Ver más restaurantes en Madrid

Andaluza   7

Argentina   7

Asador   6

Asiática   25

Asturiana   11

Castellana   10

Catalana   3

China   5

Coreana   2

Creativa - de Autor   52

De mercado   132

Francesa   10

Gallega   22

Hindú   3

Italiana   18

Japonesa   27

Libanesa   1

Madrileña   13

Manchega   5

Marisquería   3

Marroquí   1

Mediterránea   37

Mexicana   6

Navarra   6

Tailandesa   3

Tradicional   68

Valenciana   6

Vasca   24

Vegetariana   2

Vietnamita   3

Novedades de Verema

Experiencia Verema Barcelona 2014, 10 noviembre 2014

El lunes 10 de noviembre de 2014 se celebrará la segunda Experiencia Verema Barcelona 2014 en el espectacular Museu Marítim de Barcelona. ¡Ya puedes apuntarte! ¿Te lo vas a perder?

Nueva selección del Club de Vinos Verema de octubre 2014

Te presentamos la nueva selección de vinos del Club Verema para este mes de octubre. Es septiembre, las vacaciones se han acabado y queremos envinarte la rutina. Los 6 vinos son...

Oferta de empleo: Responsable Comercial de Verema para Rioja, Navarra, País Vasco y Aragón

Si resides en La Rioja o territorio cercano y tienes orientación comercial esta oferta te puede interesar.

  

Restaurante La Huerta de Casa Ricardo

1
Datos de La Huerta de Casa Ricardo (Madrid)
Precio Medio:
52 €
Valoración Media:
6.0 10
Servicio del vino:
7.0 10
Comida:
8.5 10
Entorno:
4.0 10
Calidad-precio:
5.0 10
Fotos:
 
Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Catalana
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 52,75 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono

Restaurante La Huerta de Casa Ricardo (Madrid) El cuarto trasero del conejo a la parrilla La Huerta de Casa Ricardo (Madrid) Voilà el muy buen cava

1

Opiniones de La Huerta de Casa Ricardo (Madrid)

Añadir valoración
La Huerta de Casa Ricardo (Madrid)
Servicio del vino: 7 10
Comida: 8.5 10
Entorno: 4 10
Calidad-Precio: 5 10
6.0 10
Micky Mouse

Micky Mouse 22/11/13 21:37

Fecha de visita*: 22/11/13
Precio por persona: 52.75

Animados por la propaganda que se hace en la prensa de Madrid, y sin otra referencia, nos encaminamos dos amigos a dar buena cuenta de unos calçots, ya que la temporada está empezando. Se trata de los antiguos propietarios de la Huerta de Lleida por si algún veremero conoció esta casa. El local dispone de una barra concurrida de parroquianos o donde esperar las mesas, y lo importante es que pasas a un comedor no muy grande (yo diría que abigarrado de mesas) con zócalo de azulejos pequeños antiguos que le dan sabor de taberna y buena iluminación artificial. Cuando pasas al restaurante detectas que la impresión que produce la barra engaña, porque la cocina es algo serio y los detalles se notan. En las mesas una botella de aceite arbequina (las mismas aceitunas que te ofrecen de aperitivo en las mesas) del que recuerdo su procedencia catalana, pero lamento haber olvidado el nombre. Rápidamente nos ofrecen unas cervezas pero preferimos pasar al cava, del que nos recomienda el maître con muy criterio un Mascaró Nigrum (16,50 €) sencillamente extraordinario, ya que tiene otras opciones en carta (extensa para las prestaciones del local) que nos dice son de sabor más intenso. Éste, perfecto de temperatura, y servido puntualmente en las copas tipo tulipa, más afrutado y ligero. Un pan (1,50 €) que no catamos pero con buena pinta se nos coloca en la mesa para el aceite. Como el antojo de calçots es grande, y tras revestirnos con los protectores baberos, no nos satisfacemos con las dos primeras tejas y pedimos una tercera (para lo que nos ofrecen más salsa romescu). 16 € por ración tienen la culpa. Los encontramos perfectos de punto, un punto calientes en exceso, y lo que sí advertimos es que hay bastante diversidad de calibres en el producto. La salsa no enamora (quizás algo "triste" ya que la guindilla no se aprecia)aunque sí se nota perfectamente la almendra picada. Continuamos con un más que correcto conejo a la parrilla (ver foto) un pelo pasado de sal para los que acostumbramos a vigilar la tensión, pero perfecto de sabor y punto (ver foto). Al modo de los corderos sirven un trasero y un costillar (quizás deberían haber peguntado antes las preferencias). El al-i-oli tiene pinta de ser casero y marida perfectamente. Se sirve con unas muy buenas patatas fritas. Ración generosa (12 €). Rematamos con una crema catalana y melón (5 y 4 €) y dos cafés muy bien hechos (1,60 €), cortos como habíamos pedido, y acompañados de una pequeña galletita de chocolate, muy al gusto catalán. Nos ofrecen un chupito, pero lo dejamos a la deuda de la casa de la próxima visita, ya que en la carta hay otras sugerencias atractivas como los caracoles a la llauna que toman con apetito los de la mesa vecina, la butifarra con monchetas, las piezas de alcachofa asadas a la parrilla de leña, el tomate con anchoa de La Escala, las setas frescas, la escalibada de hortalizas asadas, la exqueixada de bacalao, el xato de bonito, bacalao, anchoa y romesco, o las monchetas con butifarra son llamadas al pecado que hay que probar. Para otras opciones de no carta, se ofrece (según hemos visto en una pizarra en la calle) un menú a 25 € con calçots, parrillada de carne e imagino que crema catalana o así, pero mejor preguntar si también la bebida está incluida, etc.

Verema.com utiliza cookies propias y de terceros, con ellas obtenemos información sobre tus pautas de navegación y así podemos ofrecerte una mejor experiencia de uso y servicio mostrándote información relacionada con tus preferencias e intereses. Si continúas navegando aceptas nuestra política de cookies.