Paisaje del Viñedo: Patrimonio y Recurso (VII)

Autor: Luis Vicente Elias ( 30 de Enero de 2009 )
Tema: Reflexiones, Técnicos

EL PAISAJE DEL VIÑEDO COMO RECURSO

Si en el comienzo de este trabajo hemos hablado de que el turismo del vino forma parte del turismo rural, tendremos que explicar qué entendemos por mundo rural con una simple descripción que va a contrastar con el largo listado de características que distinguían hace unos años a este espacio del medio urbano, en aquellos tiempos tan alejado.

Es evidente que el mundo mediterráneo puede distinguir y separar lo que es el mundo rural del mundo urbano, pero conforme el tiempo va discurriendo las características que definían a cada uno de esos territorios, van cambiando.

Debemos referirnos a esta distinción ya que el paisaje del viñedo se desarrolla mayoritariamente en espacios rurales, aunque existan algunas manifestaciones muy curiosas de viñedos urbanos.

Hasta hace unos años cuando los antropólogos trataban de definir el territorio rural dentro de la sociedad tradicional, le otorgaban unas características, que al día de hoy se han modificado e incluso han desaparecido.

De una sociedad rural se decía que se encontraba en espacios dedicados al sector primario, generalmente a la agricultura, la ganadería o a la actividad forestal o pesquera.

Dadas estas características disponía de una fácil delimitación espacial, en la que se localizaba el espacio habitacional y  próximo, el  dedicado a las explotaciones.

Sus habitantes estaban vinculados por nacimiento y por relaciones de familia al lugar, y las estructuras de parentesco tenían una gran importancia. Lo mismo podríamos decir de los grupos de edad, genero y estado.

Como la dedicación primordial era la actividad en el sector primario, los medios tecnológicos eran muy reducidos, y generalmente escasamente evolucionados.

La importancia de la tradición y de la autoridad basada en la edad, estaba en relación con la pervivencia de los valores religiosos, y esto traía consigo una similitud en los criterios ideológicos, muy enfrentados además con la innovación.

Por último en la sociedades tradicionales situadas en el entorno rural se observaba una interacción entre muchos de los aspectos que hemos señalado y así el calendario religioso se vincula con el de las actividades del sector primario y estas con las fiestas, a su vez relacionada con la alimentación , y así la mayor parte de las facetas están interrelaccionadas, como también lo estaban las personas.

Esta importante área en el pasado, en los últimos años se ha ido transformado y la Europa rural de hoy en día poco tiene que ver con las características que hemos descrito, aunque en algunos aspectos haya cierta continuidad. Podemos decir que hoy, gran parte del mundo rural europeo conserva actividades relacionadas con el sector primario pero otras vinculadas con el ocio, el medio ambiente o el turismo están ocupando aquellos espacios y actividades relacionadas con la agricultura.

Ese sector rural sí que ha conservado un patrimonio cultural y etnográfico, que hoy se considera un valor por las sociedades urbanas y genera un flujo económico que bien encauzado puede ser una fuente económica importante.

Dentro de este conjunto es en el que tenemos que incluir al paisaje como un recurso más dentro del mundo rural y en nuestro caso, nos tenemos que referir al paisaje del viñedo.

En la actualidad, como ya hemos dicho, el recurso principal dentro del turismo del vino es la visita a la bodega, pero en las encuestas nos aparece el conocimiento del viñedo como una de las intenciones de los clientes de este tipo de turismo. Dentro de esta pretensión de conocer las variedades de uva, los tipos de plantación , las tareas del calendario anual, y el conjunto del proceso agrícola, podemos incluir el conocimiento global del territorio y de las actividades vitivinícolas que en él se desarrollan.

Vamos a poner algunos ejemplos de aprovechamiento del paisaje como recurso dentro del turismo del vino, tomando actividades se está desarrollando actualmente en España.

Recorridos por el viñedo, actividad de senderismo o Bicicleta todo Terreno por zonas de Rioja. Se recorren zonas de alto valor paisajístico, y en el itinerario se incluyen visitas a yacimientos arqueológicos, como dólmenes, menhires, lagares rupestres, manifestaciones de arte románico, conocimiento de la arquitectura tradicional de la zona; en definitiva es una forma de conocer el territorio y su historia a través del paisaje del viñedo.

Conocemos una variante de esta propuesta con recorridos a caballo por los viñedos, pero realizando itinerarios similares.

Participación en las actividades anuales.  Se realizan esta actividad desde un hotel situado en una importante zona vitivinícola. Se admiten personas que quieren realizar esta actividad en tres momentos del ciclo anual de la viña. Comienza en la época invernal con la labor de la poda y se conoce el territorio en el momento en que no existe vegetación, las viñas están desprovistas de hoja y el paisaje tiene una cierta peculiaridad. La tarea se desarrolla, después de un cursillo en el que se informa de la importancia de la poda en  los frutales, las variantes de la poda y los reglamentos que se deben cumplir en algunas zonas. Posteriormente se continua con la tarea de la poda acompañados de un experto profesional que va orientando a los participantes.

En época de primavera se puede practicar la espergura y el desniete, dos operaciones poco conocidas por el aficionado a la cultura del vino, y que se pueden practicar en un momento en el que la cepa ya posee una importante cantidad de vegetación, y el paisaje sin contrastes del invierno, se vuelve verde en esta época.

La tercera actividad está relacionada con la vendimia y es la más frecuentada, ya que además de los agradecidos trabajos de la recogida de la uva, se puede conocer el proceso de la vinificación. También en esa época del año el paisaje del viñedo, y las condiciones medioambientales son espléndidas.

Este conjunto de actividades permite conocer un territorio y sus actividades y disfrutar de la observación y el conocimiento del paisaje de cada territorio.

Podemos describir otra actividad original para el conocimiento de un paisaje del viñedo, que se basa en la compra de un número de cepas y que tu como propietario puedes ir cuidando hasta recoger su fruto, y con él la empresa gestora del proyecto hará un vino que te ofrecerá, una vez elaborado. La fórmula permite poseer un territorio de viñedo, que tu aprovechas por un determinado periodo.

Las fórmulas podrían continuar con iniciativas de recorrer los viñedos en globo o en planeador, y en cualquier caso son actividades de ocio que se desarrollan en el paisaje del viñedo.

Lo que pretendemos manifestar con estos sencillos ejemplos es que el paisaje puede contribuir a varios aspectos positivos de cara al desarrollo de un territorio. En primer lugar el hecho de que se tenga en cuenta y se considere al paisaje como un valor regional, hará que tanto las autoridades, como los propietarios y los propios visitantes, lo respeten y traten de protegerlo.

Por otra parte, su aprovechamiento como recurso turístico puede generar recursos en la zona y crear empleo a partir de empresas que creen actividades a su alrededor. De la mayor o menor calidad del territorio dependerá el número de visitantes y el interés de los viajeros en conocerlo y disfrutarlo, por lo que su protección es fundamental.

Hay un aspecto educacional que el conocimiento del paisaje puede proporcionar, a los jóvenes y a los escolares, por ese valor de información global y diacrónica que el paisaje posee. Por esta razón es un complemento ideal para el conocimiento de una región, en cuanto en el reúne al territorio con su historia a través de las actividades humanas,

De estos valores que el paisaje posee ya se han dado cuenta algunas regiones vitivinícolas, que están comenzando a investigar ese aspecto territorial de cara a protegerlo y reglamentar su uso.

Este puede ser caso de la región vitivinícola del Penedés, donde se acaba de realizar el I Congreso de Arte y Paisaje Vitícola , celebrado en Lavern (Subirats) y donde ya hace años se realizó un Atlas del Paisaje de la viña. (1)

Es preciso la investigación previa para posteriormente desarrollar el aprovechamiento y la protección, y este trabajo desea animar a los organismos universitarios a crear equipos pluridisciplinares que realicen ese trabajo.

PAISAJE DEL VIÑEDO Y RUTAS TURÍSTICAS

Se considera una Ruta Turística a aquel itinerario que une varios centros turísticos o que enlaza diversos recursos. La Ruta Turística está orientada a facilitar servicios en una zona aprovechando una serie de recursos.

A lo largo del tiempo y según los atractivos existentes en cada territorio y también teniendo en cuenta las apetencias de la demanda, se han ido creando las diferentes rutas.

En otros casos la propia administración turística ha diseñado y creado estas rutas, dedicadas a promocionar pasillos o corredores que han aprovechado diversos recursos.

Se trata por lo tanto de unir atractivos y ofertarlos convenientemente adecuados, para que la demanda pueda permanecer más tiempo en una región en conjunto, que si solamente se visitaba un atractivo.

En la ruta se suma el territorio o la sucesión de estos, a los atractivos que unidos de manera temática, pero a lo largo del espacio, se ofertan de forma ordenada.

Está claro que en este concepto se unen el territorio con los recursos, como una oferta única, por lo que tiene un soporte espacial con particular relación con el paisaje. En esta propuesta las actividades a desarrollar relacionadas con el paisaje  han de estar organizadas y programadas.

 Debe haber una propuesta elaborada, bien sea por la administración turística, o por una entidad privada.

Además el concepto de ruta turística  tiene una validez casi mundial, ya que encontramos rutas de este tipo en todos los destinos turísticos.

En nuestro tema concreto en algunas regiones vitivinícolas se han organizado desde hace años rutas del vino que en principio ofertaban el acercamiento al recurso estrella del programa: la visita a las bodegas.

En Europa, Italia es la nación que tiene la red más completa de rutas del vino y es este país el que intenta que exista una normativa europea que regule esta actividad. En España han sido muy diversas las iniciativas a este respecto.

Podemos hablar de las existentes en La Rioja desde hace muchos años y que se consolidan cuando la administración turística provincial realiza unos folletos con mapas para recorrer estos lugares en los que había bodegas, aunque no existía entonces una infraestructura para estas visitas, ni una organización en las propias bodegas.

Simplemente se unían sobre un mapa los lugares en los que existían bodegas en esa tierra, sin ofrecer ninguna infraestructura específica para esa actividad.

Veamos a través de la definición algunas de las características de estas Rutas del Vino. La forma más simple de definición es “la de un recorrido por un territorio vitivinícola”, pero aquí no nos aparecen las características primordiales de las rutas.

Ofrecemos la definición que cita la legislación italiana y que hace especial hincapié en la señalización, tema que todavía hoy no hemos resuelto en muchas D.O. españolas. Las Rutas del Vino son “los recorridos señalados y publicitados con paneles especiales en los cuales se insiste en los valores naturales, culturales, medioambientales, viñedos y bodegas, explotaciones agrícolas individuales o cooperativas abiertas al público; estos constituyen el instrumento con el cual los territorios vitícolas y sus producciones relacionadas pueden ser divulgados, comercializados y disfrutados en forma de oferta turística”.(2)

Nos interesa especialmente esta descripción ya que en Italia los aspectos del turismo del vino, como los del turismo rural están dirigidos y orientados por los organismos del Ministerio de Agricultura, con lo que la orientación de todos los programas hacia el desarrollo rural es evidente.

Ofrecemos otra visión teniendo en cuenta que en la actualidad las Rutas del Vino en España, están normalizadas dentro  de un programa específico financiado por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, y la mejor opción es conocer la definición que esta institución propone.

“El concepto de ruta del vino consiste en constituir en determinados destinos rurales con orientación clara hacia el turismo cultural y rural un producto integrado basado en las actividades vitícolas, gastronómicas y culturales, acompañado por una amplia oferta de alojamiento con servicios relacionados con dicha actividad (enotecas, vinotecas, museos del vino, mueblerías especializadas)así como de una amplia oferta de actividades complementarias, como golf, hípica, oferta comercial, restaurantes, oferta nocturna”(3)

En teoría, se trata de reunir todos los posibles recursos que alrededor del vino existen en cada región y tratar de ofertar un producto a los visitantes aficionados a los temas enológicos, una propuesta interesante es la realizada en Argentina, ya que  a una ruta del vino pueden asociarse otras rutas por ejemplo las de carácter gastronómico. La definición argentina de esta ruta es “la de un itinerario que permite reconocer y disfrutar de forma organizada el proceso productivo agropecuario, industrial y la degustación de la cocina regional, expresiones de la identidad cultural argentina".(4)

En este mismo país se ha realizado la propuesta: “Los Caminos del Vino: Una opción para valorar el territorio y su cultura”, que propone un recorrido por las zonas de viñedo y las bodegas de la región vitivinícola de Mendoza. Esta sugerencia forma parte de un interesante trabajo más amplio sobre la región, que pese a su interés es escasamente conocido.(5)

Lamentablemente la mayor parte de las rutas del vino se centran en las visitas a las bodegas, como único y casi exclusivo recurso. Lo que intentamos con esta idea es incluir más observación del paisaje del viñedo dentro de las propuestas incluidas en la Rutas, ya que como lo venimos repitiendo hay interés por parte de la demanda en conocer el paisaje pero no está nada claro como poder hacerlo.

En España cada Denominación de Origen ha ido elaborando sus rutas del vino, pero a partir de la creación en 1994 de la Asociación de Ciudades del Vino ( ACEVIN) se ha tratado de realizar una propuesta de ámbito nacional. Pero ha sido a desde la creación de unas rutas piloto que se ha desarrollado de forma general esa propuesta.

La primeras rutas del vino existentes en España, ya con la intervención del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio han sido las de: Rías Bajas, Penedés, Mancha-Valdepeñas, Jumilla,  y Utiel –Requena. Estas Rutas ya están diseñadas y certificadas por el Ministerio y se ofertan a los visitantes.

En proceso de diseño están las de Montilla, Icod de los Vinos, Jerez, Ribera, Rioja y Somontano; y para un futuro próximo se pretenden constituir rutas en las Denominaciones de Bullas, Ribeiro, Condado de Huelva y Navarra.


(1) Dra. Rosa Asco. Departamento de Geografía de la Universidad Autonoma de Barcelona
Atlas del paisaje de la viña. El paisaje vitivinícola del Penedés. Ver en Fundación Abertis
También: Jaume Busquets. Una propuesta orientada a la elaboración de un Plan de Gestión del Paisaje de la Viña.
Y presentación de las Fichas de buenas prácticas en el Paisaje del Viñedo.

(2) Les routes du vin dans le monde a 30/IV/2002, en www.arev.org

(3) Ministerio de Industria, Turismo y Comercio. Secretaría General de Turismo
Subdirección General de Calidad e Innovación Turística

(4) Barrera, Ernesto
Las Rutas Gastronómicas. Una estrategia de desarrollo rural integrado.
IV Seminario Internacional de Turismo rural del Cono Sur. Santiago de Chile, 1999. Pg.7

(5) García de Martín Griselda y Gutierres de Manchón, Mª Josefina
Atlas del Potencial Vitivinícola de Mendoza
Facultad de Geografía Universidad de Cuyo. Mendoza, varias fechas.
Y Prieto de Álvarez, Estela y Cepparo de Grosso, Mª Eugenia.  Los Caminos del Vino. Bodegas de Argentina.

La bodega y el viñedo como recurso turístico

La bodega y el viñedo como recurso turístico

Pulsar para ampliar

El viñedo es parte del paisaje rural

El viñedo es parte del paisaje rural

Pulsar para ampliar

El entorno del viñedo como escenario de actividades al aire libre

El entorno del viñedo como escenario de actividades al aire libre

Pulsar para ampliar

Copyright © Luis Vicente Elías

Artículos relacionados

Paisaje del Viñedo: Patrimonio y Recurso (I)
Paisaje del Viñedo: Patrimonio y Recurso (II)
Paisaje del Viñedo: Patrimonio y Recurso (III)
Paisaje del Viñedo: Patrimonio y Recurso (IV)
Paisaje del Viñedo: Patrimonio y Recurso (V)
Paisaje del Viñedo: Patrimonio y Recurso (VI)
Añadir comentario
0
Comentarios


Este sitio web usa cookies propias o de terceros para analizar la navegación del usuario. En caso de seguir navegando se entiende que acepta la política de cookies.
Aceptar