12/13
Precio por persona: 29.5

Había "mono" de arroz desde prácticamente incorporarse en la cama. Por la cabeza pasa Ca Pepico, lugar que descartamos al haber estado la noche anterior. Por nuestra cabeza retumba con fuerza El Celler del Tossal y recordamos que le debemos una visita a Luca. Dicho y hecho...

Tenemos suerte de aparcar por una calle adyacente llegando al restaurante a las 14 h, media hora antes de lo previsto. Allí se encuentra Luca, como siempre al pie del cañón. Para nosotros siempre es una alegría verle, lo conozco hace mucho y me parece una persona extremadamente trabajadora y honesta. En sala está Pablo, un gran profesional de esos a los que gusta observar como trata al comensal, siempre con una educación exquisita y una sonrisa de oreja a oreja. Nos ubicamos con los críos en la mesa de la esquina, un lugar con una visión privilegiada y relativamente próximos a la cocina ;-)

Buen entorno, correcta distancia entre mesas, amplio, funcional, buena luz y acústica. Todos los elementos de sobremesa en consonancia.

La carta de vinos es muy interesante, con bastantes referencias y una nutrida selección de vinos por copas que no dejan a nadie indiferente. Los precios son excelentes y el recargo precio tienda es mínimo. Mientras decidimos tomamos sendos Martini.

Nos ponemos a su disposición. Mara y yo nos acoplamos a lo que hay y a los peques les pedimos una arrocito sin nada verde :-O

Aperitivo:

Crema de celeri

Entrantes:

Ensalada de bacalao con verdura asada y vinagreta
Panellet con espinacas y panceta
Croquetas de puchero

Arrocitos:

Arroz de fesols i naps
Paella de pollo (para los crios)

* Recuerdo que en el menú había unos 6 arroces a elegir.

Postre:

Bizcocho de chocolate con helado de avellanas

Bodega:

Eixaders 2008
Suerte del Marqués La Solana 2011
Goliardo Loureiro 2011
Vino de Madeira: Barbeito Malvasía

Un lugar muy adecuado para comer en pareja o con niños, buen producto y bien trabajado, buen manejo de los tiempos y un trato al cliente magnifico. En sitio muy a tener en cuenta.

El Celler del Tossal (Valencia)
Servicio del vino: 8.5 10
Comida: 8.5 10
Entorno: 7 10
Calidad-Precio: 7 10
7.8 10
JoseRuiz

JoseRuiz 31/07/13 16:39

Fecha de visita*: 24/02/13
Precio por persona: 37.27

Los dos pilares básicos en los que se centra su oferta culinaria son el arroz y las brasas. Practican una cocina de mercado mediterránea donde el producto es el verdadero protagonista. A mediodía ofertan un menú a 17.50€, consistente en un aperitivo, dos entrantes, un principal a elegir entre dos propuestas de arroz o una carne o un pescado y un postre. Los fines de semana el precio del menú se incrementa en 3 €. También ofrecen un par de menús más completos a los precios de 24 y 35 €. Evidentemente se puede ordenar a la carta con una oferta no muy amplia, pero sí interesante y de precios comedidos.

La propuesta vinícola, sin ser muy extensa está muy pero que muy bien escogida. Clasificada por tipos y posteriormente por D.O.’s o indicaciones geográficas, con un apartado específico para vinos internacionales. La cristalería de calidad, de la marca Riedel, el vino se sirve a la temperatura adecuada y descansa en armarios climatizadores. El servicio se circunscribe a la presentación, prueba y primer relleno, luego funciona en régimen de autoservicio. El recargo en el precio de los vinos es muy ajustado, una media del 30% sobre el precio de tienda.

Menú propuesto para ese día:

Aperitivo

Crema de céleri y queso Picón, crema de apio con trocitos de pan frito y el queso azul. No la probé por mi intolerancia al queso, pero Ana dijo que estaba muy buena. Excelente forma de entrar en calor.

Entrantes:

Mejillones al curry verde. Bivalvos de buen tamaño con una salsa ligeramente picante, lo justo para darle “ese toque de gracia”

Canelón de carrillera y ceps. Sabroso y bien cocinado.

Principales a escoger:

Arroz de cigalitas con habas y sepia.
Arroz de almejas y gambas.
Arroz de costillas, codorniz y setas.

Como éramos seis pedimos los tres tipos de arroz. Yo probé dos, el de cigalitas con habas y sepia y el de costillas, codorniz y setas. En ambos aprecié un fondo sabroso y consistente, un adecuado punto de cocción del arroz y una materia prima de calidad.

Añadimos fuera del menú dos platos de pulpo a la brasa que venían acompañados con un “trinxat” de col y patata. El pulpo cocido y rematado en la brasa, de una textura perfecta y un sabor ahumado muy rico. Tal vez la ración algo escasa.

Y un plato de atún a la brasa por iniciativa y gentileza de mi amigo y compañero restaurantero Aurelio G-M que también se encontraba comiendo con su familia en el restaurante. Destacable la materia prima, el acertado punto y el sabor ahumado que le trasmite las brasas.

Postre: Sopa de fresas con yogur y mango. Buena presentación y conjunción de sabores. Una manera refrescante de terminar éste contundente ágape.

Para beber, inicialmente cervezas unos y finos para otros (como yo). En la comida empezamos con un Riesling Trocken Dönnhoff 2010, seguido de dos botellas de La Atalaya 2009, un coupage de garnacha tintorera y monastrell de la D.O. Almansa.

Recomendable restaurante en el barrio del Carmen de Valencia donde bordan los arroces y puedes disfrutar de varias propuestas cocinadas a la brasa. Todo ello acompañado de una buena carta de vinos, a precios ajustados.

Post completo ilustrado con fotos en: http://www.vinowine.es/restaurantes/arroz-y-brasas.html

Este sitio web usa cookies propias o de terceros para analizar la navegación del usuario. En caso de seguir navegando se entiende que acepta la política de cookies.
Aceptar